Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La actividad física promueve la plasticidad cerebral

Referencia: Science Daily.com, 7 de diciembre 2015
"Physical activity may leave the brain more open to change"
******************************************
El aprendizaje, la memoria y la reparación del cerebro dependen de la capacidad de las neuronas para cambiar con la experiencia. Ahora, unos investigadores informan en la Cell Press, un journal de Current Biology, que tienen evidencias, tras un pequeño estudio, que las personas que hacen ejercicio pueden mejorar esta plasticidad esencial de un cerebro adulto.

Representación artística del ejercicio y
la plasticidad: "El carril bici cablea el
cerebro". Como actividad física, el
ciclismo se asocia con mayor plasticidad
cerebral. Crédito: Dafne Lunghi Art.
"Ofrecemos la primera demostración que moderados niveles de actividad física mejoran la neuroplasticidad de la corteza visual de humanos adultos", afirma Claudia Lunghi, de la Universidad de Pisa en Italia.

"Nuestros resultados abren el camino para el desarrollo de estrategias terapéuticas no invasivas que explotan la intrínseca plasticidad cerebral de sujetos adultos", añade.

El potencial plástico de la corteza cerebral es mayor en épocas tempranas de la vida, cuando el cerebro se va desarrollando moldeado por la experiencia. En general, se piensa que la plasticidad cerebral disminuye con la edad. Este declinar de la flexibilidad del cerebro a través del tiempo es especialmente pronunciada en el cerebro sensorial, el cual muestra mucho menos plasticidad en los adultos que en los más jóvenes.

Lunghi y su colega, Alessandro Sale, del Instituto de Neurociencias del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, se inspiraron para explorar el papel de la actividad física en la plasticidad del cerebro por medio de experimentos que Sale realizó previamente en animales de laboratorio. Estos estudios mostraron que los animales que realizan actividad física, por ejemplo ratas corriendo en una rueda, mostraron niveles elevados de plasticidad en la corteza visual y una mejoría en la recuperación de la ambliopía en comparación con los animales más sedentarios.

Para saber si daría resultado en humanos, los investigadores midieron el potencial plástico residual de la corteza visual de adultos en seres humanos mediante una simple prueba de rivalidad binocular. La mayor parte del tiempo, nuestros ojos trabajan juntos, pero cuando se tiene un ojo parcheado durante un corto período de tiempo, el ojo cerrado se vuelve más resistente a que el área del cerebro intente compensar la falta de entrada visual. La fuerza del desequilibrio resultante entre los ojos es la medida de la plasticidad visual del cerebro, y se puede testear presentando a cada ojo imágenes incompatibles.

En el nuevo estudio, Lunghi y Sale sometieron a 20 adultos a un test doble, uno de privación, unos participantes con un ojo parcheado vieron una película relajados en una silla. En la otra prueba, los participantes con un ojo parcheado ejercitaron en una bicicleta estática durante intervalos de diez minutos durante la película. Los resultados fueron claros: la plasticidad del cerebro se vio reforzada por el ejercicio. “Es decir, después de la actividad física, el ojo parcheado resultó fuertemente potenciado, indicando que los niveles de plasticidad cerebral aumentaron."

Aunque se necesita proseguir con más estudios, los investigadores creen que este efecto puede provenir de una disminución de un neurotransmisor inhibidor llamado GABA. Conforme se concentra la inhibición de este mensajero nervioso, el cerebro se vuelve más sensible.

Independientemente del mecanismo, los resultados sugieren que el ejercicio desempeña un papel importante en la salud del cerebro y la recuperación. Es una buena noticia, especialmente para las personas con ambliopía, que generalmente se considera intratable en los adultos.

###################################
-Fuente:  Cell Press, vía Eurek Alert.org .
-Publicación: Lunghi and Sale. A cycling lane for brain rewiring. Current Biology, December 2015 DOI: 10.1016/j.cub.2015.10.026 .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales