Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Para una medida de la conciencia

Referencia: NewScientist.com ,
Autor: Mark Pagel, 10 de agosto 2012


Phi, el encantador libro de Giulio Tononi, es un relato de la conciencia que confirma su estilo de escritura netamente italiano. Sin embargo, mientras que Dante tenía el poeta Virgilio para guiarle en su viaje a través de los círculos del infierno de la Divina Comedia, el anciano viajero Galileo de Tononi, se basa en la experiencia de tres grandes mentes científicas. En su viaje a la naturaleza de la conciencia, está dirigido por un personaje como Francis Crick, que pasa por ser Alan Turing y, finalmente, Charles Darwin.

¿Está intentando Tononi decirnos que la inmensa ciénaga filosófica de la conciencia —qué es, dónde reside, cómo se origina desde un cerebro puramente físico—, es una especie de infierno? Y, al igual que en el infierno, ¿es un estudio científico y filosófico de la conciencia que nos sitúa en un lugar del que muy pocos regresan?

A pesar de haber adquirido una comprensión mucho mayor de las estructuras físicas, químicas y neuronales del cerebro, parece que hemos avanzado muy poco respecto a los antiguos griegos en la comprensión subjetiva de esta característica misteriosa de nuestra existencia.

Sigue siendo el caso, por ejemplo, de que cada uno de nosotros sepamos que tenemos una conciencia, pero nadie puede estar seguro de que alguien más la tenga. Consciente de ello, Tononi, neurocientífico de la Universidad de Wisconsin-Madison, evita las trampas habituales y expone una teoría computacional que describe la conciencia como el surgimiento de una "información integrada", una cantidad denotada con la letra griega Φ (Fi) de su título.

Imagínalo de esta manera: Una cámara digital que tiene una capacidad de memoria prodigiosa, pero sus millones de píxeles nunca "ven" una foto. Tu mente puede porque tu cerebro construye de forma activa los escenarios, cuadros y percepciones más simples desde unas entradas integradas en miríadas de circuitos especializados. Así pues, Φ es una medida de integración.

El enfoque de Tononi puede explicar algunos curiosos fenómenos de la conciencia. ¿Por qué perdemos la conciencia cuando dormimos? Se diría que este es un momento en el que la información de los circuitos especializados del cerebro ya no está integrada. ¿Por qué los ataques cerebrales están asociados con la pérdida de la conciencia? De nuevo, estos ataques parecen estar bloqueando el intercambio de información compleja.

Estas ideas nos acercan a comprender qué es la conciencia, porque si Tononi está en lo correcto, se podría, en principio, medir diferentes grados de conciencia entre distintas personas, o incluso entre distintos organismos; por ejemplo sobre los dementes, esos famosos temas de debates sobre la conciencia. ¿Estamos más cerca de saberlo? Todavía no, parece, pero quizás ahora Tononi, al menos, tiene a estudiantes  de la conciencia que viajan camino de ese paraíso.


- Libro: Phi: A voyage from the brain to the soul .
- Autor: Giulio Tononi. Edit. Panteón. (Fi: Un viaje del cerebro al alma).

- Artículo original: "How to measure consciousness" .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales