Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Los orígenes remotos del lenguaje humano parecen provenir de las aves

Referencia: ScienceDaily.com , 11 de junio 2014

El lenguaje humano se basa en las formas de canto de los pájaros y en el habla de otros primates, según la hipótesis de una nueva investigación. De las aves derivamos la parte melódica de nuestra lengua, y de otros primates las partes pragmáticas, que son las portadoras del contenido del discurso. En algún momento en los últimos 100.000 años, esas capacidades se funden en algo aproximado a la forma de lenguaje humano que hoy conocemos.


En la isla de Java, en Indonesia, el gibón plateado un primate en peligro de extinción, vive en las selvas tropicales. En un comportamiento inusual para un primate, el gibón plateado canta: Puede vocalizar largas y complicadas canciones utilizando 14 tipos de notas diferentes, con las que señaliza el territorio y envía mensajes a posibles compañeros y familiares.

Lejos de ser una mera curiosidad, el gibón plateado nos puede dar pistas sobre el desarrollo del lenguaje en los seres humanos. En un artículo recientemente publicado, dos profesores del MIT afirman que en una nueva revisión del lenguaje humano contemporáneo, podemos ver indicios de cómo la comunicación humana podría haber evolucionado partiendo de sistemas subyacentes como son los más antiguos modos de comunicación de las aves y de otros primates.

De las aves, los investigadores dicen, derivamos la parte melódica de nuestra lengua, y de otros primates, las partes pragmáticas, portadoras del contenido del discurso. En algún momento de los últimos 100.000 años, esas capacidades se funden en más o menos la forma de lenguaje humano que hay día conocemos.

Pero, ¿cómo? Otros animales, al parecer, tienen conjuntos finitos de cosas que pueden expresar; el lenguaje humano es único en tener en cuenta un conjunto infinito de nuevos significados. ¿Qué ha permitido al lenguaje humano evolucionar sin límites desde sistemas de lenguaje tan limitados?

"¿Cómo surgió el lenguaje humano? Está lo bastante lejos en el pasado para que no podemos volver atrás y resolverlo directamente", inquiere el lingüista Shigeru Miyagawa, profesor de Lengua y Cultura Japonesa en el MIT. "Lo mejor que podemos hacer es venir con una teoría que es ampliamente compatible con lo que sabemos sobre el lenguaje humano y otros sistemas similares en la naturaleza."

En concreto, Miyagawa y sus co-autores piensan que algunas cualidades, aparentemente infinitas del lenguaje humano moderno, cuando se volvieron a analizar, en realidad, muestran cualidades finitas de lenguajes de otros animales, y esto significa que la comunicación humana es más similar a la de otros animales de lo que generalmente se cree.

"Sí, el lenguaje humano es único; pero si identificamos las dos partes que hemos estudiado, en realidad, las partes son finitas", dice Miyagawa. "Esos dos componentes tienen antecedentes en el mundo animal. Según nuestra hipótesis, vienen a unirse únicamente en el lenguaje humano."

La "hipótesis de la integración"

El documento actual, "La hipótesis de la integración de la Evolución del Lenguaje Humano y la naturaleza de los Lenguajes Contemporáneos", salió publicado esta semana en Frontiers in Psychology. Los autores son Miyagawa; Robert Berwick, que es profesor de lingüística computacional, informática e ingeniería del MIT, en el Laboratorio de  Sistemas de Información y Decisión; y Shiro Ojima y Kazuo Okanoya, académicos de la Universidad de Tokio.

Las conclusiones están basadas en trabajos anteriores de Miyagawa, que sostiene que el lenguaje humano se compone de dos capas distintas: la capa expresiva, que se refiere a la estructura mutable de las sentencias, y la capa de léxico, donde reside el contenido central de una oración. Esa idea, a su vez, está basada en trabajos previos de otros eruditos lingüistas, entre ellos, Noam Chomsky, Kenneth Hale y Samuel Jay Keyser.

La capa expresiva y la capa léxica tienen antecedentes, según creen los investigadores, en las lenguas de las aves y de otros mamíferos, respectivamente. Por ejemplo, en otro artículo publicado el año pasado, Miyagawa, Berwick y Okanoya presentaron un caso más amplio que conectaba la capa expresiva del lenguaje humano y el canto de los pájaros, incluyendo similitudes en la melodía y en un rango de patrones rítmcos.

Los pájaros, sin embargo, tienen un número limitado de melodías que pueden cantar o recombinar, y los primates no humanos tienen un número limitado de sonidos con significados particulares. Eso parecería presentar un desafío a la idea de que el lenguaje humano pudiera haber derivado de esos modos de comunicación, teniendo en cuenta las posibilidades, aparentemente infinitas, de expresión de los seres humanos.

Pero los investigadores creen que ciertas partes del lenguaje humano en realidad revelan operaciones de estados finitos que pueden estar vinculados a nuestro pasado ancestral. Consideremos la posibilidad de un fenómeno lingüístico conocido como "formación discontigua de palabras", que implica hacer secuencias formadas utilizando el prefijo "anti", por ejemplo "misil antimisil," o "misil-antimisil antimisil", y así sucesivamente. Algunos lingüistas han argumentado que este tipo de construcción revela la infinita naturaleza del lenguaje humano, ya que el término "antimisil" continuamente se puede incrustar en medio de la frase.

Sin embargo, como los investigadores afirman en el nuevo estudio, "Este no es el análisis correcto". La palabra "antimisil" es en realidad un modificador, lo que significa que conforme la frase se hace más grande, "cada expansión sucesiva se forma a través de una estricta adyacencia". Eso significa que la construcción se compone de unidades discretas de lenguaje. En este caso y en otros, Miyagawa dice, los seres humanos utilizamos componentes "de estados finitos" para construir sus comunicaciones.

La complejidad de este tipo de formaciones lingüísticas, observa Berwick, "no ocurre en el canto de los pájaros, ni ocurre en el resto del reino animal". De hecho, añade, "A medida que encontramos más evidencias de que otros animales no parecen poseer este tipo de sistema, refuerza nuestra idea de que estos dos elementos fueron reunidos en los humanos."

La capacidad inherente

Para estar seguros, reconocen los investigadores, su hipótesis es un trabajo en progreso. Después de todo, Charles Darwin y otros ya han explorado la relación entre canto de los pájaros y el lenguaje humano. Ahora, dice Miyagawa, pensamos en esa "relación entre el canto de los pájaros y el sistema de expresión", junto con el componente léxico de la lengua que viene de los primates. De hecho, como se señala en el artículo, el ancestro común más reciente entre aves y humanos parece haber existido hace unos 300 millones de años, por lo que casi tendría que ser una conexión indirecta a través de los primates mayores, posiblemente el gibón plateado.

Tal como apunta Berwick, los investigadores todavía están estudiando cómo estos dos modos han podido fusionarse en los humanos, aunque el concepto general de las nuevas funciones a partir del desarrollo de bloques de construcción existentes, es familiar en la evolución. "Usted tiene estas dos piezas", explica Berwick. "Las pone juntas y algo nuevo emerge. No podemos volver con una máquina del tiempo y ver lo que pasó, pero creemos que esa es la historia básica que estamos viendo con el lenguaje."

Miyagawa reconoce que la investigación y el debate en este campo va a continuar, pero espera que sus colegas se involucren con la hipótesis de la integración. "Es digno de ser considerada, aunque pueda ser potencialmente cuestionada", dice Miyagawa.

- Fuente: Massachusetts Institute of Technology .
- Publicación: Shigeru Miyagawa, Shiro Ojima, Robert C. Berwick, Kazuo Okanoya. The integration hypothesis of human language evolution and the nature of contemporary languages. Frontiers in Psychology, 2014; 5 DOI: 10.3389/fpsyg.2014.00564
- Imagen: Ilustración de Christine Daniloff / MIT

.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales