Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Pistas para los defectos congénitos del corazón surgen del estudio del síndrome Down

Referencia: ScienceDaily.com, 25 de octubre 2014

El estudio genético más grande que se ha hecho sobre los defectos congénitos del corazón en las personas con síndrome de Down descubre una conexión con las grandes y raras deleciones genéticas, que afectan a los cilios, informan los científicos. El alto riesgo por defectos congénitos del corazón de este grupo proporciona una herramienta para identificar los cambios en los genes, tanto dentro como fuera del cromosoma 21, los cuales están involucrados en el desarrollo anormal del corazón.

El riesgo de AVSD es mayor en los niños con síndrome de Down. Un defecto septal auriculoventricular (ADSV) significa que la región central del corazón que separa las aurículas de los ventrículos ha fallado al formarse correctamente.
 Crédito: National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities.
El síndrome de Down es la anomalía cromosómica más común en los seres humanos, significa que hay una tercera copia del total o de parte del cromosoma 21. Además de la discapacidad intelectual, las personas con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de defectos congénitos del corazón. Sin embargo, no todas las personas con síndrome de Down los tienen, alrededor de la mitad tienen corazones estructuralmente normales.

El equipo encontró que los bebés con defectos congénitos del corazón, en el contexto del síndrome de Down, eran más propensos a tener grandes y raras deleciones genéticas. Estas deleciones tendían a involucrar a genes que afectan a los cilios, estructuras celulares que son importantes para la señalización y los patrones del desarrollo embrionario.

Estos nuevos hallazgos, junto con otros estudios recientes, sugieren que el riesgo de defectos congénitos del corazón en el síndrome de Down puede venir de varios genes y de factores ambientales, además del riesgo sustancial del cromosoma 21 extra.

"En el síndrome de Down, hay un aumento de 50 veces el riesgo de defectos cardíacos, lo cual es enorme", señala el autor principal, Michael Zwick, PhD, profesor asociado de genética humana y pediatría en Emory. "El estudio de estas cardiopatías congénitas en la población con síndrome Down puede que revele a los genes que afectan dicho riesgo de cardiopatías en todos los niños, incluidos los que tienen el número típico de cromosomas."

"Entender el origen de estos trastornos del corazón también puede revelar su afectación a otros órganos, como los pulmones o el intestino", dice Zwick .

El estudio incluyó a 452 personas con síndrome de Down. 210 tenían defectos septales auriculoventriculares completos (AVSD), un defecto cardíaco grave que es relativamente común entre las personas con síndrome Down (20 por ciento). Los restantes 242 tenían corazones estructuralmente normales. El equipo de Emory utilizó microarrays de alta densidad para investigar más de 900.000 sitios de todo el genoma humano, a fin de detectar las variaciones estructurales, incluyendo deleciones o duplicaciones de ADN.

Un defecto septal auriculoventricular significa que la región central del corazón que separa las aurículas de los ventrículos falla al formarse de manera correcta. Tales defectos aumentan la carga de trabajo del corazón, y una AVSD completa conduce a la insuficiencia cardíaca: acumulación de líquido en los pulmones y dificultad para respirar, lo que requiere de una cirugía en el primer año de vida.

Los resultados del equipo se suman a la evidencia de una conexión entre AVSD y los cilios. Las ciliopatías son una clase de trastornos genéticos que afectan a los riñones, los ojos y los trastornos del neurodesarrollo. Las células de las vías respiratorias tienen cilios móviles que arrastran el moco y la suciedad fuera de los pulmones, casi todas las células del cuerpo tiene un cilio (sensorial) primario.

"El hallazgo de que genes ciliomes puede ser interrumpido en los niños con síndrome de Down y AVSD, puede indicar diferencias en la atención de por vida para estas personas", señala Zwick. "Este es un resultado sugerente que necesita replicación en un grupo aún más grande."

Para confirmar y fortalecer estos hallazgos, Zwick y su equipo están realizando actualmente un estudio independiente de personas con síndrome Down, usando la secuenciación del genoma para definir con mayor precisión las alteraciones en los genes que perturban el desarrollo del corazón en los niños.


- Fuente:  Emory Health Sciences.
- Publicación: Dhanya Ramachandran, Jennifer G. Mulle, Adam E. Locke, Lora J.H. Bean, Tracie C. Rosser, Promita Bose, Kenneth J. Dooley, Clifford L. Cua, George T. Capone, Roger H. Reeves, Cheryl L. Maslen, David J. Cutler, Stephanie L. Sherman, Michael E. Zwick. Contribution of copy-number variation to Down syndrome–associated atrioventricular septal defects. Genetics in Medicine, 2014; DOI: 10.1038/gim.2014.144 .
..

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales