Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Los "catadores" tienen mayor inmunidad

Referencia: LiveScience.com .
Trevor Stokes, 8 octubre 2012

Las personas que encuentran las coles de Bruselas insoportablemente amargas también pueden encontrarse con un alza en su salud debido a su agudo sentido del gusto. La capacidad de saborear el amargo puede estar relacionada con una mayor capacidad para combatir las infecciones respiratorias bacterianas.

Se pensaba que los receptores del sabor amargo, tradicionalmente, se hallaban sólo en la lengua; sin embargo, una nueva investigación muestra que estos receptores también se encuentran en el revestimiento de las cavidades nasales y  paranasales. Además, el estudio ha demostrado que estos receptores están implicados en la activación de la protección del sistema inmune contra las infecciones bacterianas comunes.

Los receptores funcionan como "un sistema de detección precoz", que avisa al sistema inmune sobre los invasores bacterianos para que active las defensas del organismo, señalaba el autor del estudio, el Dr. Noam Cohen, director de investigación rinológica en la Universidad de Pensilvania.

Pero, no todos se benefician de estos receptores: casi un tercio de la gente en Europa y EE.UU. no tienen la versión específica del gen del receptor de gusto amargo, llamado TAS2R38, que activa la respuesta inmune.

Los resultados podrían conducir a nuevas formas de tratar a los casi 1 de cada 10 personas en EE.UU. que padecen rinosinusitis crónica, una enfermedad de los senos constantemente inflamados e hinchados, dijeron los investigadores.

Los hallazgos se presentaron el 8 de octubre en el Journal of Clinical Investigation.

Un resultado agridulce

En su estudio, los investigadores hicieron crecer las células en placas de laboratorio, para que formaran estructuras que se asemejan el revestimiento multiple de la nariz y los senos, y así probar cómo los receptores amargos afectan a las etapas iniciales del proceso de infección. Los resultados mostraron que las sustancias químicas producidas por las bacterias comunes, la Pseudomonas aeruginosa activan el receptor amargo TAS2R38, e originaron que los cilios, parecidos a pelos, que recubren los senos paranasales, empezaran a barrer intrusos microbianos. La activación también resultó en una liberación dentro los senos del óxido nítrico, que mata a las bacterias.

Los investigadores reseñaron que estaban mirando sólo uno de los 25 receptores amargos. No está claro si los otros receptores pueden afectar al sistema inmunológico, o cuántas bacterias pueden poner sobreaviso al sistema de alerta.

En el pasado, los investigadores utilizaban el químico feniltiocarbamida (PTC) para identificar a la gente con receptores funcionales del amargo. Aquellos que podían degustar el PTC se clasificaban como catadores, son los que les funcionan los receptores amargos, y no eran catadores aquellos que no pudieron degustar dicha sustancia química, ya que carecían de estos receptores.

La gente que diría que las coles de Bruselas tienen sabor amargo es probable que sean catadores, que tiene receptores sensibles al gusto amargo, dijeron los investigadores.

Los nuevos hallazgos también sugieren que los catadores pueden tener un mayor riesgo de sinusitis crónica, y que los no catadores tienen más infecciones respiratorias superiores. Al analizar muestras del tejido nasal de los pacientes que se habían sometido a cirugía, relacionada con problemas de sinusitis, descubrieron que ninguno de los 11 catadores tenían bacterias Pseudomonas en sus tejidos, mientras que siete de cada 20 no catadores tenían infecciones.

¿Puede una test de sabor decir con qué frecuencia puede enfermar la gente?

Esta investigación podría conducir a una prueba prácticamente sin coste, capaz de distinguir de los catadores más susceptibles de los no catadores, señaló Thomas Finger, co-director del Rocky Mountain Taste y Smell Center, que no participó en la investigación.

Los nuevos hallazgos también sugieren que ciertos compuestos amargos podría ser utilizado para activar el sistema inmune . Por ejemplo, se podría utilizar un spray nasal amargo para evitar una infección en las primeras etapas, dijo Finger. No obstante, este tipo de terapias aún son muy lejanas.

Más tarde, los investigadores analizaron si la genética juega un papel en las respuestas de la gente a los tratamientos de sinusitis, añadió Cohen.

La capacidad para detectar alimentos amargos puede estar relacionada con una respuesta aumentada del sistema inmune a ciertas bacterias.


- Fuente: MyHealthNewsDaily ,
- Imagen:  Shutterstock .
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales