Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Descubierta entre ruinas la momia de un faraón olvidado de Egipto

Referencia: LiveScience.com .
Por Stephanie Pappas, 17 de enero 2014

La momia del redescubierto rey fue encontrada hecha pedazos entre un montón de escombros al sur de Egipto, destrozada por los ladrones de tumbas. Sin embargo, el arqueólogo Josef Wegner de la Universidad de Pennsylvania, el estudiante doctoral Kevin Chahail y sus colegas, fueron capaces de reconstruir el esqueleto real. El faraón, llamado Woseribre Senebkay, medía 1,75 metros de altura y en torno a 40 años cuando murió.

El esqueleto del faraón hasta entonces desconocido, Woseribre Senebkay, yace en una tabla. El cuerpo del rey fue originalmente momificado, pero los ladrones han dejado su cuerpo hecho pedazos. Rodeando el esqueleto (de izquierda a derecha) están Matt Olson, estudiante de tercer ciclo del Departamento NELC, Universidad de Pensilvania; Alexander Wegner y Paul Verhelst, estudiantes graduados del Departamento NELC de la Universidad de Pennsylvania. Crédito: Jennifer Wegner, Penn Museum.

La modesta tumba es la primera evidencia física de la dinastía de Abydos, un linaje reinante del cual se sospechaba su existencia, pero nunca fue probado.

"Es emocionante encontrar no sólo la tumba de un faraón hasta ahora desconocido, sino la necrópolis de toda una dinastía olvidada", comentó Wegner.

Reutilización y reciclaje

Los arqueólogos descubrieron las primeras pistas de Senebkay en el verano de 2013. En esa temporada de campo, descubrieron un enorme sarcófago de cuarcita roja en el sitio de Abydos. Estaba claro que el gigante de 60 toneladas había sido retirado de su tumba original, pero nadie supo decir quién había sido enterrado dentro.

Las continuadas excavaciones revelaron la historia de ese antiguo reciclaje egipcio. El resultado fue que el propietario original del sarcófago era un faraón llamado Sobekhotep. Lo más probable es que perteneciera a Sobekhotep I,  fundador de la 13ª dinastía de Egipto, alrededor del año 1800 antes de nuestra era.

Sobekhotep estaba enterrado en una pirámide en Abydos. Un siglo y medio más tarde, los faraones aparentemente comenzaron a saquear la tumba de Sobekhotep I para sus propios fines. Un desconocido rey se quedó en el enorme sarcófago y otro rey en una caja de cedro, encubrió el nombre de Sobekhotep y la utilizó en su propia tumba. ¿Reciclaje del nombre de gobernador? Senebkay .

Faraón redescubierto

 La tumba de Senebkay data de -1650. La tumba se compone de cuatro cámaras, una de ellas funeraria, de piedra caliza pintada con coloridas imágenes de dioses y diosas. Nut, la diosa del cielo, Neftis, la diosa de la mañana, Isis, la diosa de la maternidad y la fertilidad, y Selket, la diosa de la protección contra los escorpiones y las mordeduras de serpientes, todos aparecen en las blancas paredes.

Los elementos de la tumba se mostrarían entonces en un dorado de oro, pero todas esas riquezas quedaron atrás en manos de los ladrones. Los restos de la momia de Senebkey descansaban junto con fragmentos de su ataúd, de la máscara funeraria y del cofre que le prestó Sobekhotep I. En este cofre se guardaban los órganos internos del Senebkey.

Las paredes de la tumba también etiquetaban a sus habitantes, como el "rey del Alto y el Bajo Egipto, Woseribre, hijo de Ra, Senebkay", que es por lo que los arqueólogos saben cómo llamar a la nueva momia. El descubrimiento confirma la existencia de la dinastía de Abydos de Senebkay, anteriormente sólo insinuada a través de fragmentados documentos. Uno de estos documentos, la Lista de Reyes de Turín, está escrita en papiros y data del año -1200, unos 400 años después de la muerte de Senebkay. La lista muestra a dos reyes con variaciones de su nombre real de "Woser ... re". En la lista, estos reyes encabezan una dinastía de más de una docena de otros reyes, aunque la mayoría de esos nombres son ilegibles.

Los arqueólogos sospechan que hay al menos 16 tumbas de reyes de esta época ocultas por las cercanías. Los reyes de Abidos hicieron su cementerio cerca de las tumbas de  anteriores faraones, y al parecer, incluyendo Sobekhotep I. La reutilización de los materiales de las tumbas antiguas sugiere que los faraones de Abidos eran relativamente pobres en comparación con los gobernantes de otras dinastías.

" El trabajo continuo en las tumbas reales de la dinastía de Abydos promete arrojar una nueva luz sobre la historia política y social de una importante pero mal entendida era del Antiguo Egipto", señaló Wegner.


- Imagen 2) El esqueleto del faraón hasta entonces desconocido, Woseribre Senebkay, yace en una tabla. El cuerpo del rey fue originalmente momificado, pero los ladrones han dejado su cuerpo hecho pedazos. Rodeando el esqueleto (de izquierda a derecha) están Matt Olson, estudiante de tercer ciclo del Departamento NELC, Universidad de Pensilvania; Alexander Wegner y Paul Verhelst, estudiantes graduados del Departamento NELC de la Universidad de Pennsylvania. Crédito: Jennifer Wegner, Penn Museum.
- Imagen 2) Bajorrelieve de Sethy I, en su templo funerario de Abidos. Wikipedia.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales