Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Panarquía, gobernanza en la edad de las redes

por Paul B. Hartzog

Esta es la Introducción al ensayo de
Paul B. Hartzog
Panarchy: Governance in the Network Age

"¿Qué hace que los sistemas políticos crucen el umbral de unos parámetros de transformaciones? Algunos puntos disruptivos se producen cuando el desarrollo tecnológico permite a las personas participar en actividades y colectividades antes no imaginadas, a fin de perseguir unos objetivos políticos anteriormente inconcebibles .., un punto de inflexión que se produce cuando los recursos o las prácticas de un sistema ya no pueden hacer frente a un mayor incremento de cambio y sus parámetros ceden bajo la carga acumulada." (1)

En tiempos de gran transformación, la civilización se encuentra en el Wasteland (2) de TS Eliot. Las viejas reglas se vuelven cada vez más inútiles y no dan lugar a los mismos resultados exitosos que dieron en el pasado, pero a veces un nuevo paradigma de Kuhn aún puede emerger del turbulento caos (3). El descubrimiento de una nuevo camino descansa en el proceso de reconocimiento y aclaración de patrones de los vectores que están operando en una civilización que se transforma (4).

La hipótesis principal que voy a intentar defender aquí es que el aprovechamiento de los beneficios de organización de la Red constituye una nueva fuente de poder y una nueva manera de lograr la gobernabilidad global. Conforme los individuos y grupos se van involucrando entre sí a nivel global, el centro de la gobernanza mundial se va desplazando desde las actividades centradas estatales a las redes distribuidas. El efecto acumulativo de un cambio de las jerarquías a las redes, es un sistema de esferas superpuestas de autoridad y regímenes de acción colectiva llamada "panarquía" (5).

Complejidad + Redes + Conectividad => Panarquía

A saber, la complejidad emergente de nuestras estructuras sociales y políticas, compuestas de muchos agentes que interactúan, combinada con la creciente importancia de las formas de organización en red, y disponibles por las tecnologías que aumentan la conectividad, propulsan el sistema mundial hacia una transformación que culmina en un entorno de política global que se componga de una diversidad de ámbitos de gobierno, y esa totalidad se llama panarquía. Por aclarar, los vínculos globales entre los individuos y grupos crean redes transnacionales que consisten en normas y metas compartidas. A pesar de su similitud a un nivel macro de sociología política, la complejidad y las redes son cada vez más interesantes para los estudiosos de las relaciones internacionales. Las actividades de estas redes transnacionales no sólo influyen en los estados, sino también sirven como medio de gobernanza social, funcionando de forma independiente de y en paralelo a los gobiernos estatales. Como Paul Wapner señala: "Lo que es absolutamente esencial de reconocer, sin embargo, es que no son entrelazamientos y solapamientos con los estados o con los sistemas estatales para crear esfuerzos por una sociedad civil y ‘política’ global. El activismo transnacional no se convierte en políticamente relevante simplemente cuando se cruza con el comportamiento estatal .... Lo que está en juego en este análisis, entonces, es el mismo concepto de política mundial." (6)

Definir y redefinir la panarquía es un desafío constante debido a una serie de aspectos de la misma que denominan cosas distintas por diferentes estudiosos. Teóricos sociales y de sistemas usan la palabra "heterarquía" para distinguirlo del concepto de "jerarquía" (7). Los politólogos han usado la palabra "anarquía" para describir sistemas no-jerárquicos, sin embargo la panarquía exhibe un orden auto-organizado, y por tanto, es distinto de la consecuencias caóticas del término "anarquía". Otro sinónimo es ‘plurilateralismo’. "En el plurilateralismo, la estructura del sistema internacional es compleja y volátil, porque no se estabiliza mediante cualquier sistema jerárquico ... Se necesita todo tipo de agentes actuantes --no sólo declarantes- y explorar la forma en que operan a través de diferentes niveles y estructuras funcionales" (8).

La panarquía comprende un sistema de redes superpuestas de cooperación y legitimación, o autoridad, y por tanto se parece a la reciente literatura sobre un "nuevo. medievalismo" (9). Como veremos, la panarquía es una gobernanza como un sistema adaptativo complejo de redes anárquicas que se basan en la diversidad y se resiste a la jerarquía para poder funcionar y adaptarse. Los sistemas altamente interconectados del tipo que exploraremos se denominan "sistemas adaptativos complejos."

Estos sistemas son: 1) dinámicos, no estáticos, y 2) no están en equilibrio e incluso, no tienden hacia ello. Mas bien, estas "estructuras disipativas" existen en un estado estable lejos del equilibrio y mantienen su estructura a través de un proceso de autopoiesis (10). Debido a la falta de un término común interdisciplinario en mis fuentes, voy a utilizar muchos de los términos anteriores indistintamente.

Puesto así, la pregunta clave de esta investigación es una de los casos identificados donde las formas de organización autopoiéticas de la red  provean de importantes beneficios a los grupos que tratan de satisfacer
diversos objetivos. Unos de estos casos demuestra que los beneficios de las redes no se limitan a formas políticas de acción colectiva, sino más bien, que las nuevas redes son poderosas en muchos ámbitos. Estas nuevas formas de superar los dilemas de la acción colectiva no puede dejar de tener un impacto en la ciencia política y las relaciones internacionales.

Por último, presento mis dos objetivos para este ensayo. El primero es el de proporcionar una base descriptiva para comprender el cambio de jerarquías a las redes. En resumen, los cambios recientes tienen su efecto (11) :

1) "en la aparición de diversos procesos transnacionales que tienen efectos erosivos sobre el poder y la autoridad de los estados", y
2) en "el crecimiento de instituciones de gobernanza a todos los niveles de análisis, con implicaciones concomitantes para el estado y el sistema."


En segundo lugar, porque el nuevo sistema internacional exhibe diferentes propiedades, hay implicaciones normativas. El cambio sistémico produce nuevos ganadores y perdedores, y las cuestiones de equidad y justicia no deben ser pasadas por alto.

Para lograr tales objetivos, he organizado el trabajo de la siguiente manera:

1. Una sección sobre las relaciones internacionales analiza la literatura existente acerca de la teorización del nivel de sistema en la ciencia política.
2. Una sección sobre la complejidad analiza los sistemas adaptativos complejos, un orden de sistemas y multitudes sin líder, y la manera en que estos sistemas se encarnan en el espacio y el cambio.
3. Una sección sobre redes analiza las redes sociales y sus topologías, cómo las identidades de los distintos agentes afectan a las redes, y cómo los umbrales y cascadas puede crear cambios repentinos.
4. Un capítulo sobre la conectividad analiza la llegada de tecnologías de conectivas, los fenómenos de la guerra en red, la aparición de "smart mobs"++ y los movimientos sociales transnacionales.
5. Una sección sobre la cultura de la red que demuestra casos de las redes en acción.
6. Y por último, una sección sobre la panarquía que analiza la gobernanza adaptativa compleja y la diplomacia de multitudes.


Además, una breve conclusión admite que algunas de las complejidades involucradas en propuestas tales como el programa de investigación lakatosiana. (12)

Este clase de síntesis tan extensa a veces se ha recibido mal, como un vano intento de profecía, o en el mejor de los casos como algo no-empírico. Tal esfuerzo, en ocasiones debe necesariamente ser no empírico --la transformación del mundo que se está produciendo en la actualidad es en principio de ese tipo--, por lo tanto, no hay una historia en la que basar un análisis empírico, pero esto no significa que tal esfuerzo está condenado a un estatus no-empírico, sino que conforme pase el tiempo irán saliendo sugerencias para formas de testear y validar las hipótesis. Ejemplos históricos pueden ofrecer ideas no obstante, como metáforas o perfectos ejemplos de la propia transformación. Umberto Eco proporciona un poco de consuelo para aquellos que se atreven con este tipo de aventura: "Sólo existe el riesgo de contradicción. Pero a veces hay que hablar porque uno se siente en la obligación moral de decir algo, no porque se tenga la certeza «científica» de que se está diciendo algo de una manera irrefutable." (13)


- El artículo en PDF se puede encontrar aquí y aquí .
- Relacionado del mismo autor: 21st Century Governance as a Complex Adaptive System (2004)

(1) James N. Rosenau, Turbulence in World Politics : A Theory of Change and Continuity (Princeton, N.J.: Princeton University Press, 1990), 83.
(2) T. S. Eliot, The Wasteland ([Monterrey,: Ediciones Sierra Madre, 1960).
(3) Thomas S. Kuhn, The Structure of Scientific Revolutions, 3rd ed. (Chicago, IL: University of Chicago
Press, 1996).
(4) It must be noted that many of the following concepts were first articulated and brilliantly handled in
Rosenau, Turbulence in World Politics : A Theory of Change and Continuity.
(5) An earlier draft of this paper appeared as Paul B. Hartzog, "21st Century Governance as a Complex Adaptive System," in Proceedings Pista 2004, ed. Jose V. Carrasquero, et al., Informatics and Society (Orlando: International Institute of Informatics and Systemics, 2004).
(6) Paul Wapner, "Politics Beyond the State: Environmental Activism and World Civic Politics," World
Politics 47, no. 3 (1995): 339.
(7) Kyriakos M. Kontopoulos, The Logics of Social Structure, Structural Analysis in the Social Sciences ; 6 (Cambridge ; New York: Cambridge University Press, 1992), Niklas Luhmann, Social Systems, Writing Science (Stanford, Calif.: Stanford University Press, 1995).
(8) Raimo Vayrynen, "Reforming the World Order: Multi- and Plurilateral Approaches," in Global Governance in the 21st Century: Alternative Perspectives on World Order, ed. Bjorn Hettne and Bertil Oden (Gothenburg: Almqvist and Wiksell International, 2002), 110-11.
(9) Hedley Bull, The Anarchical Society : A Study of Order in World Politics, 3rd ed. (New York: Columbia University Press, 2002), Jörg Friedrichs, "The Meaning of New Midievalism," European Journal of International Relations 7, no. 4 (2001), John Gerard Ruggie, "Continuity and Transformation in the World Polity," in Neorealism and Its Critcs, ed. Robert O. Keohane, New Directions in World Politics (New
York: Columbia University Press, 1986).
(10) Humberto R. Maturana and Francisco J. Varela, Autopoiesis and Cognition : The Realization of the Living, Boston Studies in the Philosophy of Science ; V. 42 (Dordrecht, Holland ; Boston: D. Reidel Pub. Co., 1980), I. Prigogine and Isabelle Stengers, Order out of Chaos : Man's New Dialogue with Nature (Toronto ; New York, N.Y.: Bantam Books, 1984).               
(11) Ronnie D. Lipschutz and Judith Mayer, Global Civil Society and Global Environmental Governance : The Politics of Nature from Place to Planet, Suny Series in International Environmental Policy and Theory (Albany: State University of New York Press, 1996), 249.
(12) Imre Lakatos and Alan Musgrave, Criticism and the Growth of Knowledge (Cambridge [Eng.]:
University Press, 1970).
(13) Umberto Eco, Travels in Hyper Reality : Essays, 1st ed. (San Diego: Harcourt Brace Jovanovich, 1986).
.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales