Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Arquímedes y los 3 mil billones de árboles y la vida en el Universo

"Archimedes, 3 Trillion Trees and Life in the Universe"
Referencia: blogs.ScientificAmerican.com .
Por Caleb Scharf A. | 03 de septiembre 2015
***********************************************
El arte de la estimación tiene una larga historia para los seres humanos. En “The Sand Reckoner”, escrito en el siglo III aC, el filósofo griego Arquímedes demostró que podía, en principio, evaluar el número de granos de arena que cabrían en el universo.

Juniperus japonés enano. de Ragesoss/Wikipedia
Para ello tuvo que producir algunas estimaciones ingeniosas como el tamaño angular del Sol y de otros objetos, así como inventar una matemática para los grandes números.

Mientras que Arquímedes jugó tan solo con demostrarlo, procedimientos muy similares de extrapolación y estimación estadística desempeñan hoy un papel sumamente importante en nuestra comprensión del mundo (y del cosmos) a nuestro alrededor.

Un nuevo estudio realizado ahora por Crowther et al., publicado esta semana en Nature aplica algunas de estas técnicas a la cuestión de la población arbórea, ¿cuántos árboles hay de verdad en la Tierra?

En esta época de imágenes de satélite y detección remota esto puede sonar como una pregunta bastante fácil de responder. Sin embargo, tal como los autores demuestran, los datos son sólo tan buenos como su calibración real sobre el terreno.

Los investigadores aplicaron más de 429.000 mediciones en tierra firme sobre la densidad de árboles en todos los continentes (excluyendo la Antártida, por razones obvias) para completar la información que falta de la detección remota, la cual tiene una limitada resolución a la hora de contar las plantas individuales. Uno podría preguntarse, ¿cuándo un árbol es un árbol? Es una buena pregunta, y el estudio requiere de un tamaño mayor de 10 cm de diámetro y a una altura del pecho. En otras palabras, un árbol bastante bien establecido y crecido.

El recuento final es estima en 3,04 mil billones. Esta cifra es 7 veces mejor que la estimación anterior (de alrededor de 420 mil millones). También es evidente que el número global de árboles está disminuyendo en un aproximado de 15 mil millones al año, una cifra en su mayor parte atribuible a la actividad humana, como la deforestación.

Siguiendo estas estimaciones hacia atrás en el tiempo, a partir de datos históricos sobre la cobertura forestal, parece que después del Pleistoceno (después de hace unos 11.700 años), los seres humanos probablemente han reducido la población de árboles mundial respecto a lo que era en alrededor de un 46%, o unos 2,6 mil billones de árboles.

El estudio es a partes iguales fascinante (3 mil billones es, bueno, sólo un número frío) y deprimente a la vez, porque es otro indicador de que nuestra especie no está haciendo una pausa para considerar las implicaciones de dicho cambio ecológico; incluso ateniéndonos a nuestro estado actual de destreza tecnológica.

Pero también es interesante por una razón diferente. Estamos en una etapa especial en la ciencia. Estamos persiguiendo la historia no sólo nuestros orígenes, sino también de la existencia y del origen de otra vida en el universo, y estamos sin embargo mucho más lejos del camino hacia algunas respuestas de lo que nunca hemos estado antes.


Parte de esta búsqueda implica la combinación de nuestra comprensión de lo que significa realmente la vida en la Tierra junto con la búsqueda de signos de una biosfera en otros lugares, ya sea en exoplanetas o en lejanas lunas tan heladas como Europa. Sin embargo, los árboles de la Tierra demuestran que todavía no somos tan talentosos cuando se trata de hacer evaluaciones sobre el planeta en el que estamos.

Y los árboles son, en términos relativos, bastante fáciles. Están en la superficie, expuestos a nosotros. Podemos ir caminando para contarlos. Podemos volar sobre ellos. El Sol, cómodamente, los ilumina cada 24 horas.

¿Qué pasa bajo la superficie de los continentes de la Tierra y la vasta población de microbios que sabemos ahí existe? ¿Qué pasa con el otro 70% del planeta, los océanos? Esa zona abisal que está constantemente revelando nuevos organismos y nuevos ecosistemas, y que apenas nada se ha explorado de ello.

El setenta por ciento de la superficie de la Tierra, sin considerar las zonas verticales oceánicas, representa un área de casi 2,5 veces la superficie total del planeta Marte. Parece extraño que no estemos prestando mucha atención a esto, porque la comprensión de nuestro planeta es parte inherente a la búsqueda por encontrar vida en otros planetas. Vamos a tener dificultades para realizar la magia que hizo Arquímedes cuando detectemos otras biosferas sin tener idea de la dimensión real sobre el terreno de nuestro propio grano de arena cósmico.

*********************************
Imagen Juniperus japonés enano. Crédito, Ragesoss/Wikipedia

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales