Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Programando computadoras en lenguaje natural

Referencia: AlphaGalileo.org, 13 de octubre de 2014

Las computadoras hablan su propio lenguaje. Sólo pueden ser programadas por aquellos que saben el código. Los científicos informáticos de Karlsruhe Institute of Technology (KIT) están trabajando en un software que traduzca directamente el lenguaje natural a textos de lectura entendibles por la máquina. De esta manera, los usuarios podrían generar aplicaciones informáticas propias con unas pocas frases. 


El reto a gestionar es que la gente no siempre describen los procesos en un orden estrictamente cronológico. Ahora, una nueva herramienta de análisis desarrollada por investigadores KIT sirve para ordenar automáticamente los comandos de la forma en que deben ser ejecutadas por el ordenador.

"Queremos huir de reglas complicadas para los usuarios e ir hacia unos ordenadores inteligentes que entablen un diálogo con nosotros", dice Mathias Landhäußer, científico del Institute for Program Structures and Data Organization (ITP) de KIT. Hasta ahora, los programas sólo podían ser controlados con el lenguaje, diseñados adecuadamente por el fabricante. Un ejemplo es el envío de mensajes cortos a través de un teléfono inteligente. Pero, se está trabajando en un software que instala una interfaz de lenguaje para cualquier tipo de programas. Los usuarios estarán habilitados no sólo para abrir, sino también para operar en sus aplicaciones mediante comandos de voz. Los científicos ya han incorporado con éxito dicha interfaz en una aplicación que controla el sistema de calefacción, la iluminación, y las ventanas de las casas inteligentes.

"Va a llevar algún tiempo hasta que este software tan complejo no sólo puede ser manejado, sino también programado en lenguaje natural," reflexiona Landhäußer. Un problema central de la comunicación entre el hombre y la máquina --el problema del orden-- sólo ha sido resuelto por los científicos, con el idioma inglés utilizado como primer ejemplo. "Echemos un vistazo a la frase ‘Antes de arrancar el coche, abre la puerta del garaje’. En nuestro lenguaje cotidiano, esta descripción es bastante habitual," dice Landhäußer. Cuando un proceso ha de ejecutarse en el mundo virtual de un ordenador, surge un problema: El ordenador ejecuta los comandos sucesivamente, en el orden en que llegan. En el ejemplo dado, el ordenador recibe primero la información "arranca el coche". Y después se recibe la información "abre la puerta del garaje". Por lo tanto, el resultado es que el coche se choca contra la puerta del garaje. "Si una cadena de acciones no está prevista en el programa, en el mejor de los casos no pasa nada, pero en el peor de los casos, el ordenador se bloquea”, subraya el informático.

El nuevo software desarrollado por los científicos KIT analiza las palabras de advertencia relacionadas en el tiempo que indican que el texto hablado no describe el orden de proceso de una manera estrictamente lineal. Estas palabras de advertencia indican si algo se lleva a cabo "antes" o "después", "primero" o "último", independientemente de la posición de la información en una frase. Los científicos asignan fórmulas lógicas a estas palabras, con el fin de generar un orden cronológico en el texto de origen. Cuando esto se aplica al ejemplo anterior, la fórmula para la palabra-señal "antes de" significa que, de forma automática, se mueva dicha cláusula a la parte delantera. El resultado es: ‘Abrir la puerta del garaje antes de que arranque el coche’.

Según los investigadores, los requerimientos para un habla adaptado a la computadora no son ninguna alternativa fiable. Las primeras pruebas muestran que han testeado a personas con y sin conocimientos de programación no hablan en un orden estrictamente cronológico, incluso si se les pide que lo hagan. En cambio, siguen utilizando inconscientemente palabras de advertencia. "Nuestro objetivo es que el computador se adapte a la forma de hablar del usuario, y no al revés", indicó Landhäußer.

Aparte del problema de orden, también han identificado otros desafíos para la programación en lenguaje natural. Las personas testeadas sustituyen algunas palabras por sinónimos o pronombres. Los ordenadores no entienden automáticamente que el término "coche" significa lo mismo que "vehículo" o si en una frase siguiente dicen "ello". "La gente entiende estas relaciones, porque la situación contextual parpadea en su visión interior. Aún estamos trabajando en dar a los computadores tal entendimiento a largo plazo", explica Landhäußer.


- Fuente: KIT, Karlsruhe Institute of Technology.
- Publicación: Mathias Landhäußer, Tobias Hey, and Walter F. Tichy: Deriving time lines from texts. RAISE 2014 Proceedings of the 3rd International Workshop on Realizing Artificial Intelligence Synergies in Software Engineering, pages 45-51, ACM New York 2014. Doi: 10.1145/2593801.2593809 .

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales