Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Formal e informal, no es tarea fácil para la mente


Referencia: Eurek.Alert.org .
contact: Gary Lupyan, 20 diciembre 2013

Incluso los científicos gustan de pensar en el cerebro humano como en un ordenador, siguiendo un conjunto de reglas para comunicarse, tomar decisiones y encontrar la comida.

Pero si el cerebro es como una computadora, ¿por qué los cerebros cometen errores que las computadoras no cometen?

La investigación realizada por Gary Lupyan, científico cognitivo y profesor de psicología en la Universidad de Wisconsin-Madison, demuestra que nuestros cerebros tropiezan incluso en los cálculos basados ​​en las reglas más simples. A cambio, los seres humanos quedan atrapados en la información contextual, incluso cuando las reglas son tan claras como la separación de números pares de los impares.

Casi todos los adultos entienden que es la última cifra, y sólo el último dígito, el que determina si un número es par, y así lo pensaban los participantes en el estudio de Lupyan. Pero eso no impidió que confundieran el número 798 con un impar.

Una minoría significativa de personas, independientemente de su educación formal, cree que el 400 es un número par mejor que el 798, según Lupyan, y también confunde sistemáticamente números como el 798 como impar. Después de todo, es bastante extraño, ¿no?

"La mayoría de nosotros atribuiye un error como ese al descuido o a no prestar atención", continúa Lupyan, cuyo trabajo fue publicado recientemente en el journal Cognition. "Sin embargo, algunos errores aparecen con más frecuencia debido a que nuestros cerebros no están tan bien equipados para resolver problemas basados puramente en reglas."

En los experimentos pidió que ordenaran números, formas y gente, en categorías simples como iguales, triángulos y abuelas, los sujetos del estudio a menudo rompieron esas reglas simples a favor del contexto.

Por ejemplo, cuando se pedía considerar un concurso abierto sólo para las abuelas y en el que cada participante elegible tenía las mismas posibilidades de victoria, la gente tendía a pensar que una mujer de 68 años de edad, con 6 nietos, tenía más probabilidades de ganar que una mujer mayor de 39 años con un nieto recién nacido.

"A pesar de que las personas puedan articular las reglas, no pueden dejar de estar influenciados por los detalles perceptuales", indica Lupyan. "Pensando en triángulos tienden a involucrar el pensamiento de los típicos equiláteros de series triángulos. Es difícil de enfocar sólo las reglas que marcan la forma de un triángulo, independientemente de lo que parece exactamente."

En muchos casos, no pasa nada por dejar de lado las reglas, de hecho, puede ser una ventaja en la evaluación de lo desconocido.

"Esto nos sirve bastante bien", dice Lupyan. "Si algo se ve que camina como un pato, lo más probable es que sea un pato."

A menos, claro, que sea una prueba de matemáticas, donde las reglas son absolutamente necesarias para el éxito. Afortunadamente, los humanos han aprendido a superar su dependencia de la similitud.

"Después de todo, aunque algunas personas pueden pensar erróneamente que 798 es un número impar, no sólo las personas que pueden seguir tales normas, aunque no siempre perfectamente, somos capaces de construir ordenadores que pueden ejecutar estas reglas a la perfección", arguye Lupyan. "La cognición matemática requiere gran precisión. Una gran cuestión es de dónde proviene esta capacidad y por qué algunas personas son mejores en las reglas formales que otras."

Esa pregunta puede ser importante para los educadores, que pasan mucho tiempo enseñando unos sistemas basados ​​en reglas, como son las matemáticas y la ciencia.

"Los estudiantes se acercan a aprender, con los prejuicios creados tanto por la evolución como la experiencia del día a día", dice Lupyan. "En lugar de tratar los errores como un reflejo de la falta de conocimiento o como falta de atención, probar a comprender su origen podría llevarnos a nuevas formas de enseñar los sistemas basados ​​en reglas; no estaría mal hacer uso de esa flexibilidad y de la resolución creativa de problemas en la que los seres humanos somos excelentes."


- Fuente: University of Wisconsin-Madison .

- Imagen: lógica matemática.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales