Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Las cinco últimas tecnologías de identificación

Referencia: LiveScience.com .
por Alyssa Danigelis, 20 de agosto 2014

Muchas licencias y pasaportes para conducir tienen hologramas y otros tipos de seguridad sofisticados incrustados en ellos, pero en su mayor parte, las personas todavía dependen en gran medida de las tarjetas de identificación para demostrar quiénes son. Las tecnologías de identificación biométrica, como el escáner de huellas dactilares y el iris ya están siendo utilizados para acelerar el trámite de seguridad en varios aeropuertos de Estados Unidos.


El escaneo del iris también está ganando apoyo en la industria del cuidado de la salud, como una forma de prevenir el robo y fraude de identidad. Ahora, la ID tech se está moviendo a nuevos reinos, con dispositivos que permiten distinguir a los individuos por sus venas, por ondas cerebrales e incluso por su olor corporal. Aquí hay cinco alternativas emergentes para la identificación tradicional:

El olor corporal

Como los perros ya saben, cada persona tiene un olor único y reconocible. El reto ha venido a través de sensores que trabajan como la nariz de un perro. A partir de 2009, la Universidad Politécnica de Madrid comenzó a colaborar con Ilía Sistemas, una empresa española de consultoría tecnológica, para desarrollar la tecnología que identificara a los individuos en base a sus patrones de olor químico.

El objetivo principal del proyecto biométrico era utilizar olor junto con el escaneo del iris y la huella digital para incrementar el ratio de reconocimiento y reducir la posibilidad de fraude en los controles transfronterizos. Las tasas de reconocimiento fueron mayores del 85 por ciento para el olor corporal, lo que los investigadores llaman un identificador biométrico prometedor para su estudio, publicado en la edición de noviembre 2013 en el journal Knowledge-Based Systems. Sin embargo, la tecnología permanece en etapa de investigación.

Móviles

Después se supo la noticia del último año de que la National Security Agency estaba recogiendo y almacenando los registros telefónicos de ciudadanos estadounidenses como parte de un amplio programa de vigilancia doméstica, Hristo Bojinov, un estudiante postdoctoral de informática de la Universidad de Stanford, hizo un descubrimiento interesante: los sensores de teléfonos inteligentes son predeciblemente imperfectos, informó en el San Francisco Chronicle.

Trabajando en el Laboratorio de Seguridad de Stanford, Bojinov y sus colegas, crearon un programa de computador que puede medir los ligeros y singulares errores en los acelerómetros y micrófonos de los teléfonos inteligentes. El programa fue utilizado con éxito como una "huella" más en una docena de dispositivos.

Casi al mismo tiempo, los ingenieros de la Universidad Técnica de Dresden, en Alemania, desarrollaron un método de seguimiento basado en los hallazgos de las señales de radio de cada teléfono celular, ya que contienen huellas digitales inalterables, informaba la revista New Scientist. El equipo sugiere que esta tecnología de identificación podría ayudar a los policías a encontrar delincuentes que vacían las tarjetas SIM de sus teléfonos, o aquellos que usan los "teléfonos desechables" de prepago, que suelen ser difíciles de rastrear.

Latidos

En lugar de introducir una contraseña complicada o usar un patrón de pantalla táctil única, la pulsera Nymi utiliza los latidos del corazón para la identificación digital. La tecnología de pulseras fue desarrollada por Bionym, una empresa de nueva creación con sede en Toronto, y utiliza algoritmos para leer las formas de onda del electrocardiograma (ECG), los cuales son patrones únicos de la actividad eléctrica del corazón de una persona.

Una vez que la pulsera Nymi autentifica al usuario, se comunica su identidad digital a través de Bluetooth a los dispositivos inteligentes, incluyendo móviles, computadoras, vehículos e incluso a las puertas de las habitaciones de un hotel, según declara la compañía. Inicialmente, Bionym probó la exactitud de identificación por ECG en más de 1.000 personas y la encontró más precisa que el reconocimiento facial, según informó en Popular Science el pasado otoño.

Además de la sustitución de llaves y tarjetas, la Nymi contiene un acelerómetro y giroscopio que recoge los movimientos y el uso de gestos para los comandos de tareas específicas. Esto significa poder programar ciertos movimientos de la mano que pueden abrir el maletero del automóvil, por ejemplo, o controlar un televisor. El dispositivo está disponible para su venta en el sitio web de la compañía por $ 79, pero después de colocar 25.000 pedidos, el precio subirá a $ 99, según Bionym. Se espera que el brazalete llegue a las tiendas este año.

Venas

Originalmente llamado PulseWallet, la BiyoWallet es una máquina diseñada para que los minoristas puedan identificar a los clientes con un análisis rápido de sus venas. Una vez que un individuo ha sido identificado, el dispositivo puede deducir automáticamente el dinero de la cuenta del cliente. La máquina reconoce patrones únicos de venas de la palma de la mano de una persona con un dispositivo de escáner.

Los usuarios podrían establecer sus cuentas con el fin de hacer seguimiento de sus compras. Esta tecnología de punto de venta se estrenó por primera vez en enero en el Consumer Electronic Show anual (CES) de Las Vegas, y pasó a llamarse BiyoWallet en marzo. La compañía dice que su meta con los pagos biométricos es crear una red que elimine el fraude y el robo de identidad, mientras que ayuda a los usuarios a proteger sus fondos de su cuenta bancaria.

Pensamientos

El iris, el rostro y el reconocimiento de voz son maneras seguras de exploración para confirmar la identidad, pero también puede ser intrusivo y costoso, según un equipo de investigadores de la Universidad de California, Berkeley. El grupo, dirigido por John Chuang, profesor de la Escuela de Información de la Universidad de Berkeley, ha experimentado con la identificación de personas que usan un auricular de lectura de ondas cerebrales, una tecnología que dicen que podría ser particularmente útil, sobre todo para el acceso informático.

Chuang y sus colegas han desarrollado la NeuroSky MindWave, un auricular inalámbrico que contiene biosensores para leer los datos de la electroencefalografía (EEG). Monitorearon a los participantes mientras realizaban diferentes tareas mentales, como centrarse en la respiración o imaginarse un dedo que se mueve arriba y abajo, mientras usaban los auriculares.

En algunos casos, las tareas son las mismas para todos los participantes, pero otras veces, los investigadores pidieron a la gente que añadieran un pensamiento personalizado y se centraran en él durante 10 segundos. En otros casos, se les pidió a algunos que se imaginaran cantando una canción de su elección, o la visualización el juego de un deporte de su elección. Descubrieron que los datos ofrecidos por las ondas cerebrales de estos “pensamientos” eran suficientes para confirmar la identidad de una persona. Los auriculares monitorizan la actividad cerebral mediante un clip en la oreja y otro en un brazo y un discreto sensor de EEG sujeto en la frente. Las señales de las ondas cerebrales autentican a los usuarios con un alto grado de precisión, señalaron en un comunicado los investigadores.


- imagen.1. Credit: Johan Swanepoel | Shutterstock.com
- imagen.2. The Nymi wristband can identify people based on their heartbeat. Credit: Bionym
- imagen.3. Professor John Chuang models the NeuroSky MindWave brainwave sensor. Credit: UC Berkeley School of Information

.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales