Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Arañas travestidas de hormigas


Referencia: News.Discovery.com .
por Jennifer Viegas, 15 de noviembre 2014

Las tarántulas y viudas negras pueden causar estragos, pero varios estudios muestran que muchas de estas arañas huyen si se encuentran con la Myrmarachne melanotarsa, una gregaria araña saltadora que pretende ser una hormiga.

La araña saltadora (Salticidae) mimetiza una hormiga. Wikimedia Commons, L. Shyamal.

Esta araña saltadora (Salticidae) no es la única que imita a las hormigas. Un nuevo informe señala que hay más de 300 especies de arañas que imitan la apariencia externa de las hormigas.

Estas imitadoras toman su apariencia y hasta parece que actúan como las hormigas, incluso formando mini colonias para frustrar a sus propios depredadores.

La mayoría de las arañas tienen miedo de las hormigas, e incluso temen a estas falsas hormigas que son realmente las arañas.

"Las hormigas son las más peligrosas de los artrópodos", comentaba Ximena Nelson, de la Universidad de Canterbury. Ella es una de las principales expertas del mundo sobre mimetismo de hormigas.


Nelson explicaba que "las hormigas son sociales y pueden montar una poderosa respuesta si están alertadas de un peligro potencial, tienen mandíbulas fuertes y son extremadamente letales para muchas arañas. Muchas hormigas también contienen ácido fórmico, que pueden utilizar para defenderse por chorros ante depredadores potenciales, causando un daño considerable."

Las arañas que cometen el error de llevarse una hormiga a la boca, a menudo la escupen de inmediato, lo que sugiere que "las hormigas tampoco le saben bien."

¿Qué hace entonces una araña con aversión a las hormigas para evitar ser intimidada? El mimetismo entra en juego, se trata del sabido caso de "si no puedes vencerlos, únete a ellos."

Muchos animales se hacen pasar por otras especies de forma temporal. Algunas aves, por ejemplo, copian las canciones de otras aves. Los gatos, a veces, charlan como pájaros, probablemente para engañar a sus presas potenciales. Incluso los cazadores a veces se ponen ropa de camuflaje.

La evolución hacia un cuerpo nuevo permanente facilita la mímica, y lleva el engaño a un nivel completamente nuevo.

Nelson cree que la araña saltadora mimética de hormiga fue desarrollando su forma de hormiga durante un largo período de evolución "en el que cada metamorfosis se iba asemejando más a las hormigas e iban desapareciendo aquellas partes que no se parecen a las hormigas y que juegan en su contra."

El engaño funciona mejor si la falsa hormiga se comporta también como una hormiga real, por lo que la selección natural parece también haber seleccionado a las arañas dentro de esta especie que actúa como hormigas. El resultado final es una araña que es la viva imagen de una hormiga.

La experta en arañas, Paula Cushing, del Museo en Denver de Naturaleza y Ciencia, señalaba que los insectos y arañas que imitan a las hormigas "consiguen una buena protección de sus propios depredadores potenciales", ya que "las hormigas son presas a menudo desagradables para los depredadores de artrópodos, o no son atractivas como presas debido a su comportamiento agresivo hacia los intrusos, por su capacidad de picar y morder a los animales que las atacan."

Hay todavía otra ventaja de parecerse a una hormiga, al menos para la M. melanotarsa. Esta araña imitadora de hormigas es tan temida que las arañas hembras de otras especies huirán cuando la vean, incluso abandonando a sus crías, que la falsa hormiga consume como un bocado fácil.


- Artículo original "More Than 300 Spiders Pretend to Be Ants"
- Imagen: La araña saltadora (Salticidae) mimetiza una hormiga. Wikimedia Commons, L. Shyamal.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales