Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La teoría cuántica revela un patrón desconcertante en la respuesta de las encuestas

Referencia: ScienceDaily.com , 16 de junio 2014

Los investigadores utilizaron la teoría cuántica, usualmente invocada para describir las acciones de las partículas subatómicas, para identificar un patrón inesperado y extraño de cómo la gente responde a las preguntas de una encuesta.

Según los estándares convencionales, los resultados son sorprendentes: Los científicos hallaron el mismo patrón exacto en 70 encuestas representativas a nivel nacional de Gallup y del centro Pew Research hechas de 2001 a 2011, así como en dos experimentos de laboratorio. La mayoría de las encuestas nacionales incluyen a más de 1.000 personas de Estados Unidos.

"El comportamiento humano es muy sensible al contexto. Puede ser tan sensible al contexto como las acciones de algunas de las partículas que estudian los físicos cuánticos", señaló Zheng Wang, autora principal del estudio y profesora asociada de comunicación en la Universidad Estatal de Ohio.

"Mediante el uso de la teoría cuántica, hemos sido capaces de predecir una regularidad sorprendente en el comportamiento humano, con una precisión inusual para las ciencias sociales en un gran conjunto de diferentes encuestas."

El estudio aparece en Proceedings of the National Academy of Sciences. Wang realizó el estudio con Tyler Solloway de Ohio State, y Richard Shiffrin y Jerome Busemeyer de la Universidad de Indiana.

Estos nuevos hallazgos involucran una cuestión que ha enfrentado durante mucho tiempo los investigadores a partir de datos encuestados o datos auto reportados: los efectos de la cuestión de orden. Los científicos ya saben que el orden en que se hacen las preguntas en una encuesta puede cambiar la respuesta de la gente. Es por eso que las organizaciones cambian normalmente el orden de las preguntas en una encuesta para los diferentes participantes, con la esperanza de anular este efecto.

"Los investigadores han pensado que estos efectos de la cuestión de orden son como una especie de inexplicable efecto de arrastre o de ruido", añadía Wang. "Sin embargo, nuestros resultados sugieren que algunos de estos efectos pueden no ser una mera molestia, sino en realidad, algo más esencial para el comportamiento humano."

Tomemos, por ejemplo, una de las encuestas utilizadas en el estudio. Esta fue una encuesta de Gallup que pidió responder a los estadounidenses, entre otras cuestiones, si Bill Clinton era honesto y digno de confianza, y si Al Gore era honesto y digno de confianza.

La encuesta cambió el orden en el cual se preguntaba a los encuestados y, como fue de esperar, se descubrieron tales efectos de la cuestión de orden. Cuando se preguntó a los encuestados sobre Clinton en primer lugar, el 49 por ciento dijo que tanto Clinton como Gore eran dignos de confianza. Pero cuando Gore estuvo en primer lugar, el 56 por ciento dijo que ambos eran dignos de confianza.

El patrón que la teoría cuántica predice, y que encontraron los investigadores, fue que el número de personas que cambian de "sí-sí" a "no-no", cuando el orden de las preguntas se invierte, debe ser compensado por el número de personas que cambian en la dirección opuesta.

De hecho, en este caso, el número de personas que dijeron "no-no", que tanto Clinton como Gore no eran dignos de confianza, pasó de un 28% cuando se hizo la pregunta con Clinton primero al 21% cuando lo fue Gore.

Esa disminución del 7%, esencialmente anula el aumento del 7% en el número de personas que dijeron "sí-sí" cuando el orden de las preguntas se invirtió.

Del igual modo, el número de personas que cambiaron desde "sí-no" a "no-sí" fue compensado por el número de personas que cambiaron en la dirección opuesta.

Los investigadores llaman a este fenómeno "igualdad cuántica de cuestión". Lo encontraron en cada una de las encuestas estudiadas. "Cuando se piensa en ello, desde nuestra perspectiva normal de las ciencias sociales, el hallazgo es muy extraño", dijo Wang. "No hay razón para esperar que la gente siempre vaya a cambiar de manera sistemática sus respuestas de una encuesta a otra para crear este patrón."

Pero desde una perspectiva cualitativa, el hallazgo tiene mucho sentido, apuntó Wang. "Es exactamente lo que habríamos predicho a partir de la teoría cuántica. Matemáticamente, derivamos esta precisa predicción de la igualdad cuántica de cuestión desde la teoría cuántica antes de mirar cualquiera de los datos. Sería verdadero si nuestra teoría era la correcta."

Tenía que ser cierto de acuerdo a lo que se llama la ley de reciprocidad en la teoría cuántica. Igual que gran parte de la teoría cuántica, la ley de reciprocidad es compleja y difícil de entender para la mayoría de la gente. Pero tiene que ver con la transición de un estado a otro de un sistema. En este caso, la transición es de un estado respondiendo a cuestiones sobre Clinton a un nuevo estado respondiendo cuestiones sobre Gore.

Wang concreto que la igualdad cuántica pregunta sólo explica esta situación tan específica en la que se hicieron dos preguntas consecutivas sin ninguna otra información entre medio.

Los investigadores ilustran esta diferencia con el ejemplo de otra encuesta nacional, de unos 70 estudiados, que se les preguntó si los ex jugadores de béisbol, Pete Rose y Joe Jackson debían ser admitidos en el Salón de la Fama del Béisbol. El orden en el que se pidió la respuesta de la gente acerca de estos dos jugadores varió según se hacía frente a los efectos de la cuestión de orden. Pero los resultados de esta encuesta no mostraron, tal como predijeron los investigadores, el patrón encontrado en las 70 encuestas del estudio.

Eso es porque entre medio pidiendo de cada pregunta, los inspectores introdujeron nueva información, explicando a los participantes quiénes eran estos jugadores de béisbol y por qué hubo una controversia acerca de si debían ser admitidos en el Salón de la Fama [Hall of Fame].

"El simple hecho de que a los participantes se les diera nueva información afecta a la forma en que respondieron, y significa que la igualdad cuántica de la cuestión no será verdadera para casos como éste."

Wang continuó diciendo que, uno de los aspectos más importantes del estudio es que la teoría cuántica permitió a los investigadores alcanzar un grado de exactitud que raramente se da en el estudio de la conducta humana.

"Por lo general, en las ciencias sociales hablamos acerca de parámetros: Si podemos predecir que un factor que siempre es mayor o menor que otro, consideramos que una constatación fuerte", explicó.

"Pero aquí nos encontramos con una respuesta bastante precisa que casi siempre es cero. El número de personas que cambian de una respuesta a otra siempre están compensados ​​por el número de personas que cambian en la dirección opuesta. Y ese número no cambiaba. Dicho de otro modo, su diferencia siempre es practicamente cero. Ese nivel de exactitud casi nunca se encuentra en la investigación en ciencias sociales."

La pregunta de fondo más planteada por este estudio es "¿por qué?" ¿Por qué el número de personas que cambian de "sí-sí" a "no-no" cuando el orden de las preguntas se invierte resulta ser compensado por el número de personas que cambian en la dirección opuesta?

Wang dijo que no hay nada todavía propuesto en la teoría psicológica estándar que explique por qué pasa esto.

"La gente puede razonar de acuerdo con diferentes reglas a la probabilidad estándar utilizada comúnmente en las ciencias sociales. Nuestros resultados apoyan la idea de que, en lugar de eso, la gente razona de acuerdo con las reglas cuánticas."

Este estudio fue apoyado por becas de la National Science Foundation y la Air Force Office of Scientific Research.


- Fuente: NewsWise.com, desde la Ohio State University.
- Ilustración sobre encuestas, firmada por autor.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales