Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Antiguos carnívoros atraídos a una trampa mortal

Referencia: LiveScience.com .
por Tia Ghose,  1 de mayo 2013


Hay una caverna aquí en España que pudo haber atraído a antiguos carnívoros hasta su muerte, en una trampa que ofrecía la promesa de comida y agua, según sugiere una nueva investigación.


El nuevo estudio, publicado en el journal PLoS ONE, explica cómo los cadáveres de varias especies de carnívoros, de tigres dientes de sable y los “osos-perro", terminaron enterrados en una caverna hace millones de años.

"Sólo los carnívoros se atrevieron a entrar", cuenta M. Soledad Domingo, coautora del estudio y paleontóloga de la Universidad de Michigan. "Pero ya no pudieron encontrar la salida."

Descubrimiento sorpresa

En 1991, unos mineros estaban perforando a unos 30 kilómetros, en la afueras de Madrid, desenterraron extraños huesos de animales y llamaron a los paleontólogos locales para excavar. Estos descubrieron una serie de cavernas subterráneas llenas de fósiles de animales, incluyendo restos de pandas rojos, osos-perros y tigres dientes de sable, así como los antiguos animales relacionados con los elefantes modernos, jirafas, rinocerontes y caballos. Hasta la fecha, han salido a la luz cerca de 18.000 fósiles en la zona.

En el denominado Cerro de los Batallones las cuevas se formaron hace entre 9 y 10 millones de años en un proceso conocido de ‘creación de tuberías’, donde el sedimento cae entre las grietas o fisuras de la superficie, esculpiendo espacios huecos en la suave y arcillosa tierra. A diferencia de otras "tuberías" formadas con barro, las cuales desaparecen rápidamente, estos agujeros quedaron abiertos durante más tiempo, debido a que la zona también contiene un tipo más duro de roca que refuerza las nacientes cuevas.

Lo que pasó exactamente con los animales, sin embargo, sigue siendo un misterio.

La cueva de la muerte

Para resolver el misterio, Domingo y sus colegas, analizaron sistemáticamente todos los huesos descubiertos en el nivel inferior del sitio. La cueva contiene una proporción inusualmente alta de los carnívoros, algunos de los cuales eran totalmente desconocidos antes del descubrimiento de la cueva.

Encontraron que casi el 98 por ciento de los mamíferos de los gran fósiles eran carnívoros, muchos de ellos adultos jóvenes y sanos. También estudiaron la orientación de los esqueletos en la cueva y la ausencia de huellas de fuertes pisadas.

En base a estos hallazgos, el equipo concluyó que la cueva probablemente tuvo una abertura visible en el suelo, por la que los herbívoros podrían haber caído ocasionalmente (como ejemplo, la cueva contiene un esqueleto completo de rinoceronte). Sin embargo, la mayoría de estos herbívoros eran lo suficientemente inteligentes como para evitar esa trampa.

Pero los carnívoros adultos jóvenes entraron voluntariamente en la cueva, posiblemente atraídos por el olor de la comida fácil o por el agua. Los desafortunados animales quedaron atrapados y murieron, probablemente de hambre, el olor de los cadáveres putrefactos atrajo a otros carnívoros que a su vez quedaron atrapados y acabaron de la misma manera.

Los investigadores todavía no saben cuánto tiempo se mantuvo abierta la cueva, antes que alguna inundación de nuevo material fresco terminara por cubrirla. Aunque estos hallazgos sólo se aplican a una caverna del sitio, los científicos todavía tienen que hacer más estudios para determinar cómo los herbívoros aparecen en los niveles superiores del complejo de la cueva.



- Ilustración: Dientes de sable alrededor delcadáverr de un rinoceronte en la cueva subterránea. Crédito: Mauricio Antón.
--

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales