Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La ceniza supervolcánica puede convertirse en lava a distancia de la erupción

Referencia: Science.Daily.com, 27 de agosto 2013

Los supervolcanes, como el que está latente bajo el Parque Nacional Yellowstone, son capaces de producir erupciones miles de veces más potentes que las erupciones volcánicas normales. A pesar de que eso sólo ocurre cada varios miles de años, estas erupciones tienen el potencial de matar a millones de personas y animales, debido a la enorme cantidad de calor y cenizas que liberan a la atmósfera.

Actualmente, los investigadores de la Universidad de Missouri han demostrado que las cenizas producidas por los supervolcanes puede estar tan calientes que son capaces de convertirse en lava cuando lleguen a tierra, a decenas de kilómetros de distancia de la erupción inicial.

Debido a una erupción volcánica, la lava, normalmente, fluye directa desde el sitio de la erupción hasta que se enfría lo suficiente para endurecerse allí donde encarte. Sin embargo, se han encontrado evidencias de un antiguo flujo de lava, a decenas de kilómetros de la erupción de un súper volcán cerca de Yellowstone, ocurrido hace unos 8 millones de años. Anteriormente, Graham Andrews, profesor asistente en la Universidad estatal de California en Bakersfield, descubrió que este flujo de lava fue arrojada como ceniza durante la erupción. Tras el descubrimiento de Andrew, Alan Whittington, profesor asociado de ciencias geológicas en la Universidad de Missouri, en el Colegio de Artes y Ciencias, junto con la autora principal Genevieve Robert y Jiyang Ye, ambos doctorandos en el departamento de ciencias geológicas, determinaron cómo fue eso posible.

"Durante la erupción de un súper volcán, los flujos piroclásticos, que son gigantescas nubes de ceniza y rocas muy caliente, se alejan del volcán, por lo general, a un centenar de kilómetros por hora", explicaba Robert. "Determinamos que la ceniza tuvo que estar excepcionalmente caliente, así que, en efecto, podría convertirse en lava y fluir como tal, antes de enfríarse."

Debido a que la ceniza debiera haberse enfriado mucho en el aire, para convertirse en lava al aterrizar sólo resultaría posible gracias a un proceso conocido como "calentamiento viscoso". La viscosidad es el grado en el que un líquido se resiste a fluir. Cuanto mayor sea la viscosidad, menos puede fluir la sustancia. Por ejemplo, el agua tiene una viscosidad muy baja, por lo que fluye muy fácilmente, mientras que la melaza tiene una alta viscosidad y fluye mucho más lenta. Whittington compara el proceso de calentamiento viscoso agitando la melaza en una cacerola .

"Es muy difícil para revolver la melaza en una cacerola y hay que usar mucha fuerza y energía para mover la cuchara alrededor en la olla", señaló Whittington. "Sin embargo, una vez conseguida la agitación, la energía que se utiliza para mover la cuchara se transfiere a la melaza, lo que en realidad significa que ésta se calienta un poco. Este es el calentamiento viscoso. Así pues, cuando pensamos en la rapidez con la que se desplaza la ceniza caliente después de la erupción masiva de un súper volcán, una vez que toque suelo esa energía se convierte en calor, de igual manera que la energía de la cuchara calienta la melaza. Este calor adicional creado por el calentamiento viscoso es suficiente para inducir la soldadura de la ceniza y empezar a fluir en forma de lava."

La ceniza volcánica de esta erupción debe estar al menos a unos 816º C para convertirse en lava; no obstante, ya que las cenizas han perdido un poco de ese calor en el aire, los investigadores creen que el calentamiento viscoso puede representar de unos 93 a 205º C de calor adicional, para llegar convertir las cenizas en lava.

Robert, Andrews y Ye, en el artículo de Whittington publicado en Geology. La National Science Foundation financió esta investigación a través del premio CAREER a Whittington.


- Imagen: La evidencia del flujo de lava endurecido en roca se encuentra en Idaho, a varios kilómetros de distancia del sitio donde aconteció la antigua erupción de un súper volcán hace 8 millones de años, en Yellowstone. Crédito: Graham Andrews, profesor asistente en la Universidad estatal de California en Bakersfield.
- Fuente: University of Missouri-Columbia .
- Publicación: G. Robert, G. D. M. Andrews, J. Ye, A. G. Whittington. Rheological controls on the emplacement of extremely high-grade ignimbrites. Geology, 2013; 41 (9): 1031 DOI: 10.1130/G34519.1 .
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales