Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Cuando tu pareja es 70 veces más grande que tú

Referencia: Nautilus..blog .
“What to Do When Your Girlfriend Is 70 Times Bigger Than You”
por Katherine Harmon Coraje, 4 de octubre 2015
******************************************************
En las claras aguas cercanas a la Gran Barrera de Coral, un espécimen masculino de pulpo común nada hacia su hembra. Este macho no siente ninguna preocupación por mostrar sus colores brillantes o participar en alguna aparatosa batalla de fuerza con la esperanza de lograr el permiso de la hembra para acercarse. De hecho, no está claro todavía si la hembra se da cuenta de dicho acercamiento.

Pulpo Tremoctopus violaceus. El macho
puede ser tan pequeño como el ojo
de la hembra. Jeff Rotman / Getty
Sin embargo, llama la atención una cosa, el tremoctopus macho mide menos de una pulgada (2,54 cm.) de largo. Y la hembra objeto de su afecto a menudo alcanza 1,82 metros. ¿Cómo puede un macho tan pequeño fertilizar los huevos de una hembra tan grande? Ahí radica uno de los más difíciles actos sexuales del mundo natural.

La mayoría de los animales de requieren un estrecho contacto para reproducirse, ya sea utilizando la fertilización interna (como los humanos) o la fertilización en las inmediaciones (como en el desove del salmón). Así que tener un tamaño corporal similar es útil tanto por razones de logística física como por seguridad personal (como pronto veremos). Pero por causas todavía oscuras a la mayoría, la evolución hace sus excepciones, de manera que en unas pocas especies sus machos y hembras han divergido en dos escalas radicalmente diferentes.

El tremoctopus (Tremoctopus violaceus) es uno de ese puñado de animales que superan una diferencia drástica de tamaño con su pareja. Los machos de esta especie deben montar a unas hembras que tienen unos 72 veces su tamaño. Así que, en lugar de buscar una unión duradera, el macho elimina su brazo especializado de apareamiento (conocido como el hectocótilo), repleto con su contribución genética, y lo deposita junto a la hembra para que ser utilizado posteriormente, mientras se aleja nadando con su siete brazos a una zona de seguridad y senescencia rápida. (De hecho, el brazo de acoplamiento del pulpo fue denominado hectocótilo porque, inicialmente, fue confundido con el gusano parásito "suckered 100".)

Macho y hembra de araneidos. Schelle / Flickr
Las arañas macho son otro ejemplo. Deben ser lo más prudente posible, ya que, al igual que las enormes féminas pulpos, sus hembras no sólo son enormes, sino con frecuencia también caníbales. En algunos casos, el pequeño tamaño en realidad puede ser una ventaja para el macho. Para la araña tigre (plumipes Nephila), un tipo de araña extendida por todo el mundo, la extrema pequeñez del macho pueden disminuir sus probabilidades de convertirse en comida. "La hembra puede no detectarlo", sugieren los investigadores, o "la hembra puede ignorar un pequeño macho porque su tamaño ofrece poco en el camino de una comida nutritiva". Así que, con el tiempo, la selección natural parece favorecer a los machos más pequeños, que tienen más éxito, ya sea a través de su sigilo o simplemente por ser poco apetecible su pequeñez,  y así evitar la canibalización antes de montar a una hembra. Pero, ¿qué detiene al macho de araña tigre de ser reducido a la nada? Esta especie compite con otros machos por el acceso a las hembras, por lo que la cuestión no es ser pequeño, sino el más pequeño.

En algunos casos, uno de los sexos no es sólo una versión más pequeña del otro, sino que en realidad no se desarrolla plenamente. Si pensabas que la hembra de pulpo era una pareja considerable, todavía tienes que ver a la hembra del diablo marino (familia ceratiidae), un tipo de rape. Esta hembra que habita en aguas profundas tiene una enorme mandíbula dentada, y una bombilla bioluminiscente colgando en frente de su cara para atraer presas a su boca. El macho, en cambio, caza sólo para la hembra, ella es su única posibilidad de supervivencia. Aproximadamente de 1/ 64º de su tamaño, los machos carecen de una boca completamente formada ni de un tracto digestivo. Estos peces subdesarrollados surcan las aguas oscuras esperando detectar el olor o ver a una hembra salvadora a la que dirigirse. Ellos usan sus mandíbulas rudimentarias para aferrarse a su parte inferior, un bocado que también libera sustancias químicas que ayudan a fusionar la boca del macho al cuerpo de la hembra y que, finalmente, lo integra en su sistema circulatorio. Él se quedará allí, a veces en compañía de otros machos "parasitarios" el resto de la vida de la hembra, absorbiendo nutrientes de ella y proporcionando su esperma para desovar una vez que él y ella están maduros.

Diablo marino. El macho es de alrededor del tamaño del bulbo luminiscente de la hembra. Wikicommons
Estos casos de parejas de extrema no coincidencia pueden proporcionar retos no sólo a los animales involucrados, sino también a los humanos que los estudian. Durante décadas, nadie había visto nunca un tremoctopus masculino, porque nosotros (tontos humanos) estábamos buscando uno similar en tamaño a las hembras. No fue sino hasta 2002 que fue identificado uno por primera vez, un recordatorio para que al mirar hacia la naturaleza dejemos de proyectar nuestra propias ideas sobre estos y otros asuntos.

************************************
Imagen: Pulpo Tremoctopus violaceus. El macho puede ser tan pequeño como el ojo de la hembra. Jeff Rotman / Getty
Imagen: Macho y hembra de araneidos. Schelle / Flickr
Imagen:  Diablo marino. El macho es de alrededor del tamaño del bulbo luminiscente de la hembra. Wikicommons

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales