Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Bajo los volcanes activos, el magma se encuentra en fría conservación

Referencia: LiveScience.com .
Por Becky Oskin, 16 de febrero 2014

Existe una imagen icónica de un volcán con su pico coronado de nieves y asentado encima de un depósito de caliente magma líquido y fundido; pero resulta que muchos volcanes prefieren el almacenamiento en frío, según sugiere un estudio reciente .

Mount Hood, in the Oregon Cascades. Crédito Erik Klemetti.
Este hallazgo proviene de un estudio detallado de los cristales de las lavas del Monte Hood en Oregón, y a partir de dos diferentes erupciones una de hace 220 años, y otra de hace unos 1.500 años. Estos cristales formados en el interior de la cámara magmática del volcán, proporcionan una cronología y una historia de la temperatura.

Los cristales cuentan una historia de cuento de hadas, nos dicen que estuvieron atrapados debajo del volcán, a temperaturas sorprendentemente frías, desde hace hasta 100.000 años. Estos pequeños trozos de plagioclasas aguardan ahí, sin hervir, en su cueva de super-villano. En cambio, el magma estaba tan frío como un viejo tarro de miel sacado de la nevera, pegajoso y lleno de cristales. Eso significa que, gran parte del tiempo, era demasiado lento para entrar en erupción. Los investigadores piensan que hace falta el beso caliente de magma fresco proveniente de lo profundo de la Tierra, para calentar la roca fundida hasta que sea lo suficientemente delgada como para explosionar a los cielos.

"Esto nos cuenta que el estado estándar del magma de este sistema es que no puede estallar", dijo Kari Cooper, geoquímico de la Universidad de California, Davis. "Lo que significa quel tener un magma que pueda entrar en erupción es una condición especial. Nuestra expectativa es que hay una gran cantidad de volcanes que se comportan de esta manera."

Estos hallazgos fueron publicados el 16 de febrero en la revista Nature. Los resultados sugieren que la vigilancia de estos volcanes de magma líquido caliente podrían estar advirtiendo de que vienen las erupciones. No todos los tipos de volcanes se comportan como Mount Hood, el de Hawaii, por ejemplo, tiene una construcción diferente, arriba hay un punto caliente gigante, sin embargo, la mayoría de los volcanes más activos del mundo están en una configuración similar.

"Si podemos ver un cuerpo de magma con una gran cantidad de líquido, tal vez este magma se está preparando para entrar en erupción, o al menos tiene cierto potencial para hacerlo", señaló el coautor del estudio, Adam Kent, geólogo de la Universidad del Estado de Oregon.

El punto de corte de líquido es de aproximadamente 50 por ciento de los cristales , dijeron los investigadores. Más cristales que eso y el magma es demasiado grueso para exprimir de fracturas que llevan a la superficie.

En la zona fría

El monte Hood es un volcán en zona de subducción, sentado encima de una colisión, donde una de las placas tectónicas de la Tierra se va deslizando hacia el manto, la capa más caliente por debajo de la corteza terrestre, se sumerge debajo de otra placa. Los fluidos liberados de la placa descendente funden a su paso las rocas que hay por encima, las cuales ascienden a la superficie formando volcanes.

Observando el "Cinturón de fuego" de alrededor del Océano Pacífico, revela el vínculo entre las zonas de subducción y los volcanes. En el interior de cada zona de subducción se halla una cadena de escupientes volcanes llamada arco volcánico, parecido a las Cascadas de Oregon, las Islas Aleutianas de Alaska o los 130 volcanes activos de Indonesia.

"Tenemos conjuntos de datos parciales de otros sistemas, y todos ellos parecen comportarse de forma notablemente similar, pasando la mayor parte del tiempo en frío", dijo Cooper.

Un proceso casi idéntico al de las recientes erupciones de Mount Hood se produjo a principios de 1990 en el Monte Pinatubo, añadió Kent. "La gente pudo ver la llegada de este magma más caliente desde abajo, y que en su momento inició la erupción."

El depósito de frío magma de Mount Hood se encuentra alrededor de 4 a 5 kilómetros bajo la superficie. Su temperatura está, generalmente, a 750º C, de acuerdo con el análisis de los cristales.

Cooper y Kent creen que el magma almacenado bajo el Mount Hood cambia rápidamente de frío a caliente más recientemente, la roca fundida más caliente llega desde los niveles más bajos y profundos de la corteza de la Tierra.

"Podimos ver las trazas químicas del nuevo magma reaccionando con el viejo, y el tiempo de la erupción quedaba a sólo días o semanas, quizás meses", dijo Cooper.


- Fuente: Live Science's Our Amazing Planet..
- Imagen: Mount Hood, in the Oregon Cascades. Crédito Erik Klemetti.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales