Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Cúmulos rojos

Referencia: ThunderBolts.info .
Por Stephen Smith, 18 de octubre 2012

Según la teoría, la luz de los cúmulos globulares remotos debe ser azul, cuanto más lejos se mire atrás en el tiempo.

Parece como si cada nueva observación del Telescopio Espacial Hubble o del Observatorio Chandra de rayos X añade más certeza a la teoría del Universo Eléctrico. Los descubrimientos de los grupos de investigación, sin embargo, que están en constante búsqueda de nuevas entidades estelares o de peculiares galaxias están obligados a fijar nuevas componendas a las teorías existentes. Ahora los astrónomos se enfrentan a una nueva observación que están "luchando por explicar".

Un comunicado de prensa del equipo del Hubble declara que hay cúmulos de estrellas orbitando otra galaxia a más de mil millones de años luz de distancia, que no se comportan como el entendimiento convencional sugiere, en lugar de ser azul blanquicino son de color rojo.

Los científicos usan una vara de medir para el Universo que se basa en la expansión de una explosión primordial, creen que cuanto más lejos parezca que estén viendo en el espacio, más cerca están del principio del Universo. Dado que los objetos situados a una distancia de 1,2 mil millones de años luz, suponen un tiempo equivalente, la expectativa es que las estrellas que se observan a esa distancia deben ser jóvenes, casi al principio de su vida, con fuentes ricas en combustible de hidrógeno. En ese caso, las estrellas deben estar muy calientes y azules, de radiante alta frecuencia de rayos X y una extrema luz ultravioleta.

Los cúmulos globulares se hallan normalmente en un halo alrededor de los núcleos galácticos. Se piensa que estas estructuras han sido atraídas por la gravedad de la galaxia debido a que muchas de ellas tienen la apariencia de antigüedad, o sea, que tienen una gran población de estrellas rojas que se supone que son estrellas viejas. Algunas teorías especulan que los cúmulos podrían haber sido expulsados de una galaxia huésped, o que se formaron conjuntamente con una galaxia huésped.

Nadie puede estar seguro, pero la proporción de estrellas azules y de estrellas rojas, se utiliza comúnmente para indicar la edad general de un cúmulo con respecto a otros cúmulos globulares similares. Sin embargo, tal como apunta el comunicado del Hubble, muchos de estos cúmulos de alguna remota galaxia están repletos de estrellas que parecen demasiado rojas para que sean jóvenes.

Según Jason Kalirai, de la Universidad de California, en Santa Cruz, descubrieron 195 cúmulos en la galaxia con, tal vez miles de estrellas, demasiado oscuras para ser así en esos momentos. Dado que los modelos actuales se basan en los principios descritos anteriormente, lo que no esperaban es que los cúmulos estelares fuesen un 20% más rojos de lo previsto. En una evaluación del descubrimiento, Kalirai lo explica diciendo que, podría tratarse de una población inesperadamente rica en metales de los cúmulos globulares, o que los modelos estelares son incorrectos. Aunque se trata de la franca admisión de un investigador honesto, hay la tercera posibilidad, y es que la teoría es simplemente incompleta y no incorrecta.

Como ha mencionado en un anterior artículo, el Dr. Donald Scott, en su libro “The Sky Electric”, demostraba cómo el diagrama de Hertzsprung-Russell de la evolución estelar puede ser mejorado mediante la adición de otra escala para el eje horizontal, “Current Density at the Star’s Surface”. Esto significa que la forma de las estrellas que aparece cuando se ven a través de los telescopios ópticos o los detectores de rayos X, no depende de la edad ni la distancia, sino de la cantidad de energía que fluye en la estrella desde su entorno circundante. Cuanto mayor sea la corriente eléctrica, más caliente y brillante aparecerá la estrella.

La evolución estelar se supone que sigue un camino que depende de cómo las distintas etapas de fusión termonuclear transforma el hidrógeno en elementos más pesados. Que la masa de una estrella y su espectro contribuye a la comprensión de su edad, se debe a la relación entre los diferentes elementos, que se supone dan una idea de cuánto tiempo tardó dicha estrella en convertir su masa original en los demás elementos.

Como las estrellas acumulan los elementos más pesados ​​en sus núcleos, ellos fluctúan por salir cuando las temperaturas cambian, debido a cambios que se dan en las reacciones de fusión. Se vuelven rojas como en una fase terminal, porque la atmósfera se expande y el flujo se expande sobre un área más grande, entonces se vuelven amarillas o blancas otra vez, conforme otros elementos comienzan a fundirse en átomos ​​aún más pesados. Sin embargo, otro de los miembros del equipo del Hubble es citado, diciendo, "Es posible que haya algo sobre la evolución estelar que no entendemos". La ironía de esa declaración habla por sí misma.

La mejor explicación convencional que se ha producido, en este punto, es que hay alguna nube intermedia de material que actúa como filtro, absorbiendo la luz azul. Dado que los cúmulos de estrellas que se encuentran a tales distancias, y son tan débiles, en principio las estrellas más azules podrían estar ocultas tras las nubes.

Como ya escribió Don Scott:

"En el modelo Eléctrico, quizás el factor más importante en la determinación de las características de cualquier estrella, es la fuerza de la densidad de corriente en amperios por metro cuadrado (A/m^2) medido en la superficie de esa estrella. Si la entrada de la densidad de corriente aumenta en una estrella, las descargas de arco sobre su superficie (penachos fotosféricos) serán más calientes, cambian de color (lejos del rojo, hacia el azul), y más brillante. El brillo absoluto de una estrella, por lo tanto, depende de dos cosas:. La fuerza de la densidad de corriente que incide en su superficie y el tamaño de la estrella (su diámetro)."

Así que, en realidad, el equipo de investigación del Hubble no ha descubierto nada que sea particularmente fuera de lo común. Las estrellas de los cúmulos globulares obedecen a otro aspecto de las energías cósmicas que impregnan el universo: la electricidad. Es posible que no estén tan lejos como parecen, que no sean tan antiguas como el equipo piensa, ya que no se comportan de acuerdo con la gravedad y las teorías de corrimiento al rojo, sino de acuerdo con las teorías de la cosmología del plasma.


- Imagen: Cúmulo globular M4. Credit: NOAO/AURA/NSF
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales