Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » » Diálogo Individuo - Estado

por Pedro Donaire

El diálogo entre individuo y Estado siempre ha sido difícil, se ha ido forjando a lo largo de una historia paralela a las puertas que abren o cierran las riendas del poder.

Adentrarnos en esa historia nos conduce por una serie de escenarios truculentos, repletos de esperpénticas e interminables luchas por el poder de reyes y emperadores, y más modernamente, nos introduce en otros manipuladores escenarios de políticos apoltronados en sus dignos trajes de etiqueta democrática. Una historia que es contada bajo los designios del poder y enfocada bajo sus auspicios, es decir, a su servicio.

Sin embargo, las gentes de cada época siempre han intentado mantenerse a lo largo de sus vidas lo más independiente del poder que han podido y que éste les haya dejado. Los recaudadores y reclutadores de milicias alteraban con sus bandos y coacciones el pacífico convivir de los pueblos. La gente, a pesar de su ignorancia y creencias en las distintas mitologías de su tiempo, se asociaba y cooperaba, buscando alcanzar sus intereses individuales que iban tomando fuerza en los grupos asociados y/o comunales, desde los antiguos gremios a las modernas fundaciones y asociaciones.

Estas agrupaciones civiles, además de las instituciones religiosas más cercanas al poder, servían como interlocutores en este siempre difícil diálogo, a veces tornado en discusión, a veces en rebelión, entre los individuos y el Estado.

Con el advenimiento del Estado moderno y la contemporánea democracia, la cohesión de la sociedad civil en la defensa de sus propios intereses se ha ido diluyendo ante un Estado acaparador de las distintas instancias intermedias que servían para vertebrar ese diálogo entre la sociedad civil y el poder.

Los arteros mecanismos de los Estados modernos, como las subvenciones y las regulaciones privilegiadas han "comprado" literalmente los favores de esas instituciones intermedias que hacían de interlocutores, haciéndolas depender económicamente del Estado, separándolas así de la misma sociedad civil de la cual nacieron y, con ese dinero fácil, no sólo dependen económicamente, sino que las convierte en fieles siervos de las ideologías políticas estatales.

Las consecuencias de estos perversos mecanismos es la desnudez de los individuos ante el poder de los Estados, al encontrarse sin interlocutor válido, y obligado a entenderse solo ante la enorme ramificación de las distintas administraciones, que se entrometen con sus regulaciones y autorizaciones en los resquicios más inverosímiles de la vida de todos los individuos.


Los Estados contemporáneos justifican su cada mayor glotonería civil, mediante oportunas doctrinas sociales, que a modo nuevas religiones, van adoctrinando a la población en los nuevos hábitos de pensamiento; aparecieron el relativismo y el igualitarismo, que se apoyan en el colectivo y niegan el esfuerzo, el talento y la idiosincrasia del individuo, desdibujando su relevancia y su pertenencia. Las aplicaciones de estas ideologías en la política se cimentan en la doctrina del bien común y el interés general.

Todo este edificio de ideas y mecanismos de acaparación económica crea una mentalidad social de que nada es posible sin el Estado, quedando convertido en una especie Dios-Estado al que hay que pedir cosas a cambio de un tanto de participación en el ritual electoral, aumentando así la dependencia de las gentes de las distintas instancias administrativas. Su huella inserta en la cultura nos deja la frase, "todos somos el Estado", paradigma de una cultura de depende de todo lo estatal.

Pero el vaivén de este diálogo individuo-estado no acaba en este momento de la historia, y pese a que los tiempos no son los más propicios, otros pensamientos basados en la libertad del individuo continúan vigentes proponiendo un Estado cuanto más pequeño mejor y una sociedad civil más fuerte y afianzada en el individuo.

Pese a todas las zancadillas, el individuo y la libertad siguen en marcha.
.

,

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales