Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » La ciencia en un 'punto de inflexión' (3)

 Referencia: Thunderbolts.info ,
Por Wal Thornhill, 18 de noviembre 2012

El nacimiento de una estrella eléctrica

Las presentaciones multimedia radiantes muestran al Sol y los planetas formándose a partir de una nube giratoria de polvo; así que, seguramente, sorprenderá a mucha gente que los expertos consideren la formación estelar una"cuestión abierta", y como "el reto más importante de la astronomía en la próxima década". [R. de Grijs (2012)]. El reto se torna más difícil, en función de que los telescopios mejoren. Mi predicción es que va a ser imposible cuando los nuevos instrumentos estén en funcionamiento, como el telescopio James Webb y el Square Kilometer Array. Andan involucrados inexplicables campos magnéticos. "Algo crea y mantiene los campos magnéticos coherentes micro-Gauss a una escala enorme". [B. Gaensler (2008)]. Así que el sentido común sugiere que deberíamos recurrir a la cosmología de plasma, la cual explica la formación de estrellas en términos electromagnéticos.

El origen de estrellas y planetas eléctricos formándose en nubes moleculares por el proceso de convección de Marklund en corrientes filamentosas, se ve como una forma cósmica de rayos de nube a nube. Este descubrimiento fue una sorpresa para los teóricos que se basan en acreción gravitatoria esférica de 1/r2 de la materia hacia el centro de la masa. En marcado contraste, la convección de Marklund concentra la materia a lo largo de un filamento de corriente de gran alcance y una más potente fuerza electromagnética de 1/r. Significativamente, la convección de Marklund separa los elementos químicos con los elementos más frescos y más fácilmente ionizados, como el hierro y el silicio, la más cercanos al eje. Con la suficiente materia a lo largo del filamento, la gravedad ayuda en la formación de las estrellas separadas y cuerpos más pequeños, algo así como perlas radiantes por el canal del rayo con núcleos fríos de elementos pesados ​​y atmósferas de hidrógeno y helio. Hay que tener en cuenta que una reacción termonuclear no puede iniciarse con núcleos estelares de elementos pesados fríos.

Si los elementos pesados ​​se concentran en los núcleos estelares, ¿cómo podemos explicar la formación de planetas con núcleos de elementos pesados? Junto a más de 800 'exoplanetas' descubiertos, el modelo de acreción estándar está cada vez con más dificultades. El primer problema fue el hallazgo de “Júpiter calientes” orbitando cercanos a las estrellas. El modelo de acreción señala que es imposible que se formen allí. Así que los gigantes de gas deben haber tenido alguna manera de 'emigrar' hacia adentro desde una órbita más distante. No obstante, el modelo de acreción requiere que nuestros gigantes gaseosos migren antes de su formación, de modo que los planetas interiores tengan el tiempo necesario para lograr su composición elemental.

Pero, ¿el qué de las estrellas se convierte en "discos de acreción? Simplemente, se supone que se debe a la caída gravitacional. Sin embargo, la gravedad es fácilmente superada por la repulsión electromagnética, tal como observamos en las eyecciones de masa solar. En consecuencia, las estrellas tienen chorros y discos de expulsión más que discos de acreción. A veces, por razones dinámicas o de propagación la carga eléctrica ocupa un área más grande de superficie, formando estrellas que fisionan eléctricamente en binarias o sistemas de estrellas múltiples. Este escenario puede explicar en parte, la sorprendente abundancia de sistemas de estrellas múltiples y de cercanas órbitas de 'Júpiters calientes'.

Además, el nacimiento de una pléyade de estrellas enanas marrones y pequeños cuerpos, en las proximidades y a todo lo largo de un cordón umbilical eléctrico, proporciona la oportunidad para la captura de las estrellas radiantes que forman los sistemas planetarios. La captura es mucho mayor debido al intercambio de energía eléctrica, donde la sección transversal de captura es la enorme frontera eléctrica de la estrella, llamada heliosfera (~200 UA de ancho), o 'astroesfera’. Las enanas marrones capturadas por una estrella radiante tendrán robada su fuente de energía, pierden su radiación y se convierten en gigantes gaseosos. Esto explica un misterio conocido como el "desierto de enanas marrones" alrededor de estrellas de la secuencia principal.

El proceso de captura de una enana marrón implica un drástico reajuste eléctrico, de ser un ánodo a ser cátodo, con lo cual la estrella capturada consigue, a través de una expulsión eléctrica tipo cometario, la expulsión de materia de su núcleo de elementos pesados ​​y de la atmósfera, formando satélites y anillos. Algunos de los restos expulsados ​​escapan para convertirse en familias de cometas, asteroides y meteoroides. Se trata de un proceso totalmente análogo a la división eléctrica observada en los núcleos de cometas que a menudo se acercan al sol.

La aplicabilidad de este modelo para el sistema solar resulta evidente junto con los lejanos gigantes de gas con anillos y muchos satélites. Saturno, con su espectacular sistema de anillo, parece ser el más recientemente capturado. Los planetas interiores son satélites perdidos de los gigantes de gas o ex estrellas enanas. Los astrónomos han comenzado a sugerir que el medio ambiente cerca de una estrella enana es propicio para la vida. Pero el Universo Eléctrico va mucho más allá de esa idea. Así que este raro surtido de planetas y sus satélites del Sol ha sido la adopción de una familia y no primigenia. Comparando con el giroscopio la precesión de equinocios, la inclinación puede mostrar algunas familiares asociaciones. El significativo que Saturno, Marte y la Tierra parezcan estar relacionados a través de esta hipótesis.

Los sistemas gravitacionales son esencialmente caóticos, porque las perturbaciones orbitales no son corregidas. Con intrusos perturbadores en el sistema solar, la pregunta obvia es ¿por qué los planetas se mueven como un reloj? Es importante entender que existe un eficaz mecanismo de "amortiguación" que opera para imponer el orden en el sistema solar. El Universo Eléctrico, simplemente, propone que los protones, neutrones y electrones, así como los átomos que forman, que tienen también estructuras orbitales, pueden ser distorsionados en un campo eléctrico para formar pequeños dipolos eléctricos. La gravedad entonces, se puede entender como una forma de enlace molecular, como la fuerza inducida entre dipolos débiles eléctricos en todas las partículas subatómicas de un cuerpo. Esto ofrece la capacidad esencial de modificar la gravedad del planeta y la órbita, mediante la alteración de la carga de su superficie. Este modelo mitiga la gravedad frente a las colisiones debidas a las espaciadas órbitas de los planetas,  para que el intercambio de carga eléctrica de los planetas sea menor en sus vainas de plasma cometarias.

Estrella de Luz Eléctrica

El modelo de Universo Eléctrico de una estrella procede de la cosmología de plasma. Parece que las estrellas continúan recibiendo energía eléctrica de la corriente filamentosa galáctica en la que se formaron. Esto ha sido recientemente verificado por la «sorprendente» afluencia de átomos neutros energéticos (ENA) de un anillo sobre el sistema solar, alíneado a través del campo magnético interestelar. Un anillo, con sus "puntos radiantes", indica la presencia de un 'pellizco' electromagnético en los ejes equinocciales interestelares que energizan el Sol.

Esta "nebulosa planetaria" muestra el circuito equinoccial de una estrella típica de una manera ‘modo radiante’ más activo. El 'pellizco' de plasma electromagnético centrado en la estrella es claramente evidente.

Así que los fotosfera de una estrella debe ser vista como un fenómeno global de descarga eléctrica en la parte superior de su atmósfera, gravitacionalmente estratificada, donde los elementos más ligeros, como el hidrógeno y el helio, se encuentran en abundancia. El problema para los teóricos solares consiste en que no hay una explicación para los rayos de la atmósfera gravitacionalmente estratificada de la Tierra. Y mucho menos para los imcomprensibles fenómenos extraños que ocurren por encima de las tormentas eléctricas. Esa falta de comprensión de la relevancia de la actividad eléctrica de la fotosfera pasa desapercibida hoy en día, a pesar de que varios científicos en el pasado, ya lo intuían. Por ejemplo, el físico solar Giorgio Abetti escribió: "... las prominencias solares pueden explicarse como descargas eléctricas." [The Sun (1963)]. Y Eddington también escribió al efecto: "Si no hay otra salida posible tendremos que suponer que el espectro de línea radiante de las estrellas se producen por descargas eléctricas, similares a las que producen los espectros de línea radiante en un tubo de vacío" [1926] .

Un error fundamental es que a los estudiantes se les enseña que la conductividad del plasma en el espacio es tan alta que cualquier campo eléctrico se puede establecer a cero. Pero la experiencia de las descargas gaseosas muestra que las corrientes y los campos eléctricos de plasma son importantes. Doquiera que miremos en el espacio nos encontramos con campos magnéticos, que son el resultado de corrientes eléctricas. Y si esto no es así, como puntualizó Hannes Alfvén, sólo hay que tratar con el viento solar en forma de gas magnetizado, que es el enfoque convencional. Alfvén demostró que el 'viento' solar debe ser una corriente "oscura" que fluye en un circuito entre el Sol y su entorno galáctico. Lo más importante es que el campo eléctrico, con la enorme cantidad de plasma dentro de la heliosfera, no es cero, sino infinitamente pequeño, apenas suficiente para acelerar los protones del "viento" solar lejos del Sol, y después invertir la dirección para llevar el viento solar misteriosamente a lo alto del límite de la heliosfera, o "cátodo virtual' de la descarga solar. El último descubrimiento al respecto fue una sorpresa total. "Ya no existe ninguna guía sobre lo que constituir una salida del Sistema Solar y dentro de la galaxia." [S. Krimigis, Nature 489:21, 2012].


- La ciencia en un 'punto de inflexión' (1) .
- La ciencia en un 'punto de inflexión' (2) .
- La ciencia en un 'punto de inflexión' (3) .
- La ciencia en un 'punto de inflexión' (4) .

- Imagen 1) Una red de 27 estrellas formando filamentos sacados de las observaciones de Herschel de la IC 5146 molecular cloud. Credit: D. Arzoumanian et al. Imagen 2) nebulosa M29 .
.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales