Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » "Singularidad", ¿Ciencia ficción o realidad?

Referencia: Daily.Galaxy.com, vía We Are Not Gadgets, 25 enero 2013

"Parece probable que con la tecnología que tenemos en un futuro cercano podamos crear (o volvernos) criaturas que superen a los humanos en todas sus dimensiones, tanto intelectual como creativamente. Más allá de cualquier evento, tal singularidad, es tan inimaginable como un paquidermo cantando ópera."

La Singularidad es una idea apocalíptica, propuesta originalmente por John von Neumann, uno de los inventores del computación digital, y elucubrado por figuras conocidas como Ray Kurzweil y el grande de la ciencia ficción Vernor Vinge.

"La Singularidad" es vista por algunos como el punto final de nuestra cultura actual, donde la evolución cada vez acelera más la tecnología hasta que finalmente nos alcanza y lo cambia todo. Ha sido representada de todas formas, desde el fin de toda vida hasta el comienzo de una era utópica, que se podría reconocer como el final de la mayoría de las creencias religiosas.

Si bien las definiciones de la Singularidad son tan variadas como las fantasías de la gente sobre el futuro, por una razón muy obvia, la mayoría coinciden en que la inteligencia artificial (IA) será el punto de inflexión. Una vez que la IA sea incluso un poquito más inteligente que nosotros, seremos capaces de aprender más rápido y simplemente nunca estaremos a su altura. Esto, en términos evolutivos, nos convertirá en obsoletos completamente.

Los libros sobre la Singularidad son tan comunes ahora en el departamento de ciencias de la computación como las imágenes del ‘Rapto’ en una librería evangélica, comenta el informático y visionario Jaron Lanier, en su nuevo manifiesto. Hay muchas versiones de la fantasía de la Singularidad. Hay una que Marvin Minsky, del MIT, utiliza para contarlo en la década de 1980:

"Un día no muy lejano, tal vez a veinte o treinta años en el siglo XXI, las computadoras y los robots serán capaces de construir copias de sí mismos, y estas copias será un poco mejor que las originales, debido a un software más inteligente. La segunda generación de robots, a continuación, hará que una tercera en menos tiempo, dadas las mejoras sobre la primera generación.

"El proceso se repetirá. Las generaciones sucesivas serán cada vez más inteligentes y aparecerán cada vez más rápido. La gente puede pensar que tiene el control, hasta que un buen día, el ritmo de mejora de robots aumente tan rápido que los robots superinteligentes lleguen a gobernar la Tierra".

En algunas versiones de la historia, escribe Lanier en “We Are Not Gadgets”, Internet se llena de vida y reúne a todas las máquinas conectadas a la red en un ejército que controle los asuntos del planeta. Los humanos entonces, podrían disfrutar de inmortalidad dentro de una realidad virtual, “ya que el cerebro global sería tan grande que le sería absolutamente fácil acoger todas nuestras conciencias durante la eternidad."

Puede que sea cierto, añade Lanier, que en alguna parte del vasto cosmos, formas más elevadas de la conciencia surgen inevitablemente, hasta que el universo entero se convierta en un cerebro, o algo por el estilo.

Incluso a escalas mucho más pequeñas de millones o incluso miles de años, continúa Lanier, "es más emocionante imaginar que la humanidad evoluciona hacia un estado más maravilloso de lo que actualmente se puede articular. Las únicas a esto alternativas serían la extinción o una aburrida estasis, lo que resulta un poco decepcionante y triste, así que esperemos que la trascendencia de la condición humana, sea tal como ahora lo entiendo. "

Si usted cree que la singularidad llegará pronto, podría dejar de diseñar la tecnología que sirva a los humanos, concluye Lanier, y prepararse en su lugar para los grandes eventos que traerá. La Singularidad, sin embargo, supone que la gente muera físicamente y sean cargados en una computadora y permanecer consciente, o que la gente simplemente sea aniquilada en un instante imperceptible ante la nueva superconciencia que se haga cargo de la Tierra. El Rapto y Singularidad comparten algo en común: nunca podrá verificarse por los vivos.

"Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Si echa un vistazo al reciente documental de Doug Wolens", "The Singularity" (abajo) lo primero que se ve es la cita de Arthur C. Clarke. Prepárate para los 75 minutos que siguen, con un reparto verdaderamente impresionante de científicos, futuristas y filósofos discutiendo la incertidumbre de lo que depara el futuro para la humanidad y, para algunos, que argumentan por qué Ray Kurzweil están completamente equivocados. Echa un vistazo a esta entrevista con el director de cine Doug Wolens.



Imagen crédito: http://knowyourmeme.com/memes/the-singularity.
Vídeo: The Singularity (documentary) Trailer.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales