Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Contextualismo funcional


Referencia: en.Wikipedia.org .
“Functional contextualism”
(Propuesta de traducción al español de la entrada en la Wikipedia inglesa)
********************************
El contextualismo funcional es una moderna filosofía de la ciencia enraizada en el pragmatismo filosófico y el contextualismo. Se ve desarrollada de forma más activa en las ciencias del comportamiento, en general, y en el campo de análisis de la conducta en particular. El contextualismo funcional sirve de base para la teoría del lenguaje conocida como teoría de los marcos relacionales [1] y su aplicación más destacada, la terapia de aceptación y el compromiso. [2] Se puede considerar como una extensión o interpretación contextualista del conductismo radical de B. F. Skinner, y hace hincapié en la importancia de predecir e influir en los acontecimientos psicológicos (incluyendo los pensamientos, sentimientos y comportamientos), centrándose en las variables manipulables en su contexto.

Contextualismo

El contextualismo funcional surge de la perspectiva del contextualismo descrita por el filósofo Stephen C. Pepper, en su libro World Hypotheses: A Study in Evidence” (Hipótesis Global:. Un estudio de la evidencia). [3] En este trabajo, Pepper observó que los sistemas filosóficos tienden a agruparse en torno a unas cuantas "hipótesis globales" o "visiones del mundo". Cada visión del mundo se caracteriza por una distintiva y subyacente metáfora raíz y un criterio de verdad. Las metáforas raíz están basadas en un aparentemente bien entendido sentido común, objetos e ideas cotidianas, y sirven como analogía básica por la cual un analista intenta comprender el mundo. La metáfora raíz de una visión del mundo se corresponde aproximadamente con sus supuestos ontológicos, o puntos de vista sobre la naturaleza del ser o la existencia (por ejemplo, si el universo es determinista o no). Los criterios de verdad están inextricablemente vinculados a sus metáforas raíz, y proporcionan los fundamentos que permiten evaluar la validez de los análisis. El criterio de verdad de una visión del mundo se corresponde aproximadamente con sus supuestos epistemológicos, o puntos de vista sobre la naturaleza del conocimiento y de verdad (por ejemplo, si se ha descubierto o construido).

La metáfora raíz del contextualismo es un "acto de contexto", mediante el cual, cualquier evento se interpreta como un acto continuo e inseparable de su contexto actual e histórico. El criterio de verdad del contextualismo es a menudo denominado "trabajo exitoso", por el que la verdad y el significado de una idea reside en su función o utilidad, no en lo bien que se haya dicho que refleja la realidad. En el contextualismo, se dice que un análisis es verdadero o válido en la medida que conduce a una acción efectiva o al logro de algún objetivo. Contextualismo es el término de Pepper para el pragmatismo filosófico desarrollado por Charles Sanders Peirce, William James, John Dewey, y otros.

Variedades de contextualismo

Los objetivos analíticos son de vital importancia para una visión del mundo contextualista. Esto se debe a que las herramientas de análisis del contextualismo —su metáfora raíz y su criterio de verdad—, dependen de la finalidad del análisis, y no se pueden aplicar de manera efectiva sin una meta analítica claramente especificada. El criterio de verdad pragmática de "trabajo exitoso" deja de tener sentido en un análisis sin un objetivo explícito, porque el "éxito" sólo puede medirse en relación con el logro de algún objetivo. [4]

Del mismo modo, la metáfora raíz del "actuar de contexto" pierde su sentido en un análisis sin un objetivo explícito, ya que no habría ninguna base sobre la cual restringir el análisis a un subconjunto de la extensión infinita del contexto histórico y ambiental del acto . [5] Sin una meta clara analítica, el contextualista podría analizar un contexto sin fin en un acto a perpetuidad, sin lograr saber cuándo el análisis se ha completado o cuándo es lo suficientemente bueno como para ser considerado "verdadero" o "útil". Es muy difícil para un contextualista, que no tenga un objetivo explícito, poder construir o compartir conocimientos.

Los contextualistas pueden, y de hecho lo hacen, adoptar diferentes objetivos analíticos, y las muy distintas variedades de contextualismo pueden distinguirse por sus objetivos [6]. Sobre la base de sus objetivos analíticos generales, las teorías contextualistas se pueden dividir en dos categorías generales: "contextualismo descriptivo" y "contextualismo funcional".

Contextualismo descriptivo

Los contextualistas descriptivos buscan comprender la complejidad y la riqueza de todo un evento a través de la apreciación personal y estética de los participantes y sus características. Este enfoque revela una fuerte adhesión a la metáfora raíz del contextualismo y se puede comparar a la empresa de la historia, en la que las historias del pasado van siendo construidas intentando comprender los acontecimientos enteros. El conocimiento construido por el contextualista descriptivo es personal, efímero, específico y espacio-temporalmente restringido. [7] Como en una narrativa histórica, este conocimiento refleja una comprensión personal profunda de un evento en particular que se ha producido (o que se está produciendo) a un tiempo y lugar determinado. La mayoría de las formas de contextualismo, incluyendo el construccionismo social, la dramaturgia, la hermenéutica y los enfoques narrativos, son instancias del contextualismo descriptivo.

Contextualismo funcional

Los contextualistas funcionales, por otra parte, buscan el poder predecir e influir en los eventos usando conceptos y reglas empíricas. Este enfoque revela una fuerte adhesión al criterio de la verdad extremadamente práctico del contextualismo, y es posible compararlo a la empresa de la ciencia o la ingeniería, donde se utilizan las reglas y principios generales para predecir e influir en los acontecimientos. Las reglas y teorías que no contribuyen a la consecución de sus objetivos prácticos son ignorados o rechazados. El conocimiento construido por el contextualista funcional es general, abstracto y espaciotemporalmente sin restricciones. [8] Como un principio científico, donde el conocimiento es probable que pueda ser aplicable a todos (o muchos) eventos similares, sin importar tiempo ni lugar.

*******************
--Imagen: funcionando sobre la marcha. imagen anónima.
-- Referencias:
1. Hayes, S.C.; Barnes-Holmes, D. & Roche, B. (Eds.). (2001). Relational Frame Theory: A Post-Skinnerian account of human language and cognition. New York: Plenum Press.
2. Hayes, S.C.; Strosahl, K. & Wilson, K.G. (1999). Acceptance and Commitment Therapy: An experiential approach to behavior change. New York: Guilford Press.
3. Pepper, S.C. (1942). World hypotheses: A study in evidence. Berkeley, CA: University of California Press.
4. Dewey, J. (1953). Essays in experimental logic. New York: Dover (Original work published 1916)
5. Gifford, E.V. & Hayes, S.C. (1999). Functional contextualism: A pragmatic philosophy for behavioral science. In W. O'Donohue & R. Kitchener (Eds.), Handbook of behaviorism (pp. 285–327). San Diego: Academic Press.
6. Hayes, S.C. (1993). Analytic goals and the varieties of scientific contextualism. In S.C. Hayes, L.J. Hayes, H.W. Reese & T.R. Sarbin (Eds.), Varieties of scientific contextualism (pp. 11–27). Reno, NV: Context Press.
7. Morris, E.K. (1993). Contextualism, historiography, and the history of behavior analysis. In S.C. Hayes, L.J. Hayes, H.W. Reese & T.R. Sarbin (Eds.), Varieties of scientific contextualism (pp. 137-165). Reno, NV: Context Press.
8. Fox, E. J. (2006). Constructing a pragmatic science of learning and instruction with functional contextualism. Educational Technology Research & Development, 54 (1), 5-36.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales