Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Bajo nuestros pies, un mundo oculto de vida


Referencia: Quanta Magazine.org.
por Elizabeth Svoboda, 16 de junio 2015
* * * * * *
La tierra está llena de miles de millones de microbios ocultos a nuestros ojos. Los investigadores han comenzado a catalogar cómo estos organismos van cambiando el mundo.

Tipos de suelo en los EE.UU. incluyen (a la derecha, de arriba a la izquierda) el Honga, Madison, Coxville, Cowarts, Lynn Haven, Green Level, León, Hiwassee, Tuxekan, y la serie de Appling. Todos se encuentran en el sudeste a excepción de la serie Tuxekan, que se encuentra en Alaska. Imágenes de John A. Kelley, USDA Natural Resources Conservation Service
Janet Jansson primero comenzó a preguntarse sobre el vasto universo de la vida subterránea cuando aún era estudiante en la Universidad Estatal de Nuevo México a finales del 1970. Un puñado de suelo contiene cerca de 10 mil millones de bacterias, pero entonces, los científicos de la tierra sabía muy poco acerca de estos microbios y lo que hacían. Más tarde, como joven ecóloga microbiana en la Universidad de Estocolmo en Suecia, comenzó a catalogar los microorganismos recogidos de muestras de suelos durante sus viajes, descifrar su código genético para poder comprender su funcionamiento interno y cómo encajan en su hábitat subterráneo.

Sin embargo, conforme Jansson seguía recolectando, un problema persistía. El método principal que entonces se usaba para amplificar y analizar los tramos de ADN no era suficientemente potente como para revelar todos el funcionamiento de un solo microorganismo, y mucho menos de una comunidad entera de ellos. "Se podía obtener información acerca de genes específicos, pero las tecnologías de secuenciación eran muy lentas", recordaba Jansson, ahora directora de la división de ciencias biológicas en Pacific Northwest National Laboratory (PNNL) en Richland, Washington. Ella sabía del valor como hallazgos biológicos de las capas de sedimento que atesoraba, pero aún no tenía las herramientas que necesitaba para desenterrarlos.

Más tarde, poco después del cambio de siglo, los nuevos métodos de secuenciación de alto octante del ADN hicieron posible secuenciar miles o incluso millones de genes casi al instante. Estos nuevos métodos más rápidos, significa que los investigadores, por primera vez, pudieron secuenciar fácilmente los genomas colectivos de la muestra, conocidos como metagenoma. De repente, fue posible explorar la composición general de hábitats tan diversos como ciénagas estancadas y la tundra congelada, produciendo un retrato detallado de la vida microbiana que contenían. Los genes y secuencias de proteínas de estas amplias exploraciones -la primeras de su tipo- serían, una vez decodificada, aclarar el papel que desempeñaban estos microbios dentro de cada ecosistema. Los datos podrían ayudar a los investigadores a entender cómo capturan y almacenan los microbios el dióxido de carbono de la atmósfera, cómo descomponen la materia orgánica para que las plantas puedan acceder a sus nutrientes, y cómo neutralizan las conocidas toxinas del suelo que amenazan la salud humana. "Puedes secuenciarlo todo", reseñó Jansson. "Ahí es donde el enfoque metagenómico ha sido realmente una ventaja."

Lo que impulsa a Jansson es el atractivo de lo microscópico y lo invisible, el desafío de cartografiar los contenidos del microbioma del suelo, una imponente comunidad global cuyas funciones nunca han sido plenamente comprendidas. "El suelo", decía sonriendo, "es el complejo sistema final."

#####
- Más información: Quanta Magazine.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales