Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Mejoras de la memoria y alerta por la alta concentración de IGF2


Referencia: Medical Xpress.com , 31 julio 2015
"Improved memory thanks to irregular sleep-wake patterns"
******
Cuando tienes una buena noche de sueño, estás mentalmente más alerta y la memoria funciona de manera más fiable. Durante el sueño, una parte de nuestro cerebro anterior, la llamada corteza prefrontal, se mantiene activa. Ésta se encarga de que los recuerdos y la información aprendida sean transferidas a nuestra memoria a largo plazo. 


Los investigadores del Instituto Max Planck de Medicina Experimental en Göttingen y de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich, han desacoplado la producción del factor de crecimiento IGF-2 del ritmo sueño-vigilia y se encontraron que mejoraba la memoria a largo plazo en ratones. Ahora bien, esto también podría haber sido producto de una alteración del ritmo sueño-vigilia. Sin embargo, los ratones de más edad mostraron un comportamiento anormal. Los altos niveles de IGF2 y una permanente interrupción del ritmo de sueño, evidentemente dañan el cerebro a largo plazo. Este hallazgo es médicamente significativo porque el IGF2 es una sustancia candidata para mejorar el deterioro de la memoria en pacientes con Alzheimer.

Los científicos han identificado varios mecanismos que controlan la formación de la memoria y regulan los ciclos de sueño y vigilia, pero todavía no saben cómo ambos procesos interactúan a nivel molecular. "Queríamos descubrir cómo la regulación del sueño-vigilia afecta a la consolidación de la memoria", explica Ali Shahmoradi, del Instituto Max Planck de Medicina Experimental. El grupo de investigación rastreó el efecto de una molécula específica: el factor de crecimiento 2 (IGF2), similar a la insulina. "Este polipéptido acelera de forma evidente la consolidación de la memoria declarativa, que es la memoria que se puede recordar conscientemente. Los ratones con altos niveles de IGF2 en la corteza cerebral aprenden más rápido", dice Moritz Rossner, quien dirigió el estudio en el Instituto Max Planck en Göttingen.

Los neurocientíficos creen que IGF2 mejora el rendimiento mental, y es una sustancia candidata para el tratamiento de los enfermos de Alzheimer. Sin embargo, los investigadores del Max Planck descubrieron en su estudio, que el IGF2 provoca daños a largo plazo en el cerebro. Los ratones no sólo mostraron una mejor memoria a largo plazo, también una serie de patrones anormales de comportamiento. Por ejemplo, estaban más nerviosos y ansiosos. Además, el rendimiento de la memoria mejorada en sí misma resultó efímera, ya que se redujo drásticamente en los ratones más viejos. Por lo tanto, Rossner advierte: "El uso del IGF2 en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer debe ser examinado críticamente. Nuestro estudio sugiere que una persistente alta concentración de dicha sustancia puede dañar el cerebro".

###
- Fuente: Instituto Max Planck.
- Imagen: Sueño y memoria.
- Publicación: Shahmoradi, A., Radyushkin, K., & Rossner, MJ (2015). Enhanced memory consolidation in mice lacking the circadian modulators Sharp1 and -2 caused by elevated Igf2 signaling in the cortex. Proc Natl Acad Sci USA, 112(27), E3582–E3589. DOI: 10.1073/pnas.1423989112.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales