Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » El flujo eléctrico externo influye en el clima de la Tierra

Referencia: ThunderBolts.info .
por Stephen Smith, 7 de abril 2013 

Hace poco, un comunicado de prensa, tras diez años de análisis de datos ha revelado que los cambios de altura de las nubes a través del tiempo, responden a un campo eléctrico generado por las "tormentas globales". Aunque el campo eléctrico de la Tierra se introduce en el debate, y se mencionan la carga eléctrica de las pequeñas gotas de agua, los investigadores admiten que hay misteriosas fuerzas en juego.


Comúnmente se cree que el clima de la Tierra se debe a la influencia térmica del Sol sobre la atmósfera. Conforme rotamos, nuestros gases primarios y el polvo absorben la radiación solar en diferentes formas y grados.

Cuando se calienta alguna región en particular, el aire se expande y pierde densidad, creando una zona de relativa baja presión. El aire frío, al ser más denso, de forma natural fluirá hacia la parte inferior de la región caliente, causando una rotación por convección hacia arriba. La mayoría de los sistemas climáticos de la Tierra se cree que se basan en una explicación cinética simple: los vientos soplan cuando el aire frío y más denso fluye dentro del flotante aire caliente.

Sin embargo, los iones atraen el agua de la atmósfera, en lugar de a través del proceso descrito comúnmente de que las motas de polvo neutro construyen las gotas de agua debido a la condensación, el polvo suspendido en el aire se carga, lo que lo hace más atractivo al vapor de agua.

La electricidad del Sol se acelera a lo largo de enormes corrientes de Birkeland formando un circuito que conecta el Sol con nuestro planeta. La Tierra se encuentra inmersa en el circuito del Sol, y forma un nítido campo eléctrico vertical de aire de 50 a 200 voltios por metro.

Las moléculas de agua de la atmósfera son pequeños dipolos eléctricos, y se sienten atraídos por otras moléculas de agua, por lo que se van agrupando y alinean dentro del "campo climático" terrestre. Las gotas de agua polarizadas resultantes están sujetas a un campo eléctrico que levita entre la ionosfera y el suelo. La altura de las nubes, de forma natural, cambia en respuesta a las variaciones del campo eléctrico atmosférico. Las tormentas globales no son la causa de este campo, sino un efecto: las nubes cortocircuitan el aislante atmosférico a una altura de muchos kilómetros. Los vientos verticales de las tormentas están básicamente impulsados por la eléctricidad.

En septiembre de 2006 se confirmó una premisa importante de la teoría del Universo Eléctrico: El Tierra está conectada eléctricamente a la ionosfera. Puesto que la electricidad siempre fluye en un circuito, si la ionosfera está conectada a la magnetosfera terrestre, también está conectada a los circuitos del Sistema Solar.

La ionosfera está conectada al Sol por filamentos serpenteantes de corriente eléctrica, así que los niveles inferiores de la atmósfera también deben experimentar la influencia del Sol, debido al nodo de circuito adicional que los conecta con la ionosfera. ¿Podrían estos circuitos eléctricos vinculados la atmósfera del Sol tener algo que ver con el clima de la Tierra, sea a corto o a largo plazo?

Esto nos lleva a una idea más general en la que todas las condiciones meteorológicas pueden estar influenciadas por la conexión eléctrica entre la Tierra y el plasma solar. Este punto de vista más amplio se está considerando recientemente, por lo que ahora se está llevando a cabo experimentos destinados a comprobar el efecto que tienen las partículas cargadas sobre el clima de la Tierra. Y parece que están teniendo cierto éxito.

El físico Wal Thornhill escribió en 2004:

"Si la teoría convencional no puede explicar las tormentas eléctricas no se puede utilizar para subestimar los resultados de los experimentos de ionización. En cambio, dicha teoría convencional padece serias dudas sobre su credibilidad. Los expertos meteórologos tienen una visión limitada de la naturaleza eléctrica de la Tierra y de su medio ambiente. Hay una 'enorme energía' que se encuentra disponible desde la galaxia. Esa energía eléctrica galáctica conduce los sistemas climáticos de todos los planetas e incluso del Sol."


- Imagen: Doble Arco Iris. Thunderbolts.info
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales