Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » ¿Por qué crecen las células cancerosas a pesar de la falta de oxígeno?

Referencia: Medical Xpress.com, 25 de noviembre 2014

Las células sanas reducen su crecimiento cuando hay falta de oxígeno (hipoxia). Esto hace que sea aún más sorprendente que la hipoxia sea un rasgo característico de los tumores malignos. En dos publicaciones en la edición actual de la revista Nature Communications, los investigadores de la Universidad de Goethe y la Universidad Justus-Liebig de Giessen, informan sobre cómo las células de cáncer logran eludir el programa genético de inhibición del crecimiento.


Desde hace tiempo se sabe que las proteínas PHD (proteína prolil-hidroxilasa) juegan un papel clave entre los reguladores de la hipoxia. Controlan la estabilidad de los factores de transcripción inducida de la hipoxia (HIF) que gobiernan la adaptación de las células a la carencia de oxígeno. Los dos equipos, dirigidos por la profesora Amparo Acker-Palmer, de la Universidad Goethe, y el profesor Till Acker, de la Justus-Liebig-University, han descubierto ahora que una proteína especial PHD, la PHD3, también controla al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR).

En las células sanas, la PHD3 responde a factores de estrés, como la ausencia de oxígeno, estimulando la captación de receptores de EGF en el interior de la célula. Las señales de crecimiento están reguladas por esta internalización. "Hemos descubierto que la PHD3 sirve como proteínas de andamiaje, se unen a proteínas adaptadoras centrales como las Eps15 y la Epsin1 a fin de promover la absorción de EGFR en las células", explica Acker-Palmer. Este proceso se interrumpe en las células tumorales debido a la pérdida de PHD3. Y como resultado de ello, se suprime la internalización de EGFR, lo que conduce a la hiperactividad de las señales de EGFR, y por lo tanto a un crecimiento celular incontrolado.

El equipo de investigación fue capaz de demostrar que la pérdida de PHD3 es un paso crucial en el crecimiento de los tumores cerebrales malignos en humanos (glioblastomas). De esta manera, las células tumorales se vuelven refractarias a las señales de inhibición del crecimiento en condiciones de hipoxia. "Clínicamente, este descubrimiento es altamente relevante, ya que muestra un mecanismo alternativo para esa hiperactivación del receptor de EGF, que es independiente de su amplificación genética. Esto puede ser terapéuticamente suprimido por los inhibidores de EGFR", añade Hasta Acker, neuropatóloga en la Universidad de Giessen.

"Nuestro trabajo demuestra una novedosa función inesperada de la PHD3 en una interfaz de dos áreas candentes y actuales de investigación: la medición del oxígeno y la señalización del EGFR", continúa Acker-Palmer. "Con esto se demuestra una vez más, cuán importante es la internalización del receptor de crecimiento en el desarrollo del cáncer". Esta conexión ya fue demostrada por el equipo de investigación en 2010 respecto a la angiogénesis tumoral (Sawamiphak et al, Nature 2010).


- Publicación: Henze et al: Loss of PHD3 allows tumours to overcome hypoxic growth inhibition and sustain proliferation through EGFR; Nature Communications 25.11.2014; DOI: 10.1038/ncomm6582.
- Fuentes: Nature Communications y Medical Xpress Nature .
- Imagen: Una proteína especial PHD, la PHD3, también controla el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR). Crédito: Garlov et al.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales