Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » ¿De dónde vienen los animales?

por Kat McGowan, 29 julio 2014

Interesante artículo que propone que las bacterias pueden haber ayudado a los organismos unicelulares a dar el salto hacia los animales multicelulares. He traducido la primera parte introductoria.

Durante miles de millones de años, las criaturas unicelulares tenían el planeta para ellos solos, flotando libres a través de los océanos en su solitaria dicha. Algunos microorganismos intentaron otros desarrollos multicelulares, formando pequeñas láminas o filamentos de células. Sin embargo tales empresas sólo llegaron a callejones sin salida. Las células simples dominaban la tierra.

Entonces, más de 3 mil millones de años después de la aparición de los microbios, la vida se hizo más compleja. Las células se organizaron en nuevas estructuras tridimensionales. Comenzaron a dividirse el trabajo para la vida, de modo que, algunos tejidos se encargaron de moverse, mientras que otros se dedicaban a comer y digerir. Fueron desarrollando nuevas formas para que las células se comunicaran y compartieran recursos. Estas complejas criaturas multicelulares fueron los primeros animales, y lograron un gran éxito. Poco después, hace unos 540 millones años, la vida animal entró en erupción, se diversificó en un caleidoscopio de formas en lo que se conoce como la explosión del Cámbrico. Los prototipos de cada plan corporal iban emergiendo rápidamente, desde caracoles de mar a estrellas de mar, desde los insectos hasta los crustáceos. Cada animal que existe desde entonces ha sido una variación de uno de los temas que surgieron durante este tiempo.

Pero, ¿cómo la vida dio este salto tan espectacular desde la simplicidad unicelular a la complejidad multicelular? A Nicole King siempre le ha fascinado esta cuestión desde que comenzó su carrera de biología. Los fósiles no ofrecen una respuesta clara: Los datos moleculares indican que el "Urmetazoo", ese ancestro de todos los animales, apareció por primera vez en alguna parte entre los 600 y los 800 millones de años atrás, aunque los primeros fósiles inequívocos de cuerpos de animales no se muestran hasta hace 580 millones de años. King, entonces, centró su atención en los coanoflagelados, unas criaturas acuáticas microscópicas cuyo tipo de cuerpo y de genes les coloca justo al lado de la base del árbol genealógico de los animales. "Los coanoflagelados son a mi entender los organismos que hay que mirar si uno está buscando los orígenes de los animales", declaró King. En estos organismos, que pueden vivir tanto como células individuales como colonias multicelulares, ella ha encontrado la mayor parte del conjunto de herramientas moleculares necesarias para poner en marcha la vida animal. Y para su sorpresa, se encontró que las bacterias pueden haber desempeñado un papel crucial en el alumbramiento de esta nueva era.

En un extenso documento que se publicará en un volumen especial de Cold Spring Harbor Perspectivas en Biología en septiembre, King expondrá el caso de la influencia de las bacterias en el desarrollo de la vida animal. Para empezar, dichas bacterias alimentaron a nuestros antepasados, y esto probablemente supuso que esos proto-animales desarrollaran sistemas para reconocer a la mejor presa bacteriana, capturarlas y engullirlas. Todos estos mecanismos fueron reutilizados y adaptados a las vidas multicelulares de los primeros animales. La revisión de King se une a una amplia ola de investigación que pone a las bacterias en el centro de la historia de la vida animal. "Nos vimos obligados a interactuar estrechamente con las bacterias de hace 600 millones de años", señaló King, ahora en biología evolutiva en la Universidad de California, Berkeley, e investigadora del Instituto Médico Howard Hughes. "Estaban aquí en primer lugar, son abundantes y dominantes. En retrospectiva, deberíamos haber esperado esto."
-

-- Imagen: James O'Brien for Quanta Magazine
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales