Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » ¿Gas caliente o plasma?

Referencia: ThunderBolts.com .
por Stephen Smith, 30 de octubre 2013

Los astrofísicos se han quedado colgados con las teorías de la gravedad y de la formación estelar.


Según el modelo estándar, las nuevas estrellas provienen de una onda de compresión que pasa a través de una nube de polvo y gas. Las explosiones de supernovas de otra parte de la galaxia empujan a las nebulosas de una estrella creando un proceso de colapso gravitatorio. La actividad eléctrica nunca entra en la discusión. Se identifica "gas caliente" en lugar de "plasma". Los científicos, de vez en cuando, admiten que el gas es el plasma, pero prefieren llamarlo "gas neutral caliente" y no materia ionizada. Los análisis nebulares se basan en los modelos cinéticos del comportamiento de los gases y no en la física del plasma.

Un modelo más preciso de las nebulosas es el de una lámpara fluorescente que emite luz en la frecuencia de excitación de un gas específico. La electricidad hace que el plasma dentro de la carcasa de la lámpara resplandezca. Según los astrónomos, las ondas de choque de las supernovas son capaces de iniciar muchas frecuencias de luz debido a que el gas comprimido se calienta a altas temperaturas. Sin embargo, una vez que las frecuencias de oxígeno ionizado constituyen más del 90 % de la luz de las nebulosas planetarias deberían ser consideradas como tubos de descarga de oxígeno y no bolas de gas caliente.

El Observatorio Europeo Austral (ESO) cree que Monoceros R2 es una prolífica guardería estelar, cargando siempre nuevas estrellas, aunque el entorno polvoriento hace que sea difícil ver la mayoría de ellas: "... el Telescopio de Sondeo Visible e Infrarrojos de Astronomía ... penetra la oscura cortina de polvo cósmico y revela con sorprendentes detalles los pliegues, lazos y filamentos esculpidos en la materia interestelar de polvo debido a los vientos intensos de partículas y de radiación emitida por las estrellas jóvenes y calientes."

La idea de que el gas se puede calentar hasta que emite una intensa radiación (ultravioleta extremo y rayos X) sin actividad eléctrica, o que una "ola" de partículas ionizadas no comprende una corriente eléctrica, delata la adhesión a teorías antiguas a pesar de la evidencia observacional.

Un z-pinch electromagnético puede comprimir el plasma con mucha fuerza y rápidamente. La corriente eléctrica que fluye en un z-pinch podría entonces obligar al plasma a erupcionar en descargas. Cuando nos fijamos en las nebulosas estamos viendo formaciones de plasma que se comportan como dictan las leyes de las descargas y circuitos eléctricos.

La estructura filamentosa y los filamentos con forma de dedo que atraviesan en espiral y salen fuera de la nebulosa Monoceros no son otra cosa que corrientes de Birkeland, que deben su nombre a Kristian Birkeland, quien propuso por primera vez su existencia a finales del siglo XIX. Estas corrientes forman tubos escalables de plasma que pueden transmitir la energía eléctrica alrededor de la galaxia.

No se requiere mayor estudio si se considera la hipótesis de Estrella Eléctrica. En lugar de la acción mecánica (gas caliente), las emanaciones radiantes de Monoceros R2 son debidas a las corrientes eléctricas que impulsan sus estrellas interiores. Las vainas eléctricas (dobles capas), invisibles normalmente, reciben una mayor aportación de las corrientes de Birkeland galácticas en la que están inmersas, entrando en un estado de "descarga radiante”. El aumento de la densidad de flujo atrae la materia del espacio circundante (y de otras estrellas) dentro de los filamentos que encienden los gases nebulares eléctricamente.


- Título original: "On the Horn of a Dilemma"
- Imagen: La llamada "región de formación estelar" Monoceros R2 a unos 2.700 años luz de la Tierra. Crédito: ESO/J. Emerson/VISTA. Acknowledgment: Cambridge Astronomical Survey Unit.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales