Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Acerca de la utilidad de los dilemas morales

Referencia: ScienceDaily.com, 2 de julio 2014

Un tranvía está fuera de control. Delante de él, en las raíles hay cinco personas atadas y sin poder moverse. Usted está demasiado lejos como para que le dé tiempo a desatar a estas personas, pero si actúas rápidamente y empujas a un hombre desconocido para que caiga delante del tranvía y, a costa de su vida, podrías detener su avance. Dilema: No haces nada y dejas que las cinco personas mueran, ¿o matarías al hombre desconocido empujándolo? 


Durante las últimas décadas, muchos psicólogos y otros científicos de la conducta han utilizado este escenario, conocido como el dilema del tranvía, para arrojar luz sobre cómo las personas toman decisiones morales en sus vidas cotidianas.

Los experimentos con el dilema del tranvía y "dilemas de sacrificio" similares pueden haber dejado de ser útiles, aunque sean ahora la base de algunas de las principales teorías de la moralidad que han aparecido en decenas de artículos académicos, libros de texto universitarios y medios de comunicación populares.

Un nuevo estudio en la Universidad de Chicago Booth School of Business, por el profesor Daniel M. Bartels, explica que estos escenarios pueden haber dejado de ser útiles y dar una visión distorsionada de la moralidad.

"Concerns About Trolley Problems and Other Sacrificial Dilemmas in Moral Psychology", será publicado en un próximo número de Social and Personality Psychology Compass, Bartels, junto a Christopher W. Bauman, de la Universidad de California, Irvine; Peter McGraw, de la Universidad de Colorado en Boulder; y Caleb Warren de Texas A&M University, y señala tres elementos principales que del dilema del tranvía una herramienta cuestionable a la hora de examinar cómo las personas toman decisiones morales.

El documento se deriva de una conversación que empezaron los autores durante una reunión en el Moral Research Lab, co-dirigido por Bartels y McGraw.

"Los dilemas de sacrificio hacen participar en situaciones y la gente disfruta pensando", señala Bartels. "Pero cuando la gente está realmente enfrentando dilemas morales reales, rara vez los ven como algo entretenido. Así que nos preocupa que el estudio de estas situaciones sólo pueda darnos una visión parcial de cómo las personas se enfrentan a los problemas morales en su vida cotidiana."

En primer lugar, porque este tipo de situaciones a menudo son divertidas, más que preocupantes, los sujetos se desenganchan. En lugar de sentir que hay en juego algo importante, esperan a darle vueltas a algunas respuestas y arreglarse con dar un argumento de una u otra manera.

En segundo lugar, las situaciones son tan poco realistas y tan poco probables que sucedan que no reflejan la realidad. Muy pocas personas tienen alguna vez que tomar decisiones rápidas en situaciones desconocidas, y que planteen opciones tan marcadas como en el dilema del tranvía. Lo artificial de la situación afecta a la forma de responder, por lo que tendría más sentido estudiar situaciones más realistas, como cuando los ingenieros evalúan los umbrales de riesgo para la seguridad de los productos, cuando los gerentes evalúan el coste de las estructuras y consideran los despidos de empleados, o cuando los profesionales médicos asignan recursos médicos escasos o caros.

Por último, en el dilema del tranvía no resultan involucrado los mismos procesos psicológicos que en las situaciones morales auténticas. Por ejemplo, los problemas morales de la vida real encienden pasiones y dividen a los que no están de acuerdo, pero estas respuestas están completamente ausentes de las reacciones de la gente frente a los dilemas de sacrificio.

"No estamos diciendo que todos estos dilemas y escenarios  morales deban ser eliminados", añade Bartels. "Creemos que son importantes para entender cómo razona la gente, cómo toma decisiones y se comporta. Pero pensamos que la agregación de escenarios más realistas a la mezcla es esencial para avanzar en la ciencia de la moralidad."


- Fuente: University of Chicago Booth School of Business.
- Imagen: representación gráfica del dilema del tranvía.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales