Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Virus que controlan nuestras bacterias intestinales

Referencia: NewScientist.com .
por Azeen Ghorayshi, 25 de julio 2014

Un nuevo virus descubierto podría estar al acecho entre las tripas de casi las tres cuartas partes de las personas de todo el mundo, lo que significa que es uno de los virus más omnipresentes que nunca se haya conocido.

Este virus se replica a través de la infección de una de las especies de bacterias comunes de nuestro intestino, es seis veces más abundante que los otros virus intestinales conocidos combinados. Su descubrimiento apoya la idea de que los virus pueden ser los maestros de marionetas de nuestros intestinos, regulando las rebosantes comunidades bacterianas que habitan en nuestra casa intestino.

"La idea es que los virus pueden controlar los niveles de bacterias del intestino, para asegurarse de que ningún tipo lleve la delantera", dice Bas Dutilh, del Centro Médico de la Universidad Radboud en Nijmegen, Holanda. "Los virus serían los encargados de mantener la biodiversidad dentro de nosotros."

El hecho de que el virus se haya descubierto en tantas personas diferentes, independientemente de donde vivan o lo que coman, refuta la creencia sostenida anteriormente de que la firma viral de cada persona es única, dice Dutilh.

La idea de que nuestra carga viral, conocida colectivamente como viroma, varía de persona a persona proviene de un estudio en 2010 que examinó las similitudes entre las bacterias intestinales de los gemelos. Se usaron los datos genómicos de muestras fecales, un buen indicador para inferir lo que está pasando más arriba del intestino, a partir de cuatro parejas de gemelos y sus madres, el estudio encontró que las bacterias intestinales residentes entre individuos que estaban estrechamente relacionados era mucho más parecida a la existente entre  individuos no relacionados. Las comunidades virales, por el contrario, parecían variar ampliamente, incluso entre los gemelos.

La materia oscura biológica

Pero existía una seria advertencia, sólo el 19 por ciento del viroma del grupo coincidía con alguno de nuestras bases de datos de virus conocidos. El resto, dice Dutilh, es como una caja negra, tanto por el gran número de virus desconocidos que andan por ahí y también por la rápida evolución viral, de la que ya sabemos. Esto es en cuanto se refiere al reino de la ‘materia oscura biológica’. "El resto fue ignorado porque no teníamos ni idea de lo que son o lo que hacen", añadió.

Dutilh y sus colaboradores de la Universidad Estatal de San Diego decidieron sumergirse de nuevo en los datos para ver si los participantes en el estudio compartían algo de esa materia oscura viral. Un virus, una especie que coloniza de bacterias, llamados bacteriófagos, estaba presente en las muestras de los 12 individuos.

Cuando los investigadores ampliaron su búsqueda para incluir todos los datos desde el Proyecto Microbioma Humano, un proyecto a gran escala para secuenciar el ADN de todos los microbios que viven en y sobre nuestros cuerpos, hallaron que ese mismo virus estaba presente en el 73 por ciento del total de 466 muestras fecales humanas. Le pusieron el pegadizo nombre de CrAssphage debido al software para ensamblar ADN que utilizaron para descubrirlo.

"Lo encontramos en muestras procedentes de Europa, Asia y EE.UU", señala Dutilh. "Una explicación es que ha estado con nosotros desde hace muchas generaciones, diseminado con la especie humana por todo el mundo. Pero también es posible que sea de alguna comida que se come en todas partes."

Maestro de marionetas

El equipo fue capaz de demostrar que el más probable anfitrión del CrAssphage sea la bacteria Bacteroides, una de las bacterias más comunes residente en los intestinos. La bacteroides se ve involucrada en enfermedades como la obesidad, la diabetes e incluso el cáncer colorrectal, lo que sugiere que el virus puede también tener un impacto en dichas enfermedades. Pero ya que pueden existir virus como el CrAssphage dentro de las bacterias de muchas formas, todavía no está claro cuál es el papel que desempeña.

Sea lo que sea, dice Dutilh, todo ello destaca la importancia del viroma como un mecanismo de control de un nivel más alto que las comunidades bacterianas. Esto podría ser aprovechado para una terapia de fagos personalizada, donde una serie de bacteriófagos especialmente diseñados pueden insertarse en el intestino con el propósito de matar o impulsar ciertas poblaciones bacterianas que han ido mal.

"Hace poco tiempo que los recientes avances tecnológicos han permitido iniciar el descubrimiento de la enorme diversidad que contiene el mundo viral", dice Alejandro Reyes, de la Universidad de Washington en St Louis, Missouri, que participó en el estudio de viromas en los gemelos. "Ahora el objetivo es entender qué papel juegan los virus en la comunidad microbiana intestinal que, dada su abundancia y diversidad, debe ser muy importante."

"El hecho de que el viroma haya sido pasado por alto desde hace 10 años es una evidencia desdeñada en la investigación del microbioma", comenta Dutilh. "La mayoría de la gente sólo se centran en las bacterias, pero los virus, e incluso los hongos, también existen. La interacción entre todas estas cosas y el intestino del huésped es lo realmente importante."


- Publicación: Nature Communications, DOI: 10.1038/ncomms5498 .
- Artículo "The super-abundant virus controlling your gut bacteria"
- Imagen: el nuevo CrAssphage es un tipo de bateriófago, como el de esta imagen  Getty Images/3DClinic.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales