Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Más de un cerebro tras la famosa ecuación de Einstein: E=mc2

Referencia: Science.Daily.com, 25 de enero 2013


Un nuevo estudio revela que la contribución que hizo el poco conocido físico austriaco, Friedrich Hasenöhrl, fue precursora de la famosa ecuación de Einstein.

Dos físicos estadounidenses describen el papel desempeñado por el físico austríaco Friedrich Hasenöhrl en el establecimiento de la proporcionalidad entre la energía (E) de una cantidad de materia con su masa (m), en una cavidad llena de radiación. En un artículo a punto de ser publicado en la European Physical Journal H, Stephen Boughn, del Haverford College de Pensylvannia y Tony Rothman, de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, argumentan cómo el trabajo Hasenöhrl, por el cual recibe ahora poco crédito, pudo haber contribuido a la famosa ecuación E=mc2.

Según el filósofo de la ciencia Thomas Kuhn, la naturaleza del progreso científico se produce a través de cambios de paradigma, que dependen de las circunstancias históricas y culturales de los grupos de científicos. Coincidiendo con esta idea, los autores creen que la idea de que la masa y la energía debían estar relacionados no se originó únicamente con Hasenöhrl. Tampoco surgió de repente en 1905, cuando Einstein publicó su trabajo, aunque la mitología popular así lo entienda.

Dada la falta de reconocimiento de la contribución de Hasenöhrl, los autores examinaron la obra original del físico austríaco sobre la radiación de un cuerpo negro en una cavidad con paredes perfectamente reflectantes. Este estudio trataba de identificar los cambios en la masa del cuerpo negro cuando la cavidad se mueve respecto al observador.

Más tarde, exploraron la razón por la cual el físico austríaco llegó a una correlación entre energía y masa con el factor equivocado, es decir, a la ecuación: E=(3/8)mc2. El error de Hasenöhrl, según creen, se deriva de no tener en cuenta la masa perdida por el cuerpo negro mientras está irradiando.

Antes que Hasenöhrl se centrara en la radiación de la cavidad, otros físicos, entre ellos, el matemático francés Henri Poincaré y físico alemán Max Abraham, demostraron la existencia de una masa inercial asociada a la energía electromagnética. En 1905, Einstein dio con la correcta relación entre masa inercial y energía electromagnética, E=mc2. Sin embargo, no fue sino hasta 1911 que el físico alemán Max von Laue lo generalizó a todas las formas de energía.



Imagen: Un estudio reciente revela que la contribución de Friedrich Hasenöhrl, fue precursora de la famosa ecuación de Einstein. (Crédito: cortesía de Springer Science+Business Media).
Fuente: Springer Science+Business Media.
Journal publicación: Stephen Boughn. Fritz Hasenöhrl and E = mc2. The European Physical Journal H, 2013; DOI: 10.1140/epjh/e2012-30061-5 .

.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales