Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Fósiles recién descubiertos en medio del caos en Libia

Referencia: Science Daily.com, 9 de marzo 2015
"Amid chaos of Libya, newly unearthed fossils give clues to our own evolution"
* * * *
Los fósiles de mamíferos descubiertos en el Oasis Zallah en la Cuenca de Sirte, en el centro de Libia se remontan a principios del Oligoceno, hace entre 30 y 31 millones de años. 

El equipo de la Universidad de Kansas desenterrando fósiles en Libia. Crédito: Yaowalak Chaimanee, University of Poitiers, Francia.
Al trabajar en el Oasis Zallah, un área en la asoman vertebrados fósiles "de forma esporádica" desde la década de 1960, el equipo descubrió un grupo muy diverso y único de los mamíferos fósiles que datan del Oligoceno, la época final del período Paleógeno, un tiempo marcado por una gran diversidad de animales que parecerían extraños para nosotros hoy en día, y por el desarrollo de especies fundamentales para la evolución humana.

Libia, desde el derrocamiento de Muammar Gaddafi en 2011, entre los combatientes vinculados a varias tribus, regiones y de facciones religiosas han trenzado el caos en esa nación. Más recientemente, los militantes ISIS en Libia ejecutaron decapitaciones masivas que provocaron atentados de represalia por el vecino Egipto.

"En la actualidad, obviamente es muy peligroso ser un científico occidental en Libia", declaró Christopher Beard, profesor distinguido de la Fundación de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Kansas. "Incluso los ciudadanos libios no están inmunes a esa aleatoria violencia."

A pesar de esa confusión, Beard y un equipo que incluye a colegas científicos del Instituto de Biodiversidad de KU, acaban de publicar el descubrimiento de unos fósiles de mamíferos en el Oasis Zallah de la Cuenca de Sirte, en el centro de Libia. Los fósiles se remontan a principios del Oligoceno, hace unos 30 a 31 millones de años.

Según Beard, en su estudio publicado en el journal African Earth Sciences, se arroja una luz sobre un intervalo tan poco documentado de nuestra propia historia evolutiva, y muestra cómo el clima y el cambio ambiental puede alterar completamente un ecosistema local, desde un bosque húmedo subtropical en el Eoceno al seco desierto que es hoy.

Este valioso conocimiento hace tomar riesgos calculados en una tierra devastada por la guerra, pero vale la pena el riesgo.

"El factor más importante es contar con colaboradores locales que tienen experiencia y buenas ideas al respecto de lo que es imposible o peligroso", dijo Beard. "Nuestro colaborador libio es un profesor experimentado y experto en geología en la Universidad de Trípoli. Él tiene excelentes vínculos con la industria del petróleo de Libia, y sabe mejor que nadie lo que es el desierto del Sahara de Libia. Mantuvimos contacto estrechamente con él antes de nuestra expedición en 2013 y esperamos que nos diera luz verde para regresar al país, gracias en gran parte a sus arreglos logísticos con una empresa petrolera local, entonces nos sentimos seguros de volver, a pesar de las advertencias del Departamento de Estado en contra de los viajes a Libia ".

Beard, que participó tanto en el trabajo de campo en Libia y en el posterior análisis de los hallazgos fósiles, insistió en que el cuidado de la logística fue la parte más difícil del trabajo.

"Los arreglos eran difíciles de poner en su lugar, porque teníamos que coordinar entre un equipo de cuatro nacionalidades diferentes, y requerimos el consentimiento y la participación activa de nuestros colegas que trabajan en Zuetina Oil Company en Zallah."

Beard dijo que las especies fósiles descubiertas por su equipo en Libia eran sorprendentemente distintas de los fósiles de época del Oligoceno descubiertos en al lado egípcio.

"El hecho de que encontrar diferentes especies en Libia sugiere que los ambientes antiguos en el norte de África se estaban volviendo muy irregulares en este momento, probablemente debido a un enfriamiento y secado global que comenzó hace tiempo", dijo. "Eso agregación ambiental parece haber promovido lo que llamamos 'especiación alopátrica', es decir, cuando las poblaciones de una misma especie se quedan aísladas debido a la fragmentación del hábitat o por alguna otra barrera que impide el flujo genético, dando lugar con el tiempo, a que surjan diferentes especies. Todavía estamos explorando cómo esta nueva dinámica evolutiva pudo haber afectado la evolución de los primates y otros mamíferos de África en aquella época."

Dado que el trabajo de Beard se centra en el origen y la evolución de los primates antropoides -los precursores de los seres humanos- se encontró con el descubrimiento en Libia de una nueva especie de primate Apidium, siendo el más emocionante de los fósiles descubiertos por el equipo.

"Estos son los primeros fósiles de primates antropoides conocidos del Oligoceno de Libia y los únicos fósiles antropoides de esta edad conocidos en África, fuera de Egipto", subrayó el investigador. "En hipótesis anteriores sugirieron que los antropoides, como grupo, pudieron haber evolucionado en respuesta al enfriamiento seco global que se produjo en la frontera del Eoceno al Oligoceno. Nuestra nueva investigación indica ciertamente que este no fue el caso, ya que los antropoides ya habían existido durante varios millones de años en África antes de esa frontera. Sin embargo, el cambio climático todavía tuvo un profundo impacto en la evolución antropoide, ya que la fragmentación del hábitat y un mayor nivel de especiación alopátrica dieron lugar a tales resultados. Los antropoides, al ser habitantes de bosques, se vieron particularmente afectados por la fragmentación del bosque durante el Oligoceno ".

Por desgracia, los conflictos en curso en Libia hacen imposible una nueva visita al sitio, en la Cuenca de Sirte, por el momento. De hecho, el conflicto armado en ese país prohíbe a científicos de fuera visitarlo, para llevar a cabo de una manera segura cualquier tipo de investigación de campo. "La investigación de campo no podrá continuar hasta que el país se estabilice y la seguridad personal de los investigadores científicos esté asegurada", añadió Beard.

# # # #
- Fuente: Universidad de Kansas.
- Publicación: Pauline M.C. Coster, K. Christopher Beard, Mustafa J. Salem, Yaowalak Chaimanee, Michel Brunet, Jean-Jacques Jaeger. A new early Oligocene mammal fauna from the Sirt Basin, central Libya: Biostratigraphic and paleobiogeographic implications. Journal of African Earth Sciences, 2015; 104: 43 DOI: 10.1016/j.jafrearsci.2015.01.006.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales