Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Hongos asesinos atacan el sistema inmune de los anfibios

Referencia: NewScientist.com .
por Bob Holmes, 18 de octubre 2013

Un hongo asesino está devastando poblaciones de anfibios en todo el mundo, es tan mortal porque segrega una sustancia química que hace que los glóbulos blancos sanguíneos de sus anfitriones se auto-destruyan. Una vez identificada la molécula responsable de este ataque, será posible combatir la enfermedad mediante el fortalecimiento de los sistemas inmunes de estas especies.

Desde la década de 1980, muchas especies de ranas y salamandras han sido erradicadas. Los científicos consiguen estar de acuerdo en que el hongo quítrido, la Batrachochytrium dendrobatidis, es al menos parcialmente responsable de estas muertes. El hongo ataca las células de la piel de los anfibios, alterando el equilibrio de líquidos y, en infecciones graves, causa la muerte por insuficiencia cardíaca.

Sin embargo, esta vulnerabilidad es sorprendente. Después de todo, los anfibios pasan mucho tiempo de su vida en charcos de agua sucia, repletos de todo tipo de microorganismos. "Los anfibios tienen un sistema inmunológico muy capaz; sin embargo, aquí están tropezando contra este patógeno de la piel", dice Louise Rollins-Smith, inmunólogo de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tennessee. "¿Por qué este patógeno parece hacer fracasar una firme respuesta?"

El botón de autodestrucción

Para averiguarlo, Rollins-Smith y sus colegas, probaron el efecto de las células de hongos quitridios en los glóbulos blancos, o linfocitos, cultivados de ranas. Describrieron que tanto los quítridos vivos como los muertos por calor, inhiben la producción de linfocitos y los hacía más susceptibles de autodestruirse, en un proceso llamado apoptosis, que ocurre cuando las células viejas o dañadas se eliminan de forma natural del cuerpo. La pérdida de estas células deja a los animales incapaces de erradicar la infección quítrida antes de que hagan un mayor daño a las células de su piel.

El mismo efecto se observó cuando los investigadores insertaron una membrana permeable entre los quítridos y los linfocitos, lo que sugiere que el culpable es una molécula soluble liberada por los quítridos.

James Collins, ecologista de la Universidad Estatal de Arizona en Tempe, especializado en enfermedades de anfibios, llama a los experimentos de forma reflexiva y cuidadosa, ya que ayudan a responder a la pregunta de cómo los hongos quítridos son capaces de superar el sistema inmunológico, usualmente tan robusto, de los anfibios.

Potente inmunosupresor
   
El equipo de Rollins-Smith aún no ha identificado la molécula responsable. Hasta ahora, las pruebas han demostrado que no es una proteína. Sospechan que podría ser parte de la pared celular de los quítridos (quitridiomicosis) a partir de esporas quitridas, que al carecer de esa arquitectura, no tienen el mismo efecto.

Cualquiera que sea la química inmunosupresora, parece ser inusualmente amplia en sus efectos, actuando sobre una amplia gama de anfibios, e incluso, sobre cultivos de células de mamíferos, según encontró el equipo. En efecto, vale la pena investigar dicha molécula como fuente potencial de nuevos fármacos inmunosupresores para la gente, sugiere Collins.

El descubrimiento también podría llevar a nuevas maneras de manejar las infecciones de quitridios en anfibios. Una vez que los investigadores identifiquen la molécula y cómo se desactiva el sistema inmunológico, la esperanza es que los conservacionistas puedan ser capaces de bloquear la acción, o encontrar una manera de aumentar la inmunidad de las ranas, dice Rollins -Smith.


- Publicación: Science, DOI: 10.1126/science.1243316 .
- Imagen 1) El hongo Batrachochytrium dendrobatidis atacando células de la piel de anfibios Elizabeth Davidson/Visuals Unlimited, Inc/SPL .
- Imagen 2) Batrachochytrium dendrobatidis . Wikipedia.

.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales