Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Empresas y reguladores: El juego de influencias de la Captura regulatoria

Contacto: Karla Bertrand, 1 de octubre 2013

Resumen:
En un sistema de mercado como el actual, las regulaciones, en teoría, están diseñadas para prevenir o corregir fallas del mercado que podrían inhibir el intercambio justo, como las prácticas monopólicas o las transacciones con costes ocultos. Debido a que las regulaciones reducen los beneficios de aquellos que poseen una ventaja injusta, estas corporaciones favorecidas (sean particulares, empresas u otras organizaciones colectivas) están incentivadas para influir en los reguladores.

Los órganos reguladores creados para proteger el mercado son en cambio cooptados a fin de promover los intereses de las corporaciones que se van a regular. Esta influencia tan extendida, conocida como "captura regulatoria", se conoce desde hace más de 100 años, y de acuerdo con las expectativas de comportamiento racional, seguirá existiendo mientras se mantenga el interés mutuo de empresas y reguladores.

Bajo un supuesto de racionalidad económica, basta un análisis teórico para determinar dónde se producirá la captura del regulador. Nosotros modelamos la interacción entre las empresas y los reguladores en un nuevo marco de la teoría de juegos, donde se representa explícitamente la influencia mutua de ambos jugadores, y se demuestra el incentivo de colusión. La comunicación entre las empresas y reguladores les permite coludirse y dividirse las ganancias resultantes. Identificamos cuando la colusión es rentable para ambas partes.

Estos resultados intuitivos muestran que la captura se produce cuando los beneficios para la empresa son mayores que los costes para el regulador. En estas condiciones, la empresa puede compensar al regulador por los gastos ocasionados y, además, proporcionar un beneficio para ambas partes.

En el mundo real, los beneficios a menudo superan con creces los costos, ofreciendo grandes incentivos para la colusión y llevar a cabo la captura, probablemente, incluso, cuando la estricta racionalidad no puede aplicarse. La captura regulatoria se inhibe debido a la disminución de la influencia entre las partes, mediante una estricta separación dada por el reconocimiento de la independencia del mercado y por la investigación de los reguladores, por la transparencia regulatoria y de mercado, por la responsabilidad regulatoria de las fallas del mercado, por un amplio control de la distribución regulatoria y por la aplicación de refuerzos anti-corrupción. Se discute en el análisis, el impacto de la integridad del regulador, relajando el supuesto de racionalidad. También se discuten como las distintas formas auto-regulatorias pueden hallar oportunidades de beneficio.

Empresas y reguladores: El juego de influencias de la Captura regulatoria

En un sistema de mercado, las regulaciones están diseñadas para contrarrestar las ventajas desleales de las empresas. Pero, ¿qué sucede cuando las personas a cargo de estas regulaciones son cooptadas por corporaciones poderosas que pueden llegar a perder dinero por tales regulaciones? Lo que ocurre es que los reguladores y las empresas obtienen su beneficio y el público pierde, sin más. Esto se llama captura regulatoria.

Un nuevo análisis del Instituto de Sistemas Complejos en New England, por los investigadores Dominic K. Albino, Anzi Hu y Yaneer Bar-Yam, revela que el tándem de reguladores y empresas es, de hecho, un movimiento económicamente racional para ambas partes. Cuando las empresas pueden ganar miles de millones de dólares y los reguladores sólo pierden millones (quedando entonces capturados), el mejor enfoque es el más simple: las dos partes se comunican, deciden colectivamente la colusión, y dividen las ganancias.

La investigación utiliza un nuevo marco de la teoría de juegos demuestra ese incentivo para coludir de los reguladores y las empresas, y demuestra que la captura del regulador es prácticamente segura cuando los beneficios para la empresa superan con creces los costes para el regulador (cosa que suele ocurrir).

"Es difícil mantener la integridad cuando los beneficios dinerarios son tan altos, especialmente cuando las consecuencias perjudiciales no son evidentes e, incluso cuando son graves, como ocurre a menudo en el sector financiero", señala Bar-Yam . "Debemos hacer que esas consecuencias se vean más claras y hacer más dificultoso el proceso de colusión."

Los autores sugieren varias medidas para mitigar esta situación. El aislamiento de los reguladores de las empresas inhibiría la comunicación y la capacidad de establecer un acuerdo. Este aislamiento debería darse para siempre, con el fin de evitar que el fenómeno de "puertas giratorias" que proporciona gratificación retrasada, pero real, para los coludores (es común que los reguladores trabajen para las empresas antes y/o después de su trabajo como reguladores).

Otra idea sería aumentar la transparencia de las consecuencias y la visibilidad de las regulaciones y las interacciones regulador-empresa. Esto promovería la investigación independiente que informara de los efectos de dichas regulaciones en el mercado. Por último, los autores abogan por un control reglamentario ampliamente distribuido, para hacer más difícil que los imputados individuales por colusión lleguen a acuerdos de silencio lucrativos.


- Citación: D.K. Albino, A. Hu, Y. Bar-Yam, Corporations and Regulators: The Game of Influence in Regulatory Capture. arXiv:1310.0057 (October 1, 2013).  Descargar en PDF. Ver en arXiv .
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales