Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Protozoo gigante que imita a una esponja carnívora en Murcia

Referencia: Agencia.SINC.es, 11 junio 2013


El Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), el Centro de Oceanología de Marsella (Francia) y la organización conservacionista Oceana han descubierto una peculiar especie nueva para la ciencia. Se trata de un organismo unicelular, pero gigante (4-5 cm de altura), que pertenece al grupo de los foraminíferos y que imita la apariencia y el modo de capturar la comida de las esponjas carnívoras.

La revista Zootaxa acaba de publicar el hallazgo de una nueva especie de protozoo gigante denominado Spiculosiphon oceana en honor de la organización que recogió las muestras, Oceana, en colaboración con un investigador del Centro de Oceanología de Marsella (Francia). En la investigación también participa el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC), y el curioso hallazgo tuvo lugar a 30 millas de la costa murciana, en la montaña submarina del Seco de Palos.

Este protozoo de entre 4 y 5 cm de altura pertenece al grupo de los foraminíferos e imita la apariencia y el modo de capturar la comida de las esponjas carnívoras. Los foraminíferos son organismos constituidos por una única célula, de apenas unos milímetros, similares a las amebas, y capaces de formar una concha o testa, dentro de la cual se refugian.

Lo llamativo de los ejemplares descubiertos es que llegan a alcanzar 4 cm, lo que los convierte en los mayores conocidos para el Mediterráneo. Además, esta extraña especie tiene otra particularidad resaltable: su apariencia, que inicialmente llevó a considerar que no se trataba de un protozoo sino de un animal multicelular del grupo de las esponjas.

Según relata Manuel Maldonado, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que lideró la investigación y consiguió resolver el enigma, “la conformación del pedúnculo y la cabeza de este organismo eran muy similares a las de las esponjas carnívoras que se han hallado en el Mediterráneo. Lo más extraordinario es que la concha estaba formada exclusivamente por espículas –piezas esqueléticas de esponjas muertas– que el protozoo había recogido del fondo marino para construir su concha, cementándolas unas a otras mediante de un 'pegamento proteínico' de aspecto similar al que emplean las esponjas (espongina)”.

- Leer más en Agencia.SINC.


- Imagen del Spiculosiphon oceana. /Oceana 
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales