Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Extensa red de bacterias productoras del tóxico metilmercurio

Referencia: eScience.news.com, 13 de septiembre 2013

Los microbios que viven en los campos de arroz, en las turbas y otros inesperados ambientes, son algunas de las bacterias que pueden generar metilmercurio altamente tóxico, según los investigadores del Laboratorio Nacional de Oak Ridge y del Centro de Investigación Ambiental Smithsoniano.

Este hallazgo, publicado en Environmental Science and Technology, explica por qué el mortal mercurio metilado se produce en las zonas donde la presencia de esta neurotoxina ha intrigado a los investigadores durante décadas. El metilmercurio, la forma más peligrosa de mercurio, daña el cerebro y el sistema inmunológico y es especialmente dañino para los embriones en desarrollo. Ciertas bacterias transforman el mercurio inorgánico en el tóxico metilmercurio.

El descubrimiento también valida el reciente hallazgo de que dos genes son esenciales para la metilación de mercurio. Anteriormente, sólo una estrecha gama de microbios eran reconocidos como metiladores de mercurio, dijo el co-autor Dwayne Elias, de la División de Biociencias del laboratorio.

"Hemos demostrado por primera vez que muchos tipos diferentes de bacterias son capaces de producir esta potente neurotoxina", dijo Elias. "Entre los microbios recientemente identificados están los organismos productores de metano que viven en los campos de arroz, en las plantas de tratamiento anaeróbico de aguas residuales, las tierras de turba norteñas y posiblemente dentro de nuestros cuerpos."

Elias y sus colegas, están probando con una bacteria del intestino humano que cree que también metila el mercurio . Otras bacterias capaces de transformar de inorgánico a metilmercurio son los utilizados en decloración biológica y los sistemas de tratamiento de metales. Todos estos organismos son anaeróbicos, lo que significa que crecen en ambientes sin oxígeno, incluyendo sedimentos acuáticos y suelos de humedales.

Mediante la identificación de estos organismos, los investigadores pudieron explicar por qué el metilmercurio se acumula en lugares inesperados. El descubrimiento podría ayudar a aclarar cómo se produce el metilmercurio en el océano abierto, de acuerdo con la coautora Cindy Gilmour, del Centro de Investigación Ambiental Smithsoniano. Gilmour señaló que las bacterias fermentativas recién identificadas, son comunes en las zonas bajas en oxígeno del océano donde ocurre la producción de metilmercurio. Los peces oceánicos son la principal fuente de metilmercurio en la dieta humana en todo el mundo.

Gilmour y Elías piensan que este trabajo tendrá consecuencias de largo alcance en la comprensión del ciclo global del mercurio. Los científicos pueden ahora utilizar estos organismos metiladores de mercurio y sus genes, como marcadores biológicos globales, y desarrollar técnicas de detección para evaluar y, finalmente, predecir la extensión de la producción de metilmercurio en un entorno dado.

"En base a esta diversidad ampliada sustancialmente de los organismos y entornos para la metilación, toda una serie de importantes hábitats merecen ya una mayor atención", señaló Gilmour. "Ahora tenemos una forma de identificar y realizar un seguimiento de la cantidad de organismos metilantes de mercurio dentro de estos entornos, y esperamos que esta información se puede utilizar para diseñar estrategias que puedan minimizar la producción de tóxico metilmercurio."

El mercurio es un contaminante mundial, lanzado a la atmósfera por la quema de carbón y otros usos industriales, además de por otros procesos naturales. La mayor parte del daño proviene de la bioacumulación del metilmercurio, que no es más que la acumulación de este elemento en los tejidos conforme se va moviendo a través de toda la cadena alimentaria.


- Imágenes: pez martillo, pez espada y atunes.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales