Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Nuevas perspectivas sobre la vida de las clases obreras durante la revolución industrial

vía Alpha.Galileo.org .


Un nuevo libro sobre la vida de la clase obrera en la revolución industrial desentierra unas narraciones sobre el impacto social de uno de los períodos más críticos de la historia británica.

Libro: "El origen de la Libertad: Otra historia de las gentes de la Revolución Industrial" (Liberty's Dawn: A People's History of the Industrial Revolution)
Autor: Emma Griffin
Editorial: Yale University Press

En contra de la opinión de que la revolución industrial trajo solamente miseria y la pobreza, la Dra. Emma Griffin, de la Universidad de East Anglia, muestra por primera vez cómo aumentaron los ingresos, mejoró la alfabetización y ofreció excelentes oportunidades para la acción política. Para algunos también fue una muy valorada época de lo nuevo y de libertad sexual y cultural.

La Dra. Griffin, profesora de historia, estudió más de 350 autobiografías y registros escritos entre 1760 y 1900, muchas de ellas inéditas, almacenadas en las oficinas de registro de los condados y en colecciones de biblioteca. Con todo ello ofrece un relato de primera mano de cómo fue experimentada la revolución industrial por aquellos que lo vivieron, obreros, mineros, carpinteros, zapateros, sirvientes y trabajadores agrarios.

En “El amanecer de la Libertad: Otra historia de las gentes de la Revolución Industrial”, publicado por Yale University Press, la Dra. Griffin proporciona una explicación alternativa del trabajo y de la revolución industrial, arguyendo que ya es hora de reconsiderar las reiteradas afirmaciones de que los trabajadores no salieron poco más que de la miseria.

"A pesar del continuo interés sobre cómo la revolución industrial fue experimentada por los pobres, nadie ha abierto las páginas de los libros y cuadernos donde los mismos pobres escribieron sobre ello", subrayaba la doctora Griffin. "Los historiadores han medido los salarios y las horas de trabajo con un cuidado meticuloso, pero ninguno ha querido escuchar o dar sentido a los desordenados relatos que los trabajadores dejaron atrás. Pero si los escuchamos, empezaremos a ver la revolución industrial bajo una luz muy diferente.

"Con demasiada frecuencia se supone que los trabajadores dejaron pocas huellas en el registro histórico y siempre permanecieron sin voz. Pero como demuestran las autobiografías, los trabajadores de los campos y las fábricas de Gran Bretaña no siempre fueron tan silenciosos como generalmente se suponía. Y esto se aplica a un amplio sector de la clase obrera y sus experiencias de vida.

"Pese a todas sus deficiencias, estos relatos ofrecen la mejor manera, de hecho, la única manera, de examinar la vida de estas personas que trabajaron en uno de los momentos más trascendentales de la historia del mundo. Estos escritos nos legan una extraordinaria colección de fuentes históricas y cientos de cuentos evocadores de la vida cotidiana. Mi objetivo ha sido el de contar su historia, una historia inesperada, de unos trabajadores que conquistaron por sí mismos nuevos niveles de riqueza, de libertad y de autonomía."


La mayoría de las autobiografías que ha estudiado la Dra. Griffin fueron escritas por hombres, quienes más ganaron con la industrialización. El período trajo más trabajo, pero eso también significó más trabajo para los niños, que se vieron forzados a menudo a trabajar a una edad cada vez más joven. Los distritos fabriles ofrecían más oportunidades de empleo para las mujeres, que ofrecía a las mujeres jóvenes trabajar con mayores libertades, aunque la maternidad a menudo las distanciaba del trabajo, y en las zonas económicamente más vibrantes vivían sus vidas que diferían muy poco de las de sus abuelas.

Sin embargo, mientras que la pobreza seguía siendo una forma de vida para muchos, la Dra. Griffin sugiere que la industrialización trajo beneficios inesperados para algunos sectores de trabajadores pobres.

"Los críticos argumentan que los beneficios materiales de la mayoría de las familias eran pequeños. Hombres, mujeres y niños sintieron la llegada de la industrialización de muy distintas maneras, y los hombres sin duda se beneficiaron más que las mujeres y los niños. No obstante, la explotación económica y la opresión política podían convivir lado a lado con las recién descubiertas y muy valoradas libertades personales. Estos escritores se vieron a sí mismos no como perdedores oprimidos, sino como hombres y mujeres con el control de su destino, y que la revolución industrial marcaba el advenimiento no de un "período oscuro", sino del amanecer de la libertad."

El libro examina las experiencias laborales tanto de hombres como de mujeres, el aumento del trabajo infantil y las actitudes hacia el matrimonio y el sexo, así como el papel de la cultura, la educación y la religión, y el aumento de oportunidades para el activismo político.

Según dice la Dra. Griffin, "durante mucho tiempo, la atención se ha centrado en los cambios que destruyeron formas más antiguas y valoradas de vida, algo que ha impedido a los historiadores darse cuenta de los beneficios que muchos trabajadores forjaron para sí mismos, al margen de las turbulencias políticas. El crecimiento industrial les dio a los trabajadores pobres un grado de libertad personal que los pobres del siglo XVIII prácticamente nunca pudieron disfrutar."


- Imagen libro: "Liberty's Dawn: A People's History of the Industrial Revolution" (ISBN: 9780300151800) es publicado por Yale University Press. La Dra. Griffin es también autora de otros libros, como “A Short History of the British Industrial Revolution” (2010) and “Blood Sport: A History of Hunting in Britain” (2007).
- Imagen 2: "Las memorias de John Hemingway, un soldado de Norwich, Norfolk (Norfolk Record Office MC 766/1). Uno de los libros que la Dra. Griffin estudió entre las más de 350 autobiografías y registros.
.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales