Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Toxinas en el hogar: ¿Por qué no hacemos más?

Referencia: LivesScience.com .
Frances Beinecke, 11 de julio 2013

Los productos químicos tóxicos afectan a nuestras vidas cotidianas a través de los muebles, champús, alimentos, el aire que respiramos y de muchas otras maneras. Mi familia recientemente tuvo una experiencia alarmante, con una sustancia química sintética que se encuentra comúnmente en los decapantes (disolventes) cloruro de metileno.

Mi hija y su esposo llegaron a estar extremadamente enfermos, con efectos que duran varias semanas. Después de varias visitas al médico, días perdidos de trabajo y una revisión exhaustiva de los posibles factores a tener en cuenta, mi hija y su marido se enteraron de que el cloruro de metileno que habían utilizado para disolver la pintura en el apartamento de debajo de ellos, en forma de humo se fue filtrando hacia arriba a través de los respiraderos y chimeneas hasta que terminó contaminando el aire a unos niveles medibles y les hizo enfermar.

Casi al mismo tiempo que mi familia estaba sufriendo por envenenamiento de cloruro de metileno, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) estaba pidiendo comentarios públicos acerca de un proyecto de evaluación de riesgo para varias sustancias químicas, incluyendo el cloruro de metileno.

La evaluación de riesgos de la EPA descubrió que los trabajadores crónicamente expuestos a los decapantes están en riesgo de daños al hígado y por cáncer. Catorce trabajadores murieron a causa de la exposición aguda al cloruro de metileno eliminando pintura, desde el año 2000. Y los consumidores que utilizan decapantes en sus hogares están en riesgo de problemas en el sistema nervioso central. Es evidente que la experiencia de mi hija no era única.

Nadie debería enfermar porque trabaje con decapantes de pintura en el trabajo o en su hogar. Basándonos en la propia evaluación de riesgos de la EPA, es el momento para la agencia de prohibir la venta y el uso de decapantes de pintura a base de cloruro de metileno. Eso es exactamente lo que la NRDC pide en los comentarios que hemos presentado.

Incluso si la EPA responde a su propia ciencia y prohíbe el cloruro de metileno, el enfoque de uno cada vez para los productos químicos tóxicos tampoco es una solución real. Hay más de 80.000 productos químicos sintéticos para su uso en productos comerciales y de consumo, para la fabricación, en escuelas y lugares de trabajo, y en un gran número de cosas, la EPA no hace más que exigir que sean plenamente probados debido a su impacto en nuestra salud.

Por tanto, la NRDC apoya una reforma integral de la supervisión química, una muy necesaria legislación que fijaría ese enfoque deficiente de nuestra nación para las sustancias tóxicas. En este momento, los productos químicos potencialmente peligrosos son considerados inocentes hasta que no haya una montaña de datos que demuestre su culpabilidad para causar un daño "no razonable" para la salud humana o el medio ambiente. E incluso, cuando sabemos que una sustancia es mortal, como los asbestos (amianto), la EPA ha sido incapaz de adoptar controles significativos para proteger a los trabajadores y consumidores.

Una reforma fuerte de la legislación requeriría que los fabricantes de productos químicos demostrasen que sus materiales son seguros para el mercado, y garantizara que la EPA puede tomar acciones rápidas para proteger al público de los productos químicos, como con el cloruro de metileno, que ya sabemos que no son seguros.

Los consumidores quieren productos no tóxicos, y las empresas emprendedoras están entusiasmadas por conocer a esa demanda. Los productos más seguros están impulsando la innovación, disminuyendo la responsabilidad legal y aumentando de valor de las acciones, además de una expansión hacia nuevos mercados y la creación de nuevos puestos de trabajo. El American Sustainable Business Council, una asociación nacional que representa a más de 165.000 empresas y 300.000 empresarios, gerentes, inversionistas y otros, está apoyando la reforma integral de la regulación química. Están también organizaciones de enfermería, la Academia Americana de Pediatría, los veteranos de Vietnam, la Asociación Americana de Salud Pública y otras organizaciones de la conciencia de salud y enfermedad.

Desafortunadamente, el más reciente proyecto de ley sobre productos químicos tóxicos no está a la altura. Justo antes de morir, el senador Frank Lautenberg (D-NJ), trabajó con el senador David Vitter (R-LA), para introducir un proyecto de ley que pretendía romper el largo estancamiento del tema. Se merecen el reconocimiento por el esfuerzo, pero en su forma actual, el proyecto de ley podría dejar al público con menos protecciones de las que tenemos ahora. La NRDC está comprometida con este problema de tal manera que pueda avanzar de una reforma real.

Mientras mi familia se siente ahora mejor por suerte, una vez que pasó el trabajo con los decapantes, millones de estadounidenses siguen expuestos a productos químicos peligrosos, a menudo de fuentes desconocidas o inevitables, como el aire contaminado, el agua y los productos de consumo potable. Es por eso que la NRDC está luchando porque las leyes químicas mantengan a nuestras familias seguras.


- Más información sobre cómo sacar los tóxicos de su propia casa aquí .
- Frances Beinecke es presidenta de NRDC, sirvió en la National Commission on the BP Deepwater Horizon Oil Spill and Offshore Drilling, y mantiene un papel de liderazgo en varias organizaciones ambientales. Este artículo es una adaptación de un post reciente en Switchboard. Ella contribuyó con este artículo de Voices expertos: Op-Ed y Análisis para LiveScience.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales