Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » De la economía a gran escala a la más óptima pequeña escala

Referencia: EurekAlert.org .
Contacto: Evan Nowell, 2 noviembre 2012

Durante décadas, el "cuanto más grande mejor" ha sido el camino convencional de la eficiencia en las industrias que van desde el transporte hasta la generación de energía. Los alimentos, antes cultivados en pequeñas parcelas familiares, ahora vienen en su gran mayoría de las granjas industriales. Los buques que transportaban 2.000 toneladas de carga han sido sustituidos por modernos buques portacontenedores, que habitualmente transportan 150.000 t. Pero ahora, una nueva investigación muestra que, estamos en la cúspide de un cambio radical de la gran construcción a la pequeña construcción, un cambio que tiene profundas consecuencias para ambos establecimientos y para las industrias emergentes.

Muchos sectores industriales están acercándose, si no han llegado ya, a un punto de inflexión en el que la eficiencia de un tamaño unitario está siendo sustituida por la eficiencia de los números, según el reciente estudio realizado por Garrett van Ryzin, el profesor Paul M. Montrone de la Private Enterprise at Columbia Business School, Caner Göçmen, candidato de la Columbia Business School y Eric Dahlgren y Klaus S. Lackner de la Columbia University's School of Engineering and Applied Science. En lugar de confiar en las grandes unidades de producción, por ejemplo, las grandes centrales térmicas, las industrias se pueden beneficiar de un cambio hacia una serie de pequeñas unidades modulares de producción que pueden implementarse en un solo lugar o distribuidas en muchos lugares, por ejemplo, los paneles fotovoltaicos (FV) montados para servicios públicos.

La sabiduría convencional sostiene que el costo de capital por unidad de capacidad desciende con un mayor tamaño de la unidad. Y otras eficiencias del tamaño de la unidad surgen de la capacidad de los fabricantes para repartir los componentes fijos de los costes de producción, así como de factores tales como el trabajo del operador y los costes de diseño. Este enfoque alternativo para el diseño de infraestructuras ofrece nuevas posibilidades para reducir costes y mejorar el servicio, hallaron los investigadores.

Los autores identifican tres fuerzas motrices que subyacen a este cambio. Primero, las nuevas tecnologías de computación, sensores y comunicación hacen que sea posible un alto grado de automatización a un costo muy bajo, eliminando en gran parte el ahorro de trabajo de las unidades de gran tamaño. En segundo lugar, la producción en masa de muchas pequeñas y estandarizadas pueden lograr ahorros de costo de capital comparables, e incluso superiores, a las obtenidas mediante las unidades de gran tamaño. Y tercero, la tecnología de unidades a pequeña escala proporciona una flexibilidad significativa, un beneficio que ha sido ampliamente ignorado en esa carrera hacia una escala cada vez mayor con la que reducir significativamente la inversión y los costos operativos.

Esta tendencia, observable de manera incipiente en diversas industrias, que van desde pequeños reactores nucleares modulares, las plantas de cloro y los sistemas de energía de biomasa hasta los centros de datos, está dando lugar a una transformación de la grande a la más óptima escala pequeña, según descubrieron los autores en su estudio. El cambio refleja una revolución parecida a la que se inció hace treinta años en la industria de las supercomputadoras. El enfoque tradicional para producir una mayor capacidad y a una mayor velocidad en la computación fue la de construir máquinas especializadas cada vez más potentes, con una capacidad de procesamiento siempre creciente. Esto llegó a su fin a mediados de la década de 1990, cuando resultó más barato emplear procesadores producidos en masa y de alta capacidad de memoria en la industria creciente del ordenador personal. Pronto, concluyen los investigadores, muchas más industrias aprenderán a "pensar en pequeño" y así aprovechar los beneficios de este nuevo paradigma de la producción.



- Fuente: Columbia Business School .
- Dirigido por Dean Glenn Hubbard, el profesor Russell L. Carson, de Finanzas y Economía en la Escuela de Negocios de Columbia, está a la vanguardia de la gestión educacional para un mundo que cambia rápidamente.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales