Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » El cerebro se concentra en el objetivo

Referencia: Max Planck Society.de .
por Daniela Sammler y Roberta Bianco, 4 de enero 2016
*********************************************************
¿Qué es más importante cuando planeamos una acción, el objetivo general o el enfoque de medios sobre la marcha? Los científicos del Instituto Max Planck for Human Cognitive and Brain Sciences, en Leipzig, han descubierto que, en principio, nos centramos en el objetivo. Ellos han demostrado en un estudio realizado con pianistas formados, que sus procesos mentales se concentran más en el objetivo armónico de una melodía que en la posición de los dedos de los acordes individuales.

Los investigadores usaron un electroencefalograma para registrar las ondas cerebrales del pianista mientras interpretaba. © Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences.
Los dedos del pianista vuelan expertos sobre las teclas, creando la melodía que con aparente facilidad cautiva a su audiencia. Pero, ¿qué está haciendo el cerebro del pianista realmente, mientras interpreta la pieza? ¿El pianista ha de pensar en dos cosas para su interpretación?, es decir, en las teclas que toca para crear una melodía agradable y en la forma que lo está interpretando, pensando en qué dedos debe usar.

"Ahora sabemos que los músicos no se centran en las dos al mismo tiempo, sino principalmente en la melodía que están realizando y luego, en los movimientos de los dedos correspondientes para lograrlo. Así que, primero el qué y luego el cómo", aclara Daniela Sammler del Instituto Max Planck. Esto es similar a un futbolista que se concentra principalmente en patear la pelota para meter el gol, sin preguntarse explícitamente cómo mueve los pies para lograrlo.

Los neurocientíficos descubrieron estas conexiones al interferir deliberadamente en el flujo natural de pianistas profesionales. Para ello, les hicieron interpretar una melodía donde únicamente tocaban copiando. Sin embargo, de repente tocaron un acorde inesperado que no encajaba en el patrón melódico o que sonaba auténtico al oído del músico. "La rapidez con que los pianistas eran capaces de reaccionar ante ella e interpretar la nota inesperada, dependía de la longitud de la melodía que le precedía. Si tienen tiempo suficiente para acostumbrarse a la melodía, se ven más sorprendidos cuando sus expectativas se estropean por una falsa nota", explica Roberta Bianco, autora principal del estudio asociado y estudiante de doctorado en el Instituto Max Planck, en Leipzig. La razón del retraso es que el pianista ya había comenzado a planear los movimientos correctos para lograr una melodía agradable, pero de repente tuvo que abortarlos y reprogramar sus dedos.

Tales procesos no se limitan a los pianistas. Algo similar ocurre cuando usamos el lenguaje y la gramática. Por ejemplo, esperamos que una sentencia comience con "Ahora voy a comer una", que terminará con un sustantivo, pero sería confuso si se ve seguido por "leer". "De igual manera que se construye la oración de nuestro lenguaje en nuestro cerebro, un pianista profesional ha interiorizado las reglas de la música en sus dedos, por así decirlo", señalaba una italiana nativa que estudió musicología.

Los resultados muestran que el cerebro escanea constantemente nuestro medio ambiente para interpretar los patrones que nos permiten llevar a cabo nuestras actividades e interacciones diarias. Deducimos entonces lo que habrá de venir después y prepara los procesos necesarios. Si sucede algo inesperado, se necesita una cierta cantidad de tiempo para volver a adaptarse.

"Lo que es particularmente sorprendente es el hecho de que, básicamente, los mismos procesos mentales se producen tanto en un pianista durante una actuación virtuosa como la que todos usamos en nuestra vida diaria, por ejemplo cuando jugamos al fútbol o hacemos el café", añadió Bianco.

************************************
-Imagen: Los investigadores usaron un electroencefalograma para registrar las ondas cerebrales del pianista mientras interpretaba. © Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales