Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La limpieza de las células madre del cerebro

Referencia: Science.Daily.com,  10 de abril 2013

En lo profundo de tu cerebro, una legión de células madre están preparadas para convertirse en nuevas células nerviosas cerebrales y en lo que más necesites. Mientras esperan, se mantienen en un estado de alerta permanente, a punto para convertirse en cualquier tipo de célula nerviosa que necesites ya sea por el envejecimiento de tus células o porque estén dañadas.

Ahora, una nueva investigación de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, revela básicamente cómo lo hacen: mediante una especie de "limpieza" interna que despeja los deshechos de dentro de las células y los guarda en las células madre.

En un artículo publicado en línea en la revista Nature Neuroscience, el equipo de la U-M muestra que una proteína particular, llamada FIP200, regula el proceso de limpieza de las células madre neurales en los ratones. Sin la FIP200, estas fundamentales células madre sufrirían daños de sus propios productos de desecho, y su capacidad para transformarse en otros tipos de células disminuiría drásticamente.

Es la primera vez que este proceso celular de auto-limpieza, llamado autofagia, se ha demostrado tan importante para las células madre neurales.

Los hallazgos podrían ayudar a explicar por qué el sistema nervioso y el cerebral envejecido son más propensos a la enfermedad o el daño permanente, conforme disminuye la tasa de autoautofagia limpiadora se va dificultando la capacidad del cuerpo para disponer a las células madre y reemplazar a las células dañadas o enfermas. Si estos hallazgos se consiguen trasladar de los ratones a los humanos, la investigación podría abrir nuevas vías preventivas o de tratamiento de enfermedades neurológicas.

Un artículo revisado y relacionado que se acaba de publicar en línea en la revista Autophagy, el científico principal de U-M y colegas de todo el mundo, discuten sobre la creciente evidencia de que la autofagia es crucial para muchos tipos de células madre de tejidos y embrionarias, así como las células madre del cáncer.

Como los tratamientos basados en células madre continúan desarrollándose, dicen los autores, será cada vez más importante entender el papel de la autofagia en la preservación de la salud y capacidad de las células madre y poder así convertirse en diferentes tipos de células.

"El proceso de generación de nuevas neuronas desde las células madre neurales, y la importancia de ese proceso, se entiende bastante bien, pero el mecanismo a nivel molecular no estaba demasiado claro", comenta Lin Jun-Guan, Ph.D., autor principal del artículo y el autor promotor de la FIP200 en la autofagia y revisor del artículo sobre las células. "Aquí, mostramos que la autofagia es crucial para mantener las células madre neurales y su diferenciación, y mostramos el mecanismo que acontece."

A través de la autofagia, dice, las células madre neuronales pueden regular los niveles reactivos del oxígeno, a veces conocidos como radicales libres, que pueden acumularse en un entorno bajo en oxígeno en las regiones del cerebro donde residen las células madre neurales. Lo niveles anormalmente altos de ROS pueden causar que las células madre neurales puedan iniciar la diferenciación.

Guan es profesor de Medicina Molecular y Genética en una división de Medicina Interna de la U-M, y en el Departamento de Biología Celular y del Desarrollo.


- Historia de Fuente: University of Michigan Health System.
- Publicación: Chenran Wang, Chun-Chi Liang, Z Christine Bian, Yuan Zhu, Jun-Lin Guan. FIP200 is required for maintenance and differentiation of postnatal neural stem cells. Nature Neuroscience, 2013; DOI: 10.1038/nn.3365.

- Imagen: Estas imágenes coloridas muestran la importancia del gen FIP 200 para la actividad de células madre neurales y su capacidad de convertirse en cualquier tipo de célula del cerebro o nervios. La segunda columna de imágenes es de un ratón que carece de la FIP200, en comparación con un ratón normal (primera columna) y un ratón que carecía del gen p53, además de la FIP200 (tercera columna) o solo (cuarta columna). Crédito:. Guan laboratorio de la Universidad de Michigan.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales