Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Personalizar la administración de litio

Referencia: AlphaGalileo.org, 21 de septiembre 2012


El litio es un fármaco para el tratamiento del trastorno bipolar, sin embargo no todo el mundo responde de la misma manera. Un nuevo estudio publicado en BioMed Central Biology, en el journal Biology of Mood & Anxiety Disorders, ha encontrado que esto es cierto sólo en los niveles de activación de genes, especialmente en la activación o represión de genes que alteran el nivel de la apoptosis (muerte celular programada). 

Concretamente, la BCL2, conocida por ser importante por los efectos terapéuticos del litio, no aumentó en aquellos que no respondieron al litio. Esto se pudo comprobar en la sangre de los pacientes a las cuatro semanas de tratamiento.

Un equipo de investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad de Yale, midieron los niveles cambiantes de actividad de los genes en la sangre, de veinte sujetos adultos con depresión y trastorno bipolar, antes del tratamiento y cada quince días después de comenzar el tratamiento con carbonato de litio.

Durante las ocho semanas de tratamiento, no se encontraron diferencias claras en los niveles de expresión génica entre los que respondieron (se usó de medida la Hamilton Depression Rating Scale) y los que no respondieron al litio. El Dr. Robert Beech, quien dirigió este estudio, explicó: "Hemos hallado 127 genes que tenían distintos patrones de actividad (de arriba o abajo) y la vía de señalización celular más afectada fue la que controlaba la muerte celular programada (apoptosis)."

Para las personas que respondieron al litio, los genes que protegen contra la apoptosis, incluyendo la BCL2 y IRS2, estaban reguladas hacia arriba, mientras que aquellos que promovían la apoptosis se regulaban hacia abajo, incluyendo la BAD y la BAK1.

La proteína codificada por BAK1 puede abrir un canal de aniones en las paredes mitocondriales que conduce a la pérdida del contenido mitocondrial y a la activación de las vías de muerte celular. Se han visto daños similares a esto en la corteza prefrontal del cerebro de los pacientes con trastorno bipolar. La proteína BAD se cree que promueve la actividad del BAK1, mientras que la BCL2 se enlaza con la BAK1 y evita su capacidad para unirse al canal.

El Dr. Beech continuó explicando que, "este cambio positivo en la regulación de la apoptosis del litio de los que respondieron, fue medible pasadas cuatro semanas después del inicio del tratamiento, mientras que en los que no respondieron se produjo un cambio medible en la dirección opuesta. Parece, pues, que el aumento de expresión de la BCL2 y los genes relacionados son necesarios por los efectos terapéuticos del litio. La comprensión de estas diferencias en la expresión de genes puede conducir hacia un tratamiento personalizado para el trastorno bipolar en el futuro."



- En e artículo original está el enlace en .pdf del estudio original.
- Fuente: BioMed Central Limited.
- Publicación: Increased ratio of anti-apoptotic to pro-apoptotic Bcl2 gene-family members in lithium-responders one month after treatment initiation, Lori Lowthert, Janine J Leffert, Aiping Lin, Sheila Umlauf, Kathleen Maloney, Anjana Muralidharan, Boris Lorberg, Shrikant Mane, Hongyu Zhao, Rajita Sinha, Zubin Bhagwagar and Robert D Beech, Biology of Mood & Anxiety Disorders 2012, 2:15 doi:10.1186/2045-5380-2-15.
.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales