Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La ilusión fantasma de una 'presencia' creada en laboratorio

Referencia: ScienceDaily.com , 6 de noviembre 2014
Artículo original "Ghost illusion created in the lab"

Los fantasmas sólo existen en la mente y los científicos saben dónde encontrarlos, según sugiere un estudio de EPFL. Los pacientes que sufren de enfermedades neurológicas o psiquiátricas han informado a menudo de la sensación de una extraña "presencia". Ahora, los investigadores de la EPFL en Suiza han logrado recrear esta llamada ilusión fantasmal en el laboratorio.

En el experimento, una una persona bajo la ilusión fantasmal en el laboratorio. Crédito: Alain Herzog / EPFL

El 29 de junio de 1970, el alpinista Reinhold Messner tuvo una experiencia inusual. Repasando su descenso desde la cumbre virgen de Nanga Parbat con su hermano, congelado y agotado, y frente al vasto paisaje estéril falto de oxígeno, recordaba, "De repente había un tercer escalador con nosotros ... un poco a mi derecha, a unos pasos detrás de mí, justo afuera de mi campo de visión."

Era invisible, pero estaba ahí. Historias como esta se han reportado innumerables veces por los alpinistas, exploradores y supervivientes, así como por las personas que han quedado viudas, y también por los pacientes que sufren de trastornos neurológicos o psiquiátricos. Comúnmente describen que sienten una presencia, pero no la pueden ver, semejante a un ángel de la guarda o un demonio. Inexplicable, ilusoria y persistente.

El equipo de investigación de Olaf Blanke, en EPFL, ha revelado ahora a este fantasma. El equipo fue capaz de recrear la ilusión de una presencia similar en el laboratorio y dar una explicación simple. Mostraron que la "sensación de una presencia", en realidad es el resultado de una alteración de las señales cerebrales sensoriomotoras, las cuales están involucradas en la generación de la conciencia del sí mismo, a través de la integración de la información de nuestros movimientos y de la posición de nuestro cuerpo en el espacio.

En su experimento, el equipo de Blanke interfirió con la entrada sensoriomotora de los participantes, de tal manera que sus cerebros ya no identificaban tales señales como perteneciente a su propio cuerpo, sino que los interpretaban como los de alguien más. El trabajo se publica en la revista Current Biology.

Generando un "fantasma"

Los investigadores analizaron primero los cerebros de 12 pacientes con trastornos neurológicos, en su mayoría, con epilepsia, que han experimentado este tipo de "apariciones". Los análisis de resonancia magnética revelaron interferencias con tres regiones corticales: la corteza insular, la corteza parietal-frontal y la corteza temporo-parietal. Estas tres áreas están involucradas en la auto-conciencia, el movimiento y el sentido de la posición en el espacio (propiocepción). En su conjunto, contribuyen a procesamiento de señales multisensoriales, que son importantes para la percepción del propio cuerpo.

Llevaron a cabo, entonces, un experimento de "disonancia", en el cual los participantes, con los ojos vendados, realizaron movimientos con su mano delante de su cuerpo. Detrás de ellos, un dispositivo robótico reproducía sus movimientos, tocándolos por detrás en tiempo real. El resultado fue una especie de discrepancia espacial, porque ante el movimiento sincronizado del robot, el cerebro de los participantes debía ser capaz de adaptarse y corregirlo.

Más tarde, introdujeron un retardo temporal entre los movimientos del participante y el tacto del robot. En estas condiciones asíncronas de distorsión de la percepción temporal y espacial, es donde los investigadores fueron capaces de recrear la ilusión fantasmal.


Una experiencia "insoportable"

Los participantes no tenían conocimiento del propósito del experimento. Después de unos tres minutos de tocamiento con retardo, les preguntaron lo que sentían. Instintivamente, varios sujetos reportaron la fuerte "sensación de una presencia", incluso contando hasta cuatro "fantasmas" donde nada había. "Para algunos, la sensación llegó a ser tan fuerte que pidieron detener el experimento", contaba Giulio Rognini, que dirigió el estudio.

"Nuestro experimento indujo por primera vez la sensación de una presencia extraña en el laboratorio. Esto demuestra que puede producirse en condiciones normales, simplemente cuando entran en conflicto las señales sensoriales-motoras", explicó Blanke. "El sistema robótico imitó las sensaciones de algunos pacientes con trastornos mentales o de personas sanas en circunstancias extremas. Esto confirma que es causado por una percepción alterada del cerebro de su propio cuerpo."

Una comprensión más profunda de la esquizofrenia

Además de explicar un fenómeno común a muchas culturas, el objetivo de esta investigación es comprender mejor algunos de los síntomas de pacientes que sufren de esquizofrenia. Estos pacientes a menudo sufren de alucinaciones o delirios asociados con la presencia de una entidad alienígena, cuya voz pueden oír o cuyas acciones pueden sentir. Muchos científicos atribuyen estas percepciones a un mal funcionamiento de estos circuitos cerebrales que integran la información sensorial en relación con los movimientos de nuestro cuerpo.


"Nuestro cerebro posee varias representaciones de nuestro cuerpo en el espacio", añadió Giulio Rognini. "En condiciones normales, es capaz de ensamblar estas representaciones bajo una auto-percepción unificada del yo. Pero cuando el sistema funciona mal a causa de una enfermedad --o en este caso, un robot--, puede llevar a veces a crear una segunda representación del propio cuerpo, que ya no se percibe como 'yo', sino como alguien más, como una ‘presencia’.”

Es poco probable que estos hallazgos lleven a nadie a dejar de creer en los fantasmas; pero, para los científicos, significan la más clara evidencia de que sólo existen en nuestras mentes.


- Fuente: Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne, vía EurekAlert.org .
- Vídeo "Neuroscientists awaken ghosts… hidden in our cortex"
- Publicación: Olaf Blanke, Polona Pozeg, Masayuki Hara, Lukas Heydrich, Andrea Serino, Akio Yamamoto, Toshiro Higuchi, Roy Salomon, Margitta Seeck, Theodor Landis, Shahar Arzy, Bruno Herbelin, Hannes Bleuler, Giulio Rognini. Neurological and Robot-Controlled Induction of an Apparition. Current Biology, 2014; DOI: 10.1016/j.cub.2014.09.049 .
- Imagen.1. En el experimento, una una persona bajo la ilusión fantasmal en el laboratorio. Crédito: Alain Herzog / EPFL
- Imagen.2. Ilustración de presencia, autor desconocido.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales