Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La comprensión del habla no es sólo una cuestión de oído

Referencia: Max-Planck-Gesellschaft.de .
por Dr. Mathias Scharinger, 25 de enero 2016
**************************************
Los investigadores descubren cómo el cerebro termina frases. Incluso si sólo escuchamos parte de lo que alguien ha dicho, cuando estamos familiarizados con el contexto nosotros mismos añadimos automáticamente la información que falta. Los investigadores del Instituto Max Planck de estética empírica en Frankfurt y el Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales, en Leipzig, han logrado demostrar cómo lo hacemos. 


En la comunicación diaria es usual que nos concontremos con declaraciones incompletas. Cuando se trata de sonidos individuales y, en ocasiones con palabras enteras, caemos víctimas de la velocidad de pronunciación o la articulación imprecisa. En el lenguaje poético, las omisiones se utilizan como un recurso estilístico o son el resultado necesario de la utilización de un metro regular o sílabas que riman. En ambos casos, nuestra comprensión del contenido hablado se ve sólo ligeramente afectado o, en la mayoría de los casos, en nada nos afecta.

Los resultados de la investigación lingüística anterior sugieren que, el lenguaje es particularmente resistente a omisiones cuando la información lingüística se puede predecir, tanto en términos de su contenido como de su fonética. El final más probable de la frase, "El pescador estaba en Noruega y atrapó un sal..." es la palabra "salmón". Por consiguiente, debido a su previsibilidad, esta palabra del final de frase fin es adaptable a la omisión de sonidos "m" y "ón".

Mathias Scharinger, neurolingüista del Instituto Max Planck de Empirical Aesthetics en Frankfurt, estaba particularmente interesado en la identificación de las regiones del cerebro que facilitan la comprensión de las palabras incompletas en contextos que permiten tales predicciones. Junto con sus colegas del Instituto Max Planck de Ciencias Cognitivas y Cerebrales y de las Universidades de Chemnitz y Lübeck, Scharinger hicieron que los sujetos del test escucharan la presentación de unas frases donde la última palabra se podía predecir e incluía un fragmento de palabra con las consonantes finales omitidos (p.ej., "sal..."). Los sujetos del test también escucharon oraciones completas, así como frases en las que no era posible deducir la última palabra por el contexto, por ejemplo: "En ese momento él no pensaba en absoluto en el salmón". Escucharon la presentación, mientras que los sujetos del test yacían en un escáner de resonancia magnética que registraba la actividad neuronal del cerebro.

Los resultados del estudio muestran que una región del cerebro, la circunvolución angular izquierda, responde de manera especial a la presentación de las palabras predecibles incompletas. Esta estructura del lóbulo parietal del cerebro humano apoya la interpretación de oraciones significativas, y se considera una importante sub-área de la red de lenguaje neuronal. El patrón de interacción se caracteriza por el hecho de que su respuesta a las palabras incompletas no difiría de la respuesta para completar palabras, si se incrementaba el contexto que facilitaba la predicción. No obstante, cuando no era posible predecir la última palabra de la oración, la circunvalación angular reaccionaba más fuertemente a las palabras incompletas que a las completas, por lo tanto, presumiblemente registraba la omisión de las consonantes de la palabra "salmón".

Los investigadores, encabezados por Mathias Scharinger, interpretaron este patrón de interacción como prueba de que, primero, la comprensión del lenguaje incompleto se beneficia desde contextos que permiten la predicción y, en segundo lugar, este beneficio se apoya en la circunvolución angular en particular. Por lo tanto, esta región del cerebro parece permitir la integración de los conocimientos previos con la señal sensorial de lenguaje oída y hace una contribución esencial al éxito de la audición. En consecuencia, basándonos en las conclusiones del estudio, se pueden hacer hipótesis interesantes sobre el procesamiento neural de la estéticamente motivada omisión del lenguaje. Se tiene la intención de centrarse en este aspecto para futuras investigaciones que se llevarán a cabo en el Instituto Max Planck de Empirical Aesthetics.

*******************
- Imagen: © MPI for Empirical Aesthetics / M. Scharinger / F. Bernoully
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales