Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » El nacimiento de la mayor corriente oceánica del planeta

Referencia: Science Daily.com , 25 de agosto 2015
“Ocean currents: Debut of the global mix-master”
*********************************
 El Corriente Circumpolar Antártica circunda a la Antártida en un flujo constante hacia el este del Océano Austral. Los investigadores han determinado que se originó hace 30 millones de años, varios millones de años después de la apertura tectónica de un canal de aguas profundas en Tasmania. Este canal de entrada de Tasmania era inicialmente el conducto para el flujo de corriente hacia el oeste, pero en cuanto este canal emigró tectónicamente al norte, con el tiempo se ha ido alineando con los vientos del oeste de latitudes medias e inició la Corriente Circumpolar Antártica.

Corriente Circumpolar Antártica
Moviéndose a través de la alto ártico canadiense desde hace casi 20 años, Howie Scher tuvo un encuentro inesperado que le ayudó a fijar el curso de su carrera.

Cuando estudiante, viajó en una expedición de investigación durante unas vacaciones de verano. Scher era parte de un grupo científico que viajaba al Círculo Polar Ártico profundo, para recoger núcleos de basalto para el análisis paleomagnético. Tan centrado estaba el equipo en la búsqueda de rocas con minerales magnéticos que han podido ayudar a establecer dónde se habían formado en la Tierra, había unos depósitos pedregosos, que una vez estuvieron muy activos, lo que realmente llamó la atención colectiva del equipo.

"Nos encontramos con una cama de huesos fósiles", comentaba Scher. "Estábamos sacando fósiles de vertebrados --cocodrilos, tortugas, peces óseos--, y cuando llegamos a casa se los mostramos a un paleontólogo que nos dijo que eso era un ensamble de agua tibia. Aquello fue una gran experiencia en su primer año en la universidad, y me llevó a estar muy interesado por el clima, de ver cómo pudo ser tan diferente de mi experiencia en el pasado, tan cerca del Polo Norte, caminando por la nieve ".

Ahora, como profesor asociado de la Universidad de Carolina del Sur, Scher está formado profesionalmente en climatología, forma parte de un equipo internacional que ha publicado recientemente un informe que apunta al génesis de una de las piedras angulares del actual sistema climático de la Tierra, la Corriente Circumpolar Antártica.

El constante flujo hacia el este del agua de mar del Océano Austral que rodea la Antártida, la Corriente Circumpolar Antártica, es similar a la Corriente del Golfo, una corriente que mueve el agua a través del Océano Atlántico desde la punta de la Florida, a lo largo de la costa este de América del Norte y, por extensión, de la Corriente del Atlántico Norte, hasta las costas de Europa occidental y septentrional. La Corriente del Golfo transporta las cálidas aguas del sur hacia el norte, es por eso que muchos países europeos tienen climas más templados de lo que cabría esperar por sus latitudes (el clima relativamente leve de Londres, por ejemplo, se encuentra a más de 500 millas más al norte que Toronto).

Pero si la Corriente Circumpolar Atlántica es algo así como la Corriente del Golfo, existe una notable diferencia: es todavía más grande.

"Hoy dia es la corriente oceánica más grande, y la única que conecta todas las cuencas oceánicas", subrayó Scher. "El Atlántico, el Pacífico y el Índico son enormes océanos, pero todos están delimitados por los continentes, tienen fronteras firmes. El Océano Austral que rodea la Antártida, es la única banda de latitud donde hay un océano que conecta de forma continua todo el globo. Debido a eso, los vientos que soplan sobre el Océano Austral soplan sin obstáculos por las barreras continentales.

"Así que la distancia a la que el viento puede soplar sobre el océano, que los oceanógrafos llamamos "fetch", es infinita. Y el fetch es una de las cosas que determinan cuán altas son las olas, cuánta mezcla llevan los océanos, y en última instancia, lo que impulsa las corrientes oceánicas superficiales. Con un fetch infinito, tendremos una corriente oceánica muy fuerte, y dado que esta banda oceánica conecta con todos los océanos del mundo, transporta el calor, la sal y los alimentos por todo el mundo."

En un artículo publicado recientemente en la revista Nature, Scher y su equipo hablan precisamente de cuando esta corriente masiva del océano empezó a fluir. La disposición de las masas continentales de un pasado distante eran un obstáculo directo, La Antártida y Australia eran parte de un único supercontinente, Gondwana, que empezó a separarse hace unos 83 millones de años, por lo que los océanos Pacífico e Índico no pudieron haber estado en contacto cerca del Polo Sur antes de esa fecha.

Fue mucho más tarde, tras la separación inicial de Australia y la Antártida, que profundas corrientes oceánicas empezaron a fluir entre los dos continentes. Los paleoceanógrafos han identificado una transición, la apertura de una puerta de entrada en Tasmania, un canal de aguas profundas entre Tasmania y la Antártida, como parte necesaria para cualquier flujo sostenido a gran escala que dé lugar a la Corriente Circumpolar Antártica.

Utilizando esta novedosa información acerca de la separación de la Antártida y Australia, Scher y su equipo desarrollaron un modelo tectónico que mostraba que dicho canal de Tasmania, primero se fue desarrollando al menos a 500 metros de profundidad en algún momento entre 35 y 32 millones de años.

A partir de los análisis geoquímicos del núcleo de sedimento, sin embargo, llegaron a la conclusión que la apertura del canal a esa profundidad no era suficiente para que fluyera la Corriente Circumpolar Antártica. El Océano Pacífico está en contacto con la mucho más jóvenes rocas del Océano Índico, apunta Scher, lo que conduce a una concentración distintiva en cada océano del isótopo de neodimio, que tiene una vida media más larga que el sistema solar.

Mediante la medición de las composiciones isotópicas de neodimio, incorporados en los dientes de peces fósiles de las muestras, el equipo pudo establecer que el flujo de la corriente hacia el este, entre el Pacífico y el Índico, no comenzó hasta hace unos 30 millones de años, unos 2 a 5 millones de años después de que se abriera el canal de Tasmania.

Tomando en cuenta ambos datos geofísicos y geoquímicos, concluyeron que aunque el canal de entrada de Tasmania era lo suficientemente amplio como para dar cabida a una corriente profunda, estaba situado demasiado al sur para estar en contacto con los vientos alisios de las latitudes medias, que son la fuerza motriz que hoy empuja hacia el este la Corriente Circumpolar Antártica.

En cambio, cuando el canal de entrada se abrió por primera vez, el agua fluía inicialmente hacia el oeste, al contrario de hoy en día, de acuerdo con la localización de los vientos polares que prevalecen en las latitudes más meridionales.

Sólo cuando ambos continentes, y el canal de entrada entre los dos, la derivó hacia el norte, a caballo de sus placas tectónicas en los siguientes millones de años, se produjo la alineación con los vientos alisios. Con esta reversión del flujo de la corriente hacia el este, hizo nacer la Corriente Circumpolar Antártica.

"Esta es la combinación global maestra de los océanos, cita de Wally Broecker (of Columbia University's Lamont-Doherty Earth Observatory), y así ha sido llamada por los oceanógrafos durante 50 años", señala Scher. "La Corriente Circumpolar Antártica es, actualmente, la corriente más grande del mundo, que influye en el intercambio de calor y de carbono, y realmente no se sabía desde hace cuánto tiempo ha estado operativa, era un gran vacío en la historia de la Tierra. Ha sido verdaderamente un resultado genial."

*****************************************
Fuente: University of South Carolina .
Imagen: La Corriente Circumpolar Antártica bloquea, de forma equivalente que la Corriente del Golfo lo hace en el Hemisferio Sur, la entrega de calor a la Antártida. Crédito:  imagen adaptada de Nature.
Publicación: Howie D. Scher, Joanne M. Whittaker, Simon E. Williams, Jennifer C. Latimer, Wendy E. C. Kordesch, Margaret L. Delaney. Onset of Antarctic Circumpolar Current 30 million years ago as Tasmanian Gateway aligned with westerlies. Nature, 2015; 523 (7562): 580 DOI: 10.1038/nature14598 .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales