Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Sobrevivir a grandes caídas, ¿cómo es posible?

Referencia: News.Discovery.com .
por Sheila M. Eldred, 7 de agosto 2013

La semana pasada, una niña con tan sólo un año de edad, en Suiza, sobrevivió a una caída de 31 metros en un teleférico. Un hombre sobrevivió a una caída de 152 metros desde un rascacielos de Nueva York. Cuando se derrumbó el puente I-35W en Minneapolis, 13 personas murieron, pero muchos más sobrevivieron a una caída de más de 30 metros de altura. Incluso el 2 por ciento de los que saltan desde puente Golden Gate viven.

Kevin Hines sobrevivió al salto desde el puente Golden Gate en un intento de suicidio. Eso lo convirtió en uno de los 26 supervivientes conocidos. Crédito: John Storey / Corbis

¿Cómo es posible?

Aunque hay demasiadas variables para una respuesta simple, la física explica muchas de ellas. Jim Kakalios, profesor de física en la Universidad de Minnesota y autor de "The Physics of Superheroes", dice que hay dos factores principales que pueden hacer que la supervivencia sea más probable: la maximización de la resistencia del aire, y la maximización de ese tiempo reduce la velocidad.

"Un teleférico tiene la aerodinámica de un ladrillo", señaló. "Hay una gran cantidad de energía potencial en la parte superior cuando el cable se rompe, y la energía cinética cuando aterrizas es la que causa el daño. Pero en lugar de ir toda la energía en la aceleración, parte de la energía se va en desplazar el aire hacia fuera del camino del coche. Esto es similar a cuando el puente I-35W se derrumbó, todo el puente tuvo este trabajo para empujar el aire y las estructuras de apoyo hacia fuera."

El vídeo de la caída desde el puente muestra que tardó cuatro segundos.

"Eso es el doble de largo que si hubiera estado en un vacío", dijo.

Otra forma de pensar sobre el accidente de Suiza: Un teleférico es aproximadamente del tamaño de un coche pequeño, dijo Kakalios. Se calcula que el teleférico iría a unos 96 kilómetros por hora en el momento del impacto. La gente sobrevive a accidentes automovilísticos a esa velocidad, sobre todo si los air-bags disminuyen el impacto.

"Digamos que el tiempo para reducir la velocidad de una colisión se incrementa de uno a tres milésimas de segundo", explicaba Kakalios. "Eso sigue siendo muy rápido, pero es tres veces más tiempo, por lo que la fuerza del golpe es tres veces menor, una fuerza que en principio te habría matado, ahora ya no."

Es probable que pasara algo así con el bebé del teleférico: El accidente mató a los padres del bebé, pero el bebé estuvo amortiguado por una mochila y, probablemente, por los cuerpos de los padres. Los adultos, en general, tienen una mejor oportunidad de sobrevivir a una caída debido a que un cuerpo más grande puede soportar más fuerza.

Kevin Hines, quien intentó suicidarse saltando desde el puente Golden Gate (altura 227 m.) en 2000, cree que la posición en la que él entró en el agua, como si fuera a sentarse, le ayudó a sobrevivir.

"Pero incluso habiendo una forma óptima, e incluso si eres capaz de mantenerte en esa posición durante una caída, el desajuste de una sola pulgada por el camino que pueda alterar el aterrizaje, crearía el impacto que aplastaría tu cuerpo" dijo Charlie Euchner, un escritor de la Universidad de Yale que investigó los saltos desde el puente Golden Gate para un libro.

Obviamente, la caída en el agua no proporciona un aterrizaje más suave que el cemento al caer desde una gran altura. La velocidad máxima para un ser humano es de unos 193 kilómetros por hora. Un paracaidista lo alcanza aproximadamente a los 305 metros.

La mayoría de víctimas de saltos de puentes o caídas mortales son por cuellos rotos, no por ahogamiento, dijo Kakalios. "Ellos van tan rápido que el agua no tiene tiempo para salir de la trayectoria y se resiste al intento de entrar."

Además, está la cuestión de la temperatura del agua al llegar a la superficie del agua, caso de sobrevivir a la zambullida.

Varios factores alineados permitieron sobrevivir a Hines: Después de su perfecto aterrizaje, Hines cree que una marsopa le sostuvo sobre el agua hasta que la Guardia Costera llegó a rescartarle.

Hines, dice que decidió vivir un segundo después de que sus manos dejaron la barandilla, ahora está felizmente casado y en forma, apuntó Euchner.

"Es una historia con un final feliz", dijo Euchner. Sin embargo, las razones para este final feliz no son tan claras, como la mayoría de los casos de supervivencia.

"Al final, los investigadores terminan concluyendo, y ¿quién diablos lo sabe? Digamos que tuvo suerte ...", señala Euchner.


- Imagen: Kevin Hines sobrevivió al salto desde el puente Golden Gate en un intento de suicidio. Eso lo convirtió en uno de los 26 supervivientes conocidos. Crédito: John Storey / Corbis
.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales