Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La extraña historia evolutiva de un gusano de las aguas profundas

Referencia: Science Daily.com , 11 de diciembre 2014

La saga de los Osedax, los gusanos "come-huesos", se inició hace 12 años, con el primer descubrimiento de estas criaturas de aguas profundas en pleno banquete con los huesos de unos animales muertos. La historia de los gusanos Osedax se fue haciendo aún más extraña cuando los investigadores descubrieron que los grandes gusanos hembras tenían harenes de diminutos machos.

Un Osedax príapo masculino
(gusano hueso) junto a un hueso
(escala: 0,5 mm). Crédito: Greg Rouse.
En un nuevo estudio publicado en la edición del 11 de diciembre de la revista Current Biology, el biólogo marino Greg Rouse, del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California, en San Diego, y sus colaboradores, revelaron un nuevo giro en la historia del Osedax, una rareza evolutiva diferente a cualquier otra en el reino animal. Entre los colaboradores de Rouse estaban Nerida Wilson (anteriormente residente en Scripps y ahora en el Western Australian Museum), Katrine Worsaae, de la Universidad de Copenhague, y Robert Vrijenhoek del Monterey Bay Aquarium Research Institute (MBARI).

Examinaron unos gusanos hueso recogidos a 700 metros de profundidad por un vehículo operado por control remoto de MBARI, y Rouse observó un nuevo tipo de sorprendente especie de Osedax. Las hembras de esta especie nueva son más o menos del mismo tamaño que sus parientes previamente estudiados; sin embargo, los machos son mucho más grandes que los otros gusanos Osedax, más o menos del mismo tamaño que las hembras.

"Este descubrimiento fue inesperado", dijo Rouse. "Es el primer ejemplo conocido de una reversión evolutiva tan espectacular de los machos enanos."

"Las reversiones evolutivas a estados ancestrales son muy raras en el reino animal", apuntó el coautor Vrijenhoek. "Este caso es excepcional porque los genes para la producción de machos adultos de tamaño completo deberían haberse deteriorado con el tiempo debido a la falta de uso. Pero aparentemente los genes todavía están allí."

También fue sorprendente el descubrimiento de que los machos de la nueva especie consumen los huesos por su cuenta, algo que sus parientes enanos no hacen.

Añadiendo aún más peculiaridad al descubrimiento es el proceso de apareamiento de la nueva especie. Los anteriormente estudiados enanos varones Osedax, están unidos permanentemente a sus anfitriones hembras, y por lo tanto no necesitan de movilidad alguna para aparearse, así que los científicos se preguntaron si los varones recién descubiertos eran capaces de buscar compañera, dada su independencia.

"La solución evolutiva encontrada (la nueva especie) fue en realidad hacer más extensible el cuerpo del macho, para poder llegar lejos y encontrar a las hembras a fin de aparearse. El macho puede extender su cuerpo diez veces su estado contraído", dijo Rouse.

En esencia, dijo Rouse, el cuerpo entero del gusano se ha desarrollado como una herramienta para el apareamiento", y por eso lo nombramos Osedax 'Príapo', el dios mitológico de la fertilidad", dijo Rouse.

Los científicos especulan que la menor competencia por el espacio en ciertos huesos de animales permitió la introducción evolutiva del Osedax.

"Este gusano ya era lo suficientemente extraño, pero ahora se ha superado", añadió Rouse. "Esto nos demuestra los misterios que guarda el mar y lo mucho aún por descubrir, sobre todo porque hace tan sólo 12 años que descubrimos a estas criaturas."

El apoyo financiero fue proporcionado por David and Lucile Packard Foundation via MBARI, Scripps Institution of Oceanography, National Science Foundation, and the Faculty of Science at the University of Copenhagen.


-Artículo original “Story of bizarre deep-sea bone worm takes unexpected twist: Evolutionary reversal previously unseen in animal kingdom”
- Imagen: Un Osedax príapo masculino (gusano hueso) junto a un hueso (escala: 0,5 mm). Crédito: Greg Rouse.
-Fuente: University of California, San Diego.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales