Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Cazadores-recolectores antiguos también tenían caries


Referencia: NewScientist.com .
por Alyssa Botelho, 6 de enero 2014

Los cazadores-recolectores antiguos pudieron haberse inflado a comer un montón de frutos secos y otros alimentos ricos en almidón, pero pagaron un precio muy alto: los dientes podridos.


Los científicos pensaban que la caries dental sólo se hizo común en los humanos de hace unos 10.000 años, cuando iniciamos la agricultura, al comer cultivos ricos en almidón que son los que alimentan a las bacterias amantes del azúcar de nuestros dientes. Pero Isabelle De Groote, del Museo de Historia Natural de Londres, Reino Unido, y sus colegas, han descubierto que la caries estaba extendida entre los cazadores-recolectores que vivieron hace varios miles de años, antes del origen de la agricultura .

Su equipo analizó los restos de 52 adultos que vivieron hace entre 15.000 y 13.700 años, que fueron enterrados juntos en una cueva en Taforalt, Marruecos. Ahí encontraron evidencias del deterioro dental en más de la mitad de los dientes que han sobrevivido, una prevalencia de la enfermedad dental comparable a la de las sociedades industriales modernas con dietas altas en azúcares refinados. Sólo tres esqueletos del sitio no mostraron signos de cavidades.

"Esta es la primera vez que hemos visto la mala salud dental de una población pre-agrícola", señaló De Groote. La caries se ha encontrado en un puñado de otras sociedades recolectoras, pero no se habían encontrado evidencias de tan alta incidencia de enfermedades dentales en un grupo de este tamaño.

Llamar al dentista

Hasta ahora, los arqueólogos habían encontrado que las poblaciones más antiguas, con una gran cantidad de cavidades eran los que comían trigo y cebada domesticados. Tales cultivos, sobre todo cuando se muele finamente en gachas y panes, son mucho más pegajosos altos en azúcar que las frutas y los granos silvestres. Son el alimento ideal para las bacterias causantes de la caries, que mientras digieren los carbohidratos producen ácidos que corroen el esmalte dental.

"Pero si esta sociedad, que vivíó tan temprano, se habían basado en el cultivo casero, ¿qué estuvieron comiendo que les causó estos altos índices de caries en los dientes?", se preguntaba De Groote.

La cueva contenía indicios: restos de piñones y bellotas dulces del norte africano. También había restos en las piedras de molar de haber procesado ​​nueces para panes planos y pegajosas papillas.

Esa podría ser la explicación. "Una fuerte dependencia de ciertos alimentos de origen vegetal, mucho antes de que la gente empezara a confiar en las plantas cultivadas, podría, en ciertas circunstancias, dar lugar a niveles significativos de caries," explicaba Marijke van der Veen, de la Universidad de Leicester, Reino Unido.

El hallazgo sugiere que la transición de un estilo de vida nómada de cazador-recolector a la agricultura sedentaria no puede haber sido tan de repente como se pensaba, añadió De Groote.


- Publicación: PNAS, DOI: 10.1073/pnas.1318176111.
- Imagen 1) Cazadores-recolectores, autor desconocido.
- Imagen 2) dentadura con oquedades. crédito Isabelle De Groote
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales