Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Libro: La lucha por la libertad de prensa en la década de 1860 en Inglaterra

Referencia: University.of.Hudderfield.ac.uk, 12 de diciembre 2013

El profesor Martin Hewitt, en su libro “The Dawn of the Cheap Press in Victorian Britain”, expone este episodio histórico desde un material de archivo recientemente publicado.

Cuando los periódicos de hoy se enfrentan a un nuevo y controvertido conjunto de restricciones, un profesor de la Universidad de Huddersfield ha publicado un libro pionero que analiza el éxito de una campaña que se hizo a mediados de la época victoriana para eliminar los impuestos y otras regulaciones que habían obstaculizado el surgimiento de la prensa.

Desde principios de 1700 hasta la década de 1860, los gravámenes sobre el papel y la publicidad, además del oneroso impuesto de timbre, fueron apodados como los "impuestos sobre el conocimiento". Estos encontraron gran oposición y la Asociación para Promoción de la Derogación de Impuestos sobre Conocimiento fue ganando un amplio apoyo.

En 1861, los impuestos ya se habían retirado, lo que posibilitó una era de los periódicos más baratos, aumento de la masa de lectores y una nueva concepción de la naturaleza misma de las noticias.

La historia se cuenta en “The Dawn of the Cheap Press in Victorian Britain” (El amanecer de la prensa barata en la Inglaterra victoriana), por el profesor Martin Hewitt, decano de Música, Humanidades y Medios de Comunicación en la Universidad de Huddersfield, y un experto en la cultura,  historia social y política del siglo XIX. A partir del material de archivo que ha salido a la luz recientemente, ha escrito el primer relato detallado de esta campaña contra los impuestos sobre el conocimiento y las repercusiones que fueron apareciendo en la última parte del siglo XIX.

Martin Hewitt
"Cuando introdujeron los impuestos a principios del siglo XVIII, fueron pensados ​​expresamente para suprimir periódicos con fines políticos, a fin de asegurarse de que fueran un artículo de lujo que sólo las clases altas pudieran pagar", explicaba el profesor Hewitt.

Por la década de 1840 tales impuestos se defendían con el argumento de que eran necesarios para aumentar los ingresos, pero la realidad detrás de este argumento fiscal es que la clase gobernante sentía verdadera ansiedad ante el efecto político que la lectura de periódicos podría provocar en la masa de lectores. Los impuestos se acompañaban con un registro obligatorio de los periódicos, los cuales debían tener grandes sumas de dinero como garantía ante la posibilidad de enjuiciamiento por difamación o sedición.

"El episodio, sin duda, tiene consecuencias interesantes en lo que se refiere a los argumentos acerca de la libertad de prensa", indicó el profesor Hewitt.

El efecto de los impuestos sobre el conocimiento era empujar el precio de los periódicos hasta cuatro o cinco peniques, en gran medida fuera del alcance de los lectores de la clase trabajadora. Tras el éxito de la campaña por derogar los impuestos, los precios de cobertura generalmente se redujeron a un centavo y esto permitió que aparecieran un gran número de nuevas publicaciones.

"Significó que mucha más gente podía tener acceso a las noticias", continuó el profesor Hewitt. "Anteriormente, una gran cantidad de periódicos eran leídos en las mismas redacciones públicas; sin embargo, después de la derogación de los impuestos, la gente podía permitirse el lujo de comprar sus propias copias para leer en casa o en el tren.

"En cierto sentido, la noticia llegó a ser muy importante. Cuando los periódicos eran caros y relativamente infrecuente sus publicaciones, la gente compraba los periódicos fuera de fecha, porque no podían darse el lujo de comprar el mismo día de su publicación. Así que se lo leían un día tarde e incluso podían venderlo o publicarlo para alguien.

William Gladstone
"Esto significaba que las "noticias" eran algo que se mantenían en curso durante una semana o tanto como las gentes conseguía acceder a ellas gradualmente. No obstante, cuando fue posible comprar periódicos a un centavo, la gente quería las noticias de actualidad. Así que todo el concepto de noticias y su actualidad fue cambiando rápidamente."

Este libro evalúa en qué grado la campaña en contra de los impuestos a los periódicos fue parte integral del liberalismo victoriano y su atracción hacia las clases trabajadoras.

" William Gladstone fue una figura clave en la campaña y su reputación de amigo de los trabajadores estuvo muy cimentada por su papel en la derogación de los impuestos sobre los periódicos.

"La Ley de Reforma de 1867 dio lugar a que la mayor parte de las clases trabajadoras urbanas masculinas pudiesen votar, permitiéndoles informativamente participar en la política a través de una prensa barata que podía llegar a la ciudadanía de una manera como nunca antes lo había hecho."


- Foto y Libro: “The Dawn of the Cheap Press in Victorian Britain: The End of the ‘Taxes on Knowledge, 1849-1869”, de Martin Hewitt, publicado por Bloomsbury.
- Todas las imágenes tomadas desde la web de University.of.Hudderfield.ac.uk.
- Imagen 1) El profesor Martin Hewitt, en su libro “The Dawn of the Cheap Press in Victorian Britain” expone este episodio histórico desde un material de archivo recientemente publicado.
- Imagen 2) profesor Martin Hewitt .
- A la izquierda: William Gladstone fue una figura clave en el campaña contra los impuestos a los periódicos.
- Vía Alpha.Galileo.org .
.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales