Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Zonas frías del cosmos y el CMB

Referencia: Thunderbolt.info .
“The Cold Cosmos”
Publicado el 01 de diciembre 2015 por Stephen Smith
*****************************************
La interacción de Corrientes de Birkeland es probablemente el mejor modelo de estructura a gran escala del Universo.
Un mapa de la temperatura del Universo. Crédito: Gergő Kránicz, ESA Planck Collaboration
Un artículo reciente de los journals astronómicos y la prensa popular, se identifica un área del espacio como un "enorme agujero" completamente vacío de materia y energía; "Más frío" que cualquier otra región observada anteriormente. De acuerdo con la teoría de que la “distancia es igual al corrimiento al rojo", el "vacío" se extiende por más de mil millones de años luz.

István Szapudi, del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai, escribió que su equipo podría haber descubierto "la estructura individual más grande jamás identificada por la humanidad". Ahora, después de un análisis más detallado, se ha detectado un descenso de la temperatura .

El agujero no es realmente un agujero, es una zona del espacio donde la temperatura del Fondo Cósmico de Microondas (CMB) es menor que las regiones circundantes. Arno Penzias y Robert Wilson descubrieron inadvertidamente la CMB en 1965 en un experimento, ahora legendario, donde se detectaron ruidos de señal en un receptor de radio que estaban construyendo. Después de la limpieza de nidos de palomas en el receptor de radio y de volver a cablear el sistema de arriba a abajo, el ruido persistía. Finalmente, después de semanas de investigación sobre la causa, el ruido fue identificado como procedente de todas las regiones del cielo y no de su receptor.

La Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP) fue lanzada el 30 de junio 2001, desde Cabo Cañaveral, en un intento por entender la telemetría inusual devuelta por el satélite Cosmic Background Explorer (COBE) en 1992. Según las fluctuaciones de temperatura de los datos,  a los especialistas de la misión les parecía como si no hubieran regiones de baja densidad de masa en el universo. Desde la teoría del Big Bang no se cuenta con este tipo de áreas de anisotropía --la materia y la energía debe ser distribuida de manera uniforme--, así que se fabricó un instrumento con detectores de mayor resolución. La sonda WMAP fue pensada para verificar los resultados del COBE.

Este "ruido" más tarde fue llamado la "señal remanente del principio del universo", porque parecía estar irradiando uniformemente a una frecuencia de microondas que se corresponde con una temperatura de 2,7 grados Kelvin (- 270,3 Cº). Desde la teoría del universo en expansión, popularizada por Gamow en 1948, en la que un campo de energía de punto inicial cero, se ha ido inflando en el espacio-tiempo hasta lo que experimentamos hoy en día, la energía electromagnética creada en tal caso debería haberse enfriado y atenuado tras los miles de millones de años transcurridos desde que su comienzo. El descubrimiento por Penzias y Wilson se utilizó para confirmar esta hipótesis (así como otras varias hipótesis en competencia).

La teoría del Universo Eléctrico (UE) tiene una forma totalmente diferente de abordar estas cuestiones. No se basa en esa materia invisible e indetectable cuya existencia sólo puede ser inferida. No viola su propia cosmología gravitatoria con la invención de una fuerza anti-gravedad a fin de poder explicar la aceleración de las galaxias. En cambio, la teoría del UE afirma que lo de verdad relevante es lo que observamos en el Universo. Las cargas eléctricas que fluyen a través de gas y polvo ionizado proporcionan la energía para las estrellas y se presentan de manera directa y comprensible.

Como autor y Universo Eléctrico teórico Wal Thornhill señala:
«Si Arp y otros tienen razón y el Big Bang está muerto, ¿qué significa, entonces, el Fondo Cósmico de Microondas? La respuesta más simple, desde el campo de la cosmología del plasma, es que representa la radiación natural de microondas proveniente de los filamentos de corriente eléctrica en el plasma local interestelar al Sol Los radioastrónomos han mapeado los filamentos de hidrógeno interestelar mediante el uso de receptores de longitud de onda más largas. El denso matorral formado por los filamentos produce una niebla perfecta de radiación de microondas, como si nos ubicáramos dentro de un horno de microondas. En lugar del Fondo Cósmico de Microondas, es el Fondo Interestelar de Microondas. Esto cobra sentido por el hecho de que el CMB es demasiado suave para dar cuenta de la expansión de las galaxias y cúmulos de galaxias en el Universo.»
Así que, en realidad, no hay grandes cambios de temperatura desde los primeros días del Universo. No hay CMB, (al menos en la forma en que se reporta), y no hay antigravedad acelerando la materia del cosmos distante a casi la velocidad de la luz. Las Corrientes de Birkeland que fluyen a través de plasma en filamentos de mega pársec encienden las estrellas y forman remolinos galácticos girando tan lejos como los instrumentos pueden ver.

*****************************
-Imagen: Un mapa de la temperatura del Universo. Crédito: Gergő Kránicz, ESA Planck Collaboration

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales